C/Santiago Rusiñol nº4 28040 Madrid
91 571 81 13

Dietética y nutrición

Control de peso

Sobrepeso y consecuencias.

El sobrepeso y en su máxima expresión la obesidad, en muchas ocasiones, no sólo es debido a una irregularidad alimentaria, si no que con frecuencia esconde una patología que hay que tratar y regular.

El exceso de peso en sí mismo puede ser el causante de multitud de patologías, entre ellas la más importante es el síndrome metabólico o de resistencia a la insulina.

Este síndrome metabólico puede originar el bloqueo de la pérdida de peso y ocasionar patologías como exceso de colesterol y triglicéridos, aumento de tensión arterial, problemas cardiovasculares, etc.

Con el control alimentario adecuado, si se trata de forma tempranase puede revertir este Síndrome metabólico antes de que evolucione a una patología crónica como la diabetes, por agotamiento de la función pancreática, entre otras.

Por ello en el Centro Médico Rusiñol, situado en Madrid, consideramos que es básico, ante un problema de sobrepeso, realizar un estudio integral de la persona, en la que se estudie, no sólo sus hábitos alimenticios y actividad física, si no también hay que realizar un estudio analítico para descartar patologías ocultas que pudiera originar el exceso de peso o posibles enfermedades causadas por el aumento de peso.

 

Protocolo de estudio nutricional 

Nuestro protocolo que se realiza para cada paciente, cuando se realiza el estudio nutricional es el siguiente:

  • Historia clínica completa

Revisión analíticaPérdida de peso

  • Análisis del metabolismo basal y composición corporal
  • Estudio antropométrico
  • Test de alergia alimentaria (según el paciente)
  • Estudio genético ( si es preciso)

En las formas más comunes de obesidad, cuando se ha descartado otros factores desencadenantes, se estudian los factores de alergia alimentaria y  los factores genéticos que participan en la predisposición a ganar peso que tiene cada persona .

El estudio genético proporciona una valiosa información en la que apoyar un diagnóstico exacto y se realiza una sola vez en la vida.

Todo ello nos permite elaborar en cada caso un diagnóstico médico y, basado en él, pautar a cada paciente en particular el tratamiento dietético adecuado.

El continuo contacto con el médico en revisiones y controles periódicos, nos permite tener y ofrecer información detallada de su evolución.