Antienvejecimiento, prevención, información y tratamientos de medicina estética para rejuvenecer la piel y acabar con las arrugas.

Entradas

Ácido hialurónico para rellenar arrugas

Para rellenar las arrugas uno de los tratamientos estrella es la aplicación de ácido hialurónico, pero sabes ¿cuándo es oportuno aplicarte este tratamiento? ¿Conoces los resultados que obtendrás? ¿Te interesa el precio y la duración de este tratamiento estético? Veamos esto y más a continuación.

¿Cuándo rellenar las arrugas con ácido hialurónico?

Para empezar, debemos resaltar que el ácido hialurónico está indicado en aquellos casos en los que se requiera recuperar volumen de una forma natural en diferentes tipos de depresiones cutáneas como arrugas y cicatrices.

Las arrugas pueden rellenarse desde su primera aparición, y de acuerdo a su profundidad, se empleará un tipo de ácido hialurónico u otro, pudiendo ser relleno sin volumen en caso de arrugas finas u otro con volumen para surcos y pómulos.

Hay que resaltar que el ácido hialurónico cuenta con otro beneficio muy importante: rehidrata la piel y estimula la producción de colágeno por la piel, por lo que dentro de un rejuvenecimiento facial siempre es preferible un rejuvenecimiento integral en el rostro antes que centrarse en una sola zona.

Resultados y duración

Lo que más preocupa a nuestros pacientes son los resultados que van a obtener tras rellenar las arrugas con ácido hialurónico. Es importante decir que el tratamiento es prácticamente indoloro y para ello se aplica previamente un gel anestésico que minimiza la sensibilidad de la zona a tratar.

Tras un diagnóstico previo donde analizaremos las necesidades de la piel de cada paciente podremos prescribir qué tipo de ácido hialurónico utilizar así como las sesiones que serán necesarios para alcanzar el resultado esperado, sin dejar de lado la naturalidad.

¿Cuánto dura el efecto del ácido hialurónico?

Esta es otra duda que surge entre nuestros pacientes, la duración de los resultados del ácido hialurónico. Para responder a esta pregunta, hay que destacar que no todas las pieles son iguales, los cuidados post aplicación también influyen en la duración, así como la edad. Su duración puede oscilar entre 6 y 18 meses aproximadamente.

Del mismo modo, se recomienda hacer tratamiento de mantenimiento entre 6 y 12 meses, con el fin de preservar los resultados obtenidos.

Precio de la aplicación de ácido hialurónico

La aplicación del ácido hialurónico se realiza por sesiones, cada una tiene un coste de 450 euros, si la aplicación es combinada con Botox tiene un coste de 700 euros.

En Centro Médico Rusiñol somos especialistas en medicina médico-estética con tratamientos que combinan las distintas disciplinas para conseguir unos óptimos resultados.

Hilos tensores para cuello: Tratamiento y resultados

En muchas ocasiones, cuando nos tratamos del envejecimiento nos olvidamos de la zona del cuello y escote. Una zona olvidada y muy importante donde más se pueden apreciar tanto las arrugas como la flacidez. De esta forma, en este post hablaremos sobre los hilos tensores para el cuello. Un tratamiento médico-estético no invasivo con el que rejuvenecer esta zona.

¿En qué consiste el tratamiento de hilos tensores?

El tratamiento de hilos tensores es considerado como la respuesta idónea ante los problemas de flacidez facial. Consiste en la aplicación de hilos sintéticos bajo la piel, con el propósito de conseguir un efecto de elevación y tensado.

Esta técnica es capaz de estimular los tejidos internos, reafirmando la piel y corrigiendo la flacidez. Su aplicación es sencilla, rápida y no requiere de ningún tipo de incisiones. Además, se trata de un material reabsorbible y por tanto no produce alergias ni rechazos.

¿Cuándo y dónde aplicarlo?

Al tratarse de un tratamiento estético ideado para los principales signos del envejecimiento, su aplicación es recomendable para pacientes a partir de 35-40 años que empiezan a notar arrugas incipientes y flacidez facial.

Por su parte, los hilos tensores pueden aplicarse tanto en la zona facial como en la corporal. A nivel facial, este tratamiento es capaz de definir línea mandibular, reducir papada, tensar mejillas, definir el rostro, atenuar las arrugas del cuello y escote, y mucho más. En cuanto a los hilos tensores en el área corporal, esta técnica es aplicable para la flacidez de los brazos, abdomen, glúteos y rodillas.

Tratamiento de hilos tensores en el cuello

Como hemos dicho anteriormente, normalmente, la zona del cuello es de las más olvidadas tanto en tratamientos dermocosméticos como médico-estéticos. Incluso, solemos olvidar esta zona al aplicar fotoprotector, incrementando las posibilidades de afectar aún más la piel. Sin embargo, cuando la flacidez y la acumulación se vuelve demasiado evidente, es momento de buscar una solución.

La aplicación de hilos tensores en el cuello es capaz de mejorar el aspecto de la piel y ponerle fin a las arrugas finas debidas a la pérdida de tono de la piel. Normalmente, se utiliza una crema anestésica en el área para poder aplicar los hilos. Se puede aplicar en todo el cuello, haciendo mucho más énfasis en la zona central donde más se evidencian los primeros signos de envejecimiento.

Resultados

No cabe duda que los hilos tensores son capaces de darle un aspecto más joven y fresco a la zona del cuello. Su uso es ideal para favorecer la producción y actividad del colágeno y elastina en la piel, creando un efecto de tensado prolongado. Los resultados de este tratamiento pueden durar entre 1 año y 18 meses de forma visible.

Si te interesa probar esta técnica, en Centro Médico Rusiñol, Clinica de Medicina estética situada en Madrid, contamos con una larga trayectorias en medicina estética capitaneado por la Dra. Mª Ángeles López Marín. Reserva tu cita sin compromiso en el 676 043 524.

Peeling químico antes y después Hoy vamos a hablar del peeling químico y el antes y después para que puedas ver para qué usamos dicho tratamiento así como los resultados que se consiguen con él.

¿En qué consiste el peeling químico?

En Centro Médico Rusiñol, empleamos la técnica del peeling químico como un tratamiento ideal para limpiar la piel facial y atenuar las imperfecciones, manchas, acné e incluso, arrugas superficiales. Consiste principalmente, en la exfoliación de las capas superficiales de la piel con la ayuda de una sustancia química.

En nuestra técnica, empleamos una combinación de FENOL y  el TCA (Tricloroacético), ambos son químicos capaces de estimular la producción de colágeno y elastina por parte de los fribroblastos de la piel. Como resultado, no sólo se renueva las capas de la piel, sino que además, aporta firmeza y aumenta su elasticidad.

Peeling químico antes y después: Resultados

El peeling químico es un tratamiento indicado para renovar la piel afectada por diferentes afecciones como manchas, cicatrices, arrugas finas, poros abiertos y acné. En pocas palabras, es una técnica empleada siempre que se quiera homogenizar el aspecto de la piel, y obtener un aspecto más fresco y saludable.

Generalmente, este procedimiento es ideal para casi cualquier paciente. Sin embargo, es necesario realizar una valoración previa de la piel para determinar su estado y el factor principal a corregir. De este modo, se escoge el tipo de producto a utilizar para conseguir los mejores resultados. El peeling que empleamos en Centro Médico Rusiñol consigue resultados de forma inmediata. Una vez finalizado el tratamiento, la piel consigue un tono más homogéneo, con poros cerrados, arrugas menos visibles y por supuesto, más terso y firme.

Precios

En Centro Médico Rusiñol, contamos con diferentes técnicas de peeling químico para adaptarse a cualquier necesidad.

  • Peeling con retirada de pieles y crema para casa: en promoción limitada 220€ 240€

Si quieres renovar el aspecto de tu rostro, no dudes en reservar cita en nuestra  clinica de medicina estética situada en Madrid. Llámanos al 676 043 524   y tras una valoración de tu piel, te pautaremos el mejor tratamiento según tus necesidades.

Flacidez facial: Causas y tratamientos A medida que el tiempo avanza y los síntomas de vejez comienzan a ser visibles, la flacidez facial comienza a aparecer. Con el paso de los años, la piel comienza a perder la elasticidad y el volumen. En consecuencia, el descolgamiento aparece y la flacidez facial comienza a apoderarse por completo del rostro.

Para tratar la flacidez facial, en Centro Médico Rusiñol contamos con los mejores tratamientos para recuperar toda la elasticidad perdida. A continuación, vamos a ver  más sobre la flacidez facial, sus causas y posibles tratamientos.

Causas de la flacidez facial

El paso del tiempo es sin lugar a dudas, la principal causa de aparición de la flacidez en el rostro. Sin embargo, existen muchas otras razones que contribuyen a que esta condición estética se haga cada vez más visible.

  • Genética: nuestros patrones genéticos son otros de los posibles causantes de que el envejecimiento en el rostro sea prematuro.
  • Exposición solar: el exceso de exposición al sol sin la protección necesaria, provoca que la piel se deshidrate y pierda su elasticidad.
  • Alimentación: sin los nutrientes y vitaminas necesarios en nuestra dieta, la flacidez facial puede aparecer antes de lo esperado.
  • Ritmo de vida: en ocasiones, el ritmo de vida también puede marcar una gran diferencia en cuanto a la aparición de la flacidez facial. Una rutina acelerada, puede generar mucho estrés afectando de manera negativa la regeneración de nuevas fibras de colágeno y elastina.

Tratamientos para deshacernos de la flacidez facial

La flacidez facial, no es más que la principal consecuencia de la pérdida de elastina y colágeno en la piel. En Centro Médico Rusiñol, contamos con los mejores tratamientos capaces de devolver a nuestros pacientes la apariencia de juventud que solían tener.

  • Carboxiterapia: mediante la aplicación de CO2 en el rostro, es posible conseguir la transformación estética que tu piel necesita. Esta técnica es capaz de estimular la circulación sanguínea, así como la producción natural del colágeno y elastina incrementando la elasticidad y firmeza en la piel.
  • Acido hialurónico: otro tratamiento ideal para devolver la producción de colágeno y elastina perdida al rostro, es la infiltración de ácido hialurónico en la piel. Es un tratamiento rápido, indoloro y capaz de reabsorberse por si solo por el organismo, ya que es una sustancia producida de forma natural por el cuerpo.
  • Radiofrecuencia: se trata de uno de los tratamientos médico – estéticos más populares para tratar la flacidez facial. Consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas para elevar la temperatura de los tejidos, y estimular las funciones fisiológicas de la piel.

En Centro Médico Rusiñol, clinica de medicina estética situada en Madrid, contamos con los mejores tratamientos faciales y corporales. Llámanos al 676 043 524  para que podamos valorar tu piel y llevar a cabo el tratamiento más apropiado.

Manchas del sol en la cara: Cuidados y tratamientos para eliminarlas Sentir los rayos solares recorrer nuestro rostro un día de verano, es un placer que solo unos pocos meses al año podemos disfrutar. Sin embargo, sin los cuidados necesarios, la exposición solar excesiva y sin protección puede acarrar la aparición de manchas del sol en la cara.

En Centro Médico Rusiñol, clinica de medicina estética situada en Madrid, vamos a ver los cuidados y tratamientos necesarios para acabar con uno de los problemas más comunes tras el verano.

Cuidados para evitar manchas del sol en la cara

Normalmente, se piensa que para evitar las manchas en la cara a causa del sol es suficiente con no exponerse a los rayos solares. Sin embargo, con los cuidados necesarios, es posible disfrutar del sol y del verano de manera saludable.

Por ello, a continuación veremos los cuidados más importantes para evitar las manchas del sol en la cara.

Utiliza un buen fotoprotector

Lo más importante es hacerte con un buen fotoprotector que cuente con protección ante los rayos UVA y UVB. Estos últimos sobre todo, tienen mucha más incidencia en el verano.

¡No te olvides de los accesorios!

Utilizar gorras, sombreros o cualquier otro tipo de complemento en cuanto a tu vestimenta, es ideal para evitar la proliferación de manchas solares. Trata de acompañar tu días de verano con alguno de estos accesorios, en especial, en las actividades al aire libre y en las horas más soleadas.

Evita  los perfumes 

Estos productos son considerados fotosensibilizantes, por lo que se recomienda evitar su uso al exponerse al sol. Son capaces de multiplicar los efectos del sol en la piel, sobre todo los que contienen aceites esenciales, colorantes, y fragancias en general.

Tratamientos para eliminar las manchas solares

Para eliminar manchas en la piel a causa del sol, existen algunos tratamientos médico-estéticos que pueden funcionar a la perfección. En Centro Médico Rusiñol, contamos con los mejores tratamientos estéticos para este tipo de problemas.

  • Fototerapia: es ideal para regularizar la producción de melanina, y evitar la reaparición de manchas en la zona facial. Trata la capa basal de la piel, y consigue mantener sus resultados.
  • Peeling: con solo 1 a 3 sesiones es posible conseguir el efecto deseado. Trata específicamente la eliminación de manchas difusas.
  • Láser: con el uso del láser KTP de QMAX con tecnología OPTPflex, consigue eliminar las melanodermias en tan solo una sesión, y lo mejor, sin causar daños a la piel.

Si estás pensando en deshacerte de esas manchas faciales producidas por el sol, pídenos cita en el 676 043 524 para que podamos valorar tu caso y llevar a cabo el mejor tratamiento para ti.

Bótox en la frente: ¿En qué consiste y cuál es su duración? Las arrugas son esos detestables pliegues de piel que aparecen por motivos genéticos, hormonales, de estrés o simplemente, debido al inclemente paso del tiempo en nuestra piel. Hoy en día, existe un sinfín de tratamientos para acabar con estas imperfecciones y por ello hoy vamos a hablar del botox en la frente, una de las zonas más comunes para la aparición de arrugas, con la ayuda de la toxina butolínica.

¿Qué hace el bótox?

Las arrugas que suelen aparecer en la frente, son clasificadas como arrugas de expresión ya que son producidos por la gesticulación al hablar. Generalmente, estos pliegues se forman por la contracción de los músculos. En pieles jóvenes, la piel es capaz de volverse lisa una vez que los músculos se relajan; mientras que en personas mayores, los músculos permanecen contracturados.

En consecuencia, los músculos se vuelven espásticos y pierden longitud dando paso a la aparición de las arrugas de gesticulación. La toxina botulínica (botox) actúa sobre el músculo contracturado con un efecto relajante sobre la zona donde se aplica.

¿Cuál es su objetivo al aplicar botox en la frente?

Las arrugas pueden llegar a convertirse en un gran problema para cualquiera, en especial, si se sitúan en una zona tan notoria del rostro como lo es la frente. El principal propósito del tratamiento del botox, es conseguir fabulosos resultados, haciendo que el paciente luzca mucho menos tenso, así como más joven y relajado al gesticular.

Y es que al contrario de lo que muchos piensan, la aplicación de botox en el rostro no es dañino para el cutis. Lo que sí es importante tener en cuenta, es que este procedimiento no es recomendado para todas las personas. Antes de realizar esta técnica, es necesario tener en cuenta las características de la piel del paciente, así como su edad y efectividad del producto.

¿Cuál es su duración?

En definitiva, el bótox aporta grandes resultados en el tratamiento de las líneas de expresión, sobre todo, en la frente. Los resultados de esta técnica suelen ser perceptibles entre 4 y 6 meses. No obstante, si se quiere alargar este periodo se requerirá un par de sesiones extra.

Si estás pensando en darle una apariencia más joven y fresca a tu rostro con la ayuda médico estética, no dudes en contactar con Centro Médico Rusiñol, clinica de medicina estética situada en Madrid.

Fotoprotección: ¿Cuál comprar y qué tener en cuenta? Estamos en verano, una época para tomar el sol y relajarnos mientras nos olvidarnos de todo, o bueno, casi todo. Y es que sin importar que haga frio o calor, es importante recordar usar la fotoprotección adecuada para tu piel para que la misma no sufra ningún tipo de daños.

Si te interesa saber cómo proteger la piel del sol este verano, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, te invitamos a conocer los aspectos más importantes en el momento de elegir tu fotoprotector.

Aspectos a tener en cuenta de un fotoprotector

Para nadie es un secreto que el sol proporciona un sinfín de beneficios para el cuerpo: refuerza el sistema inmunológico, incrementa la vitamina D e incluso, mejora el estado de ánimo. No obstante, la exposición continua a los rayos UV sin ningún tipo de protección puede acarrear ciertos efectos negativos a la piel.

La aparición de manchas, y el envejecimiento de piel son sólo dos de los muchos factores de riesgo que existen al no protegerse del sol. Por este motivo, no solo es importante utilizar fotoprotector, sino que además, es importante elegir uno que cumpla con las características necesarias para proteger tu piel adecuadamente. A continuación, te contamos los aspectos que todo buen fotoprotector debe tener.

Factor de protección solar (FPS) alto

El factor de protección solar (FPS) indica el tiempo que tarda una piel protegida en enrojecerse, en comparación a la piel desprotegida ante la exposición solar. Generalmente, se recomienda que el tipo de FPS a escoger se adapte al fototipo cutáneo del usuario, así como otros factores relacionados con la altitud, latitud y hora del día en la que la piel se expondrá a la radiación UVB.

Sin embargo, gracias a los recientes estudios sobre los efectos negativos del sol en la piel, el índice de protección alto (50+) se ha convertido en el más utilizado. Es importante recordar que el FPS solo indica la protección sobre los rayos UVB, y no contra los rayos UVA.

Protección contra rayos UVA

Como bien hemos mencionado, el FPS no lo es todo en el momento de adquirir un fotoprotector, pues este criterio solo se encarga del nivel de protección contra los rayos UVB. Por lo tanto, es conveniente que el fotoprotector también proteja contra los rayos UVA, los principales causantes del fotoenvejecimiento cutáneo.

Según lo que la normativa europea establece, la protección UVA de un fotoprotector debe ser igual o superior a 1/3 a la protección UVB. Los productos que cumplen con este requisito cuentan con el logo normalizado UVA en sus envases.

Consejos

Ahora bien, es probable que justo ahora te estés preguntando; ¿Tener el fotoprotector adecuado es suficiente para protegerme del sol? Pues la respuesta es no. Y es que además de contar con un buen protector solar, es necesario saber cómo y cuándo utilizarlo, así como algunas contraindicaciones al respecto.

A continuación, te dejamos unos consejos sobre el uso de tu fotoprotector.

  • Aplicar suficiente cantidad: lo recomendable es aplicar al menos 2 mg de producto por cm2 de la piel, esparciendo el producto de una forma generosa hasta que la superficie esté completamente empapada por este. También es importante extender el producto por todas las zonas, para proteger por completo el cuerpo.
  • Proteger al máximo las zonas del rostro: en los casos específicos de labios y párpados, la piel suele ser mucho más fina, por lo que proteger estas áreas aún más es la mejor decisión para evitar quemaduras. Utiliza un fotoprotector con alto FPS para la zona del contorno de ojos, así como un fotoprotector en barra para los labios.
  • Renueva la aplicación constantemente: normalmente, el roce con la toalla o el sudor, pueden arrastrar parte del producto de tu piel perdiendo cada vez más eficiencia. Por eso, es recomendable volver a aplicar una nueva capa de fotoprotectocar al menos cada 2 horas.
  • Evita las horas más soleadas: es recomendable evitar las horas más soleadas del día entre las 12 h y las 16 h, donde los niveles de rayos UVB son más altos y perjudicantes para la piel.

En Centro Médico Rusiñol, contamos con los mejores profesionales en estética y cuidado de la piel. Sigue nuestros consejos y mantén tu piel protegida del sol durante el verano.

Bolsas en los ojos: causas y tratamientos Nuestro día a día y su rutina agotadora puede dejar graves consecuencias en nuestra piel, especialmente en el área periocular. Y es que si bien es cierto que “los ojos son la ventana del alma”, también son de las primeras zonas donde son más notables los signos del cansancio y el envejecimiento. Se trata de uno de los motivos de la aparición de las bolsas en los ojos y existen tratamientos médico-estéticos para eliminarlas.

Descubre con la ayuda de nuestros profesionales de Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid,  las causas de las bolsas en los ojos y cómo eliminarlas.

Causas de las bolsas en los ojos

La principal causa de las bolsas en los ojos es la acumulación de agua o grasa en la zona. Por ello, los productos con activos capaces de drenar son muchas veces excelentes opciones para tratar estas patologías.

Por otro lado, la genética es un motivo que no se puede descartar cuando hablamos de los motivos que generan bolsas en los ojos. Del mismo modo, existen otras causas que pueden influenciar su aparición.

  • Falta de hidratación: no es un secreto que la hidratación es un factor clave para la salud de nuestra piel, en especial, en las zonas más finas y delicadas como lo es alrededor de los ojos. Por eso, se recomienda siempre mantenerse hidratado, así como aplicar al menos una vez por semana una crema o mascarilla hidratante que evite la hinchazón en tus ojos.
  • Retención de líquidos: el consumo excesivo de alcohol, azúcares así como el tabaco y la falta de sueño pueden provocar retención de líquidos. Como resultado, es probable que las bolsas de agua o grasa comiencen a aparecer en el contorno de tus ojos.

Para tratar con la retención de liquidos o la falta de hidratación, también existen una gran cantidad de soluciones. Sin embargo, cuando ya parece imposible eliminar estas bolsas en los ojos, lo mejor es acudir a tratamientos médico-estéticos que ayuden a aportar a nuestra piel todos esos nutrientes e hidratación que con el paso de los años ya no es capaz de producir con la misma eficacia.

Tratamientos

Gracias al avance de la tecnología en la medicina estética, actualmente existen numerosos tratamientos estéticos no invasivos capaces de tratar esta afección sin cirugía y con excelentes resultados.

Acido hialurónico

Para las bolsas en los ojos causadas por la falta de hidratación, esta es la solución perfecta. Consiste en inyecciones de ácido hialurónico en la zona para rehidratar la piel, además de estimular la formación de colágeno y elastina.

Radiofrecuencia

Al igual que el ácido hialurónico, la radiofrecuencia estimula la producción de elastina y colágeno, pero esta vez de forma natural. También evita la formación de grasa por segunda vez.

Carboxiterapia

Cuando la mala circulación es el verdadero problema, buscar una solución como la carboxiterapia es lo mejor. A través de la carboxiterapia, es posible inyectar CO2, provocando la apertura de los capilares arteriales haciendo que la sangre oxigene la zona.

Patas de gallo: causas y tratamientos A medida que avanza el tiempo, los signos de envejecimiento en nuestra piel comienzan a hacerse cada vez más evidentes. Uno de estos son las patas de gallo, líneas de expresión en la zona periocular que hacen que la mirada parezca cansada y triste.

Para conseguir eliminar estas arrugas y abrir la mirada, existen una serie de tratamientos idóneos según cada paciente. Hoy hablamos sobre las causas principales de las patas de gallo y cómo eliminarlas.

Causas de las patas de gallo

Las patas de gallo son conocidas como las primeras arrugas en el rostro.  Aparecen al lado de los ojos y a pesar de ser muy finas, pueden provocar una sensación de fatiga y cansancio en nuestro aspecto.

Su aparición se atribuye a diversos factores como la falta de hidratación, sensibilidad, las gesticulaciones, o simplemente, algunos agentes externos, como por ejemplo los rayos solares. No obstante, lo cierto es que, aunque algunos factores puedan favorecer su aparición más que otros, es inevitable que con el paso de los años estas se formen.

Tratamientos

Sin lugar a dudas, las patas de gallo son rasgos de envejecimiento y cansancio  en la piel que pueden afectar nuestro aspecto y autoestima. Sin embargo, hay diferentes tratamientos que pueden contribuir a disimularlas y eliminarlas. Veamos algunos de ellos:

Bótox

Se trata de la aplicación de la toxina botulínica, un tratamiento ideal para combatir las patas de gallo. Gracias a las inyecciones de este compuesto de forma directa sobre el músculo, es posible favorecer su desaparición.

Tras 5 días desde su la aplicación podrás empezar a ver los resultados.

Lifting facial sin cirugía

Uno de los tratamientos más efectivos, así como de los más completos a nivel facial. Contribuye de forma increíble a la eliminación de arrugas, además de devolver la elasticidad que se va perdiendo con el paso de los años.

Puede aplicarse tanto en las patas de gallo, como en las arrugas más marcadas para corregirlas. Es un procedimiento no quirúrgico que combina distintas técnicas en medicina estética, ácido hialurónico para recuperar volúmenes y toxina botulínica para reducir la fuerza de contracción muscular  y se recomienda su uso especialmente en pacientes con piel madura.

Ácido hialurónico

Consiste en la aplicación de un compuesto reabsorbible de larga duración (6 meses a un año). Es totalmente compatible con el organismo, además también llevamos a cabo este tratamiento para otras patologías  como las ojeras profundas y oscuras.

Skinbooster

Otra de las técnicas ideales para la eliminación de las patas de gallo. Se trata de una serie de micro-inyecciones de un complejo bioactivo integrado por vitaminas, minerales y aminoácidos en conjunto con ácido hialurónico de baja reticulación.

Se aplica en la zona necesitada para reequilibrar la piel y eliminar las arrugas pequeñas de gesticulación. Consigue grandes resultados, en especial, en el área de los ojos que necesita un aumento de densidad de la piel.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un equipo profesional y las herramientas necesarias para realizar cada uno de estos tratamientos para eliminar las patas de gallo. Reserva tu cita sin compromiso en el 676 043 524

qué es la radiofrecuencia facial Hoy analizamos qué es la radiofrecuencia facial, un tratamiento médico con múltiples aplicaciones en la estética. Comúnmente es utilizado como una técnica de rejuvenecimiento facial, ofreciendo grandes resultados y beneficios.

Qué es la radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia es un tratamiento médico-estético que emplea las ondas electromagnéticas para elevar la temperatura de los tejidos, estimulando las funciones fisiológicas de la piel. Mejora su microcirculación, favorece la eliminación de toxina e incrementa la producción de colágeno y elastina. Aplicado sobre el rostro, este tratamiento ayuda a combatir los signos de envejecimiento, aportando una apariencia más fresca y joven.

Beneficios

En nuestro Centro Médico Rusiñol, clínica médico-estético situada en Madrid, utilizamos la radiofrecuencia facial como un estimulante del funcionamiento celular en la piel. Cuenta con ciertas ventajas sobre otros métodos gracias a sus múltiples beneficios en los pacientes.

  • Es un tratamiento no invasivo e indoloro.
  • Atenúa las arrugas y las líneas de expresión.
  • Eleva la zona de los parpados y las cejas.
  • Mejora el tono y la firmeza de la piel.

En general, la radiofrecuencia facial es una técnica ideal para un rostro mucho más firme, terso y con una apariencia más juvenil.

Tratamiento

Tras realizar un diagnóstico médico personalizado sobre el estado de la piel del paciente, así como la necesidad o no de combinarlo con otros procedimientos, se lleva a cabo la realización del tratamiento. Para comenzar, se debe aplicar las ondas electromagnéticas dependiendo de la sonda utilizada (bipolar más superficial o multipolar más profunda) sobre la piel.

Este sondeo es ideal para tratar superficies pequeñas, y concentrar el efecto en la dermis media.

Como resultado de la aplicación de las ondas, se originará un cambio de polaridad en las células cutáneas de millones de veces por segundo, dando paso a la diatermia, el calentamiento interno que aumenta las ya mencionadas funciones fisiológicas de la dermis. Es una técnica rápida que no suele durar más de 1 hora, dependiendo si se combina con otros procedimientos o no. Normalmente, se requiere unas 4 sesiones para resultados óptimos, pero desde la primera sesión sus beneficios son visibles en la piel.