Eliminar grasa, tratamientos de medicina estética para acabar con la grasa. Adelgazamiento y grasa localizada.

Entradas

Con la llegada del verano también llegan los viajes a la playa y las inmensas ganas de lucir nuestro nuevo bañador. Pero, llegado este punto cada año, nos miramos al espejo para comprobar si sobresale algún kilo de más que nos impida sentirnos cómodos con nuestro cuerpo.

Es el momento de lograr esa figura moldeada, esbelta y definida que deseas, en el menor tiempo posible. Pero, ¿cómo reducir barriga de cara al verano? Es una tarea que requiere de perseverancia y mucha disciplina.

No solo es cuestión de belleza

Esa grasa que se acumula en la zona de la barriga, además de ser bastante molesta a la hora de lucir un bikini o una prenda de ropa ceñida, representa un problema para la salud. Puede ocasionar graves problemas, ya que segrega hormonas que pueden desencadenar una diabetes tipo 2, tensión arterial elevada o colesterol alto.

Por lo que reducir la grasa de cara al verano no solo es una cuestión de belleza, también afecta a la salud.

Paso 1: Ejercicios de intensidad

El primer paso a seguir para reducir barriga es realizar ejercicios de intensidad, no solo con abdominales vas a lograr un vientre plano. La buena noticia es que esa grasa que se acumula en el abdomen puede desaparecer con deportes como la natación, montar en bicicleta o correr, pero realizados con intensidad.

Cuando hay un aumento del ritmo cardíaco, se produce una reducción de la grasa corporal. Del mismo modo, la grasa de la barriga también disminuye, a la vez que el sistema digestivo y el tránsito intestinal funcionan mejor.

Paso 2: Hábitos alimenticios

La alimentación equilibrada es un factor que juega un papel fundamental en la reducción de grasa. Se recomienda ingerir alimentos con fibra, muchas frutas, verduras, proteínas, moderar el consumo de carbohidratos y eliminar algunos alimentos como las frituras, pizzas, embutidos y grasas; así como evitar los refrescos y las bebidas alcohólicas.

No se trata de realizar una dieta estricta, sino de mejorar los hábitos alimenticios incorporando alimentos como yogurt, alcachofas y zumos naturales, al mismo tiempo que se evitan los productos menos saludables. Te ayudará a mejorar la digestión y a reducir visiblemente la barriga.

Paso 3: Masticar muy bien la comida

Aunque parezca insignificante, masticar bien la comida influye en nuestro organismo. Tómate el tiempo necesario para comer y disfrutar de los alimentos, mastica muy bien cada bocado para facilitar el proceso de digestión e ingerir menos aire que pueda inflarte de gases. Además, la sensación de saciedad aparecerá antes.

Paso 4: Descansar

El cuerpo humano necesita descansar, no en vano se dice que son necesarias de 7 a 8 horas de sueño. Un descanso inadecuado genera estrés y ocasiona la producción de hormonas como el cortisol, que en exceso afecta a los niveles de azúcar, y se podrían producir alteraciones en tus medidas corporales. Por lo tanto, dormir es esencial para reducir la barriga.

Del mismo modo, es importante ingerir mucha agua e infusiones de menta -ideal para una buena digestión-. La hidratación permite que el cuerpo elimine toxinas y grasa que no requiere.

Reducir la barriga de cara al verano requiere atravesar todo este proceso con disciplina. Acabar con el sobrepeso no solo te hará lucir una figura más esbelta, sino que también tendrá un impacto positivo para tu salud.

Las semillas de lino, también llamadas linaza, son en la actualidad la panacea en la alimentación, gracias a sus diversas propiedades y beneficios para el cuerpo.

Esta planta milenaria, cuyo nombre científico es Linum usitatissimum, ha tenido diversos usos a lo largo de la historia, desde el textil a la alimentación. Hoy hablamos sobre sus numerosas propiedades.

Propiedades de las semillas de lino

Estas semillas son conocidas desde la Antigüedad. Nuestros ancestros también aprovecharon sus bondades y actualmente son consideradas un superalimento, por lo que su consumo ha aumentado notablemente.

  • Contienen una gran cantidad de ácidos grasos polsuinsaturados como Omega 3 y 6, lo que favorece extraordinariamente el funcionamiento del corazón y regula la presión arterial. Sin olvidar que los niveles de colesterol también se estabilizan.
  • Benefician la función digestiva por su alto contenido en fibra y enzimas digestivas que regulan el tránsito intestinal.
  • Es una opción excelente para bajar de peso de forma natural, ya que la fibra es un gran aliado para deshacerse de la grasa.
  • Las semillas de lino tienen una función detox, permitiendo la eliminación de toxinas. Son consideradas como uno de los mejores depurativos.
  • Son unas aliadas de las personas con diabetes, porque mantiene estable el nivel de glucosa en sangre.
  • Su consumo frecuente mantiene la energía y vitalidad, gracias a su contenido de vitamina B1.
  • Contienen vitaminas y minerales esenciales para el organismo.
  • Tiene propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas, brindando protección contra los radicales libres.
  • Por último, tiene propiedades terapéuticas.

Contraindicaciones

Las semillas de lino son un superalimento repleto de propiedades, pero consumirlas en exceso puede resultar perjudicial, por lo que hay que moderar el consumo a dosis razonables. Lo recomendable es ingerir dos cucharadas diarias, es decir, el equivalente a 30 gramos.

Los expertos afirman que, de lo contrario, se pueden ocasionar malestares estomacales, por el alto contenido de fibra, así como acumulación de gases.

Las mujeres embarazadas y aquellas personas con problemas de coagulación deben consultar previamente con su médico.

¿Cómo tomar las semillas de lino?

Las más populares son las doradas y las marrones, ambas con las mismas propiedades y beneficios. Pueden ser consumidas en la dieta diaria, incorporándolas a cualquier alimento; aunque la forma más recomendable es la de semillas molidas, para agregarlas a cualquier plato.

Otra forma de tomar semillas de lino es agregar dos cucharadas de las mismas a un vaso de agua de 250 ml y dejar reposar toda la noche, para después ingerir la mezcla en ayunas.

Para terminar, hay que señalar que, debido a la dureza de las semillas de lino, se recomienda tomarlas molidas o en polvo. Aunque las últimas no son muy duraderas y aguantan tan solo unas seis semanas, a pesar de encontrarse en la nevera.

El tratamiento HIFU (Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad) es una nueva tecnología que se utiliza para diversos procedimientos corporales y faciales; en especial, para reducir el volumen y la flacidez.

Conocido por ser el tratamiento de las estrellas de Hollywood, ahora está disponible también en el Centro Médico Rusiñol en Madrid. ¿Pero qué es exactamente? Se trata de una técnica médico-estética que utiliza ultrasonidos para definir el cuerpo, acabar con la grasa localizada y lucir un rostro rejuvenecido.

HIFU, ¿en qué consiste?

Es una avanzada tecnología que se posiciona como uno de los tratamientos médico-estéticos más eficientes para tensar la piel y acabar con la flacidez, mediante ultrasonidos focalizados.

Las ondas de sonido generan calor en la zona a tratar, que se transforma en una alta energía que destruye ciertas células grasas de difícil eliminación. Controlando el tiempo de aplicación y la temperatura, la piel se regenera, creando un efecto lifting y produciendo nuevo colágeno y elastina.

Se trata de una técnica no invasiva que se perfila como la solución ideal para tratar determinados problemas derivados de la edad y que hasta hace poco tenían como único remedio la cirugía, como por ejemplo la flacidez en cara y cuello. Es también la mejor alternativa a la liposucción tradicional para aquellos que quieran eliminar la grasa localizada corporal sin pasar por el quirófano.

En definitiva, el HIFU es un método rápido, seguro y eficaz, que no requiere cirugía ni anestesia. Sin embargo, solo algunos centros médicos ofrecen este tratamiento, pues es necesario que cuenten con una aparatología específica que deben utilizar profesionales especializados.

Beneficios del HIFU

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que hay dos tipos de HIFU dentro de la medicina estética, el facial y el corporal. El HIFU facial ayuda a rejuvenecer el rostro, reduce la flacidez, las arrugas y reafirma el cutis.

  • La aplicación de esta técnica reafirma la zona de la frente.
  • Disipa las arrugas de la frente y el contorno de ojos.
  • Reduce la papada.
  • Previene el envejecimiento de la piel del cuello.
  • Elimina los pliegues nasolabiales.
  • Reafirma la piel y restaura su elasticidad.

Por su parte, el HIFU corporal elimina la grasa localizada y remodela el cuerpo.

  • Elimina la celulitis.
  • Reduce los michelines.
  • Piel más firme, tersa y tonificada.
  • En pocas sesiones el cuerpo se remodela.

Este efectivo tratamiento tiene resultados realmente rápidos y el proceso de recuperación es prácticamente inmediato, por lo que se puede continuar con la rutina habitual tras su aplicación.

No dudes en contactar con Centro Médico Rusiñol para realizarte el tratamiento de las estrellas de Hollywood. Haremos un estudio médico previo para ofrecerte las técnicas más innovadoras, seguras y eficaces.

Aunque sea originaria de América del Sur, esta exquisita fruta tropical llegó a España gracias a los viajes de Cristóbal Colón en el siglo XV. Hablamos de la piña, una fruta pequeña en comparación con la inmensidad de su beneficios y nutrientes.

A continuación, te contamos algunos de los beneficios de esta deliciosa y sorprendente fruta. 

Así beneficia la piña al organismo

La piña tiene numerosas propiedades, especialmente para el organismo. Hablamos sobre las más destacadas:

  • Rica en vitaminas y minerales. Posee vitaminas A, B y C, potasio, ácido fólico, magnesio, cobre, manganeso y pequeñas cantidades de hierro. Todo esto la hace una fruta que debería ser indispensable en una dieta saludable.
  • Mínima cantidad de calorías. Gracias a esto es perfecta para bajar de peso e incluirla en tu dieta de adelgazamiento.
  • Contiene la enzima bromelina. Esta enzima se encuentra solamente en el tronco de la piña. Actúa como antiinflamatorio y es útil a la hora de fortalecer el sistema inmunológico. 
  • Favorece a la eliminación de la celulitis. La piña posee un gran contenido de agua, que ayuda a la hidratación del organismo, y evita a su vez, la aparición de esa tediosa piel de naranja que todos detestamos. 
  • Ayuda a la correcta circulación. Esta maravillosa fruta también posee propiedades anticoagulantes que evitan tanto problemas de hipertensión como cardiovasculares, mediante la mejora de la circulación sanguínea. 
  • Rico en fibra. Recomendado para las personas que sufren de estreñimiento y muy beneficiosa para evitar el cáncer de colon.
  • Contiene antioxidantes, como las antocianinas. Pigmentos solubles en agua que otorgan ciertos colores y pigmentos a las frutas y verduras. Estas se relacionan con la prevención de las enfermedades del corazón. 
  • Posee propiedades antiinflamatorias. Se recomienda su consumo en deportistas, ya que sus propiedades antiinflamatorias pueden ser de ayuda para personas que practican deporte.

La piña, como muchas otras frutas, cuenta con cualidades muy beneficiosas para el cuerpo. Ten en cuenta los beneficios mencionados y empieza a incluirla en tu dieta. Puedes consumir la piña en postres, bebidas o simplemente al natural. ¡Disfruta de las propiedades de esta maravillosa fruta tropical!

Falta cada vez menos para esos meses veraniegos que tanto nos gustan, cuando a pesar de que el clima caluroso puede llegar a ser sofocante, no hay nada más satisfactorio que ponerse el bañador y tumbarse al sol.

Sin embargo, aunque queda poquito, la mayoría no hemos empezado la dieta ni nos hemos puesto las pilas con el deporte para la operación bikini.

Pero no hay de qué preocuparse, puesto que aún queda algo de tiempo para recuperarse y poner en marcha ese plan, que puede ser apoyado por tratamientos estéticos que nos ayuden a conseguir los resultados deseados en poco tiempo.

Es el caso de la radiofrecuencia, ondas electromagnéticas que provocan el calentamiento interno que aumenta las funciones fisiológicas de la piel. A continuación, veremos cómo la radiofrecuencia puede ayudarnos a lucir increíbles este verano.

¿En qué consiste la radiofrecuencia?

Se aplican sobre la piel ondas electromagnéticas a través de un cabezal de tratamiento, en las zonas afectadas. Dependiendo del caso, estos tratamientos corporales se dan entre 6 y 10 sesiones. 

Radiofrecuencia para tu operación bikini 

Este tratamiento hace que tu piel se vea mucho más tersa, dándole un aspecto más joven a la dermis. Se suele aplicar en brazos, abdomen, glúteos y muslos.

La radiofrecuencia estimula la producción natural de colágeno en el cuerpo, mejora la circulación sanguínea y libera las toxinas y la grasa acumulada.

¿Cuánto hay que esperar tras el tratamiento?

Después del tratamiento es importante mantener la piel protegida del sol durante unos días y se recomienda mantener la hidratación. De no seguir las indicaciones, podría producirse hinchazón, enrojecimiento severo e incluso aparición de hematomas en las zonas afectadas.

¿Cuándo no debo usar radiofrecuencia?

En casos como el embarazo, la lactancia, personas con prótesis metálicas, marcapasos, cáncer, enfermedades cardiovasculares y neurovasculares, está contraindicado este tipo de tratamiento.

En estos supuestos, se recomiendan otras técnicas para obtener de igual forma los resultados deseados. Los profesionales del Centro Médico Rusiñol de Madrid te asesorarán encantados sobre el tratamiento más indicado para ti.

Hay numerosos tratamietos estéticos para contribuir a tu operación bikini, que junto a una dieta equilibrada y deporte, te ayudarán a conseguir tu meta. ¡Vamos a ponernos en marcha!

La dieta cetogénica o Keto es un plan alimenticio que se basa en consumir niveles altos de grasas, medios en proteínas y bajos en carbohidratos, con el fin de que el organismo queme la grasa más rápido.

Actualmente, la Dieta Keto ha conseguido una popularidad enorme para todos aquellos que desean perder peso. Sin embargo, ¿es segura? Te damos la respuesta a esta pregunta.

Beneficios

Una de las características más notables de esta dieta es la pérdida del apetito, que produce, a su vez, la pérdida de kilos de una forma rápida.

Expertos aseguran que este plan alimenticio contribuye a reducir los niveles de triglicéridos, glucosa en sangre e inflamación, entre otros. También puede ser beneficiosa para las personas con diabetes. 

Riesgos

Al igual que los beneficios, los riesgos suelen ir encaminados en la misma dirección: la pérdida rápida de peso. Esto, a lo grande y de una forma tan veloz, puede ocasionar riesgos para la salud.

La eliminación casi total de ciertas frutas o alimentos como granos enteros, hace que llevar esta dieta resulte algo difícil.

Las dietas bajas en carbohidratos obligan al organismo a utilizar sus reservas de carbohidratos, como lo son el hígado y los músculos.

¿Cualquiera puede hacer la Dieta Keto?

Varios estudios han demostrado que la dieta cetogénica no es para todo el mundo, pues está contraindicada para personas con enfermedades relacionadas con la grasa en el organismo y otras anomalías, tales como el cáncer de hígado, pancreatitis, problemas de mala absorción de grasas, elevadas enzimas hepáticas o personas que ingieren fármacos con esteroides.

Los niveles altos de glucosa en sangre pueden ocasionar un efecto contrario al que se desea.

¿Cómo puedo alimentarme de forma cetogénica? 

Lo ideal antes seguir una dieta, es consultar con un experto. Escuchar la opinión de un profesional te servirá de ayuda, y tras tomar la decisión de empezar, puedes iniciar tu plan alimenticio con las pautas de tu nutricionista de confianza.

Teniendo en cuenta los parámetros de esta dieta, se deben ingerir alimentos ricos en grasas y aumentar su ingesta a un 70%; mientras que las proteínas deben suponer un 20% , y finalmente, los carbohidratos un 10%.

Recuerda que tu energía y concentración podrían disminuir durante unos días, hasta que todo se normalice.

Entonces, ¿es segura la Dieta Keto? No existe una sola respuesta a esta  pregunta, puesto que depende de las características de cada persona. Si estás interesado en seguir esta dieta, no dudes en contactar con Centro Médico Rusiñol, para tomar la mejor decisión para tu cuerpo y salud.

Cuando una persona logra obtener la figura deseada siente que ha librado una batalla. En algunos casos, reducir o aumentar medidas es muy complicado, sobre todo, por el necesario cambio en nuestros hábitos.

Una vez alcanzado el objetivo del peso ideal, se presenta la verdadera complejidad: mantener las medidas, todo un reto, especialmente tras las restricciones a las que se somete el organismo durante ese período de tiempo.

A continuación, te damos unos consejos para mantener tu peso tras la dieta:

Alimentación equilibrada

En primer lugar, la alimentación es clave para mantener el peso. Es posible que te hayas sometido a un régimen estricto para conseguir el peso deseado, con las restricciones propias que te permitieron lograr tu objetivo.

Continúa ingiriendo alimentos nutritivos y saludables y haz de la alimentación equilibrada un hábito. No necesitas seguir una dieta estricta, solo moderar las cantidades de alimentos y evitar los menos saludables.

Evita alimentos poco saludables

Es necesario que evites ingerir algunos alimentos, que además de hacerte ganar peso, te pueden ocasionar problemas de salud, como diabetes, hipertensión arterial o colesterol alto, entre otros.

  • Bebidas como refrescos, soda y gaseosa.
  • Grasas como manteca, aceite y mantequilla.
  • Bollería.
  • Alimentos procesados.

Las excepciones están permitidas

Es normal caer en tentaciones alimenticias, como por ejemplo, comer algún dulce, una hamburguesa o una pizza. Lo importante es moderar la cantidad, por lo que se recomienda hacer excepciones con pequeñas porciones de estos deliciosos pero poco saludables alimentos; y sin duda, optar por comidas caseras.

Las excepciones están permitidas, pero debes equilibrar las comidas. Por ejemplo, si vas a cenar fuera de casa y después tomar una cerveza, durante el día come ligero y en porciones moderadas para compensar los excesos.

No conviertas estos antojos en prácticas frecuentes, procura dejarlos para el fin de semana.

Hidratación constante

La hidratación es muy importante cuando se realiza una dieta y este es un hábito que debe mantenerse tras obtener el peso deseado. Es vital tomar agua sin la necesidad de tener sed.

La hidratación mantiene nuestro organismo en buen funcionamiento. Sin embargo, no debes ingerir bebidas alcohólicas ni mucho menos azucaradas.

No cancelar las rutinas de ejercicios

Realizar una rutina de ejercicios para mantener el peso es fundamental, ya que al adelgazar, la flacidez será tu peor enemiga. Por lo tanto, es necesario continuar con deporte para tonificar y fortalecer el cuerpo.

Del mismo modo, si tu meta fue aumentar de peso y lograste la figura ideal, es importante mantener tus rutinas de ejercicios, con asesoramiento de un profesional.

Un cuerpo sedentario está expuesto a aumentar de peso, ponerse flácido y llenarse de celulitis, ¡así que a ejercitarlo! Además, el deporte mejora nuestro estado de ánimo.

Para combatir la flacidez y la celulitis con todas las armas disponibles, prueba tratamientos coporales como la intralipoterapia, que te ayudará a bajar de peso, volumen y a mejorar notablemente el tono muscular.

No saltarse comidas

Para mantener el peso tras la dieta es importante que continúes realizando las cinco comidas diarias que se suelen fijar durante el régimen, ya que esto contribuye a mantener el organismo activo.

Es aún más importante no saltarse ninguna comida, sobre todo el desayuno, pues el organismo interpreta que se está en una situación de alerta e inicia un proceso para acumular calorías, lo que puede desencadenar un efecto indeseado en nuestro cuerpo.

Si te has excedido con un capricho, no es recomendable suprimir una comida para compensar ese hecho, ya que el hambre que sentirás luego te hará comer en mayores cantidades.

Consejos adicionales

  • Ingiere por lo menos dos piezas de fruta al día.
  • Mastica muy bien los alimentos para ayudar en el proceso digestivo.
  • Date tu tiempo, evita comer rápido.
  • Realiza cenas ligeras.
  • Ponte en manos de un experto que te ayude a mantener tu peso ideal.

Solo necesitas una buena planificación, tener constancia y disciplina para conservar los resultados obtenidos y evitar el efecto rebote.

¿Deseando que llegue el verano para lucir tu bañador favorito? Si tienes en mente la llegada de la temporada estival, es muy probable que también estés pensando en las inseguridades en torno a tu cuerpo.

Es el momento de decirte que eso puede cambiar, solo necesitas una total disposición, y aunque parezca difícil, aún estás a tiempo de ponerte en forma.

Lo primero que debes hacer es identificar tus necesidades, cuáles son los puntos fuertes de tu cuerpo, dónde te gustaría perder esa masa corporal de más o qué áreas quieres tonificar. Planea un horario de entrenamiento acompañado de una alimentación que contribuya a la pérdida de peso.

Con el paso de los días, verifica el progreso y sé constante. A continuación, te traemos ejercicios para dar un empujón a tu operación bikini.

Saltos de tijera

Este es un ejercicio en el que se trabajan varios músculos simultáneamente, identificado como de cardio o de calentamiento, ya que acelera la frecuencia cardíaca y la circulación de la sangre.

Salta, abriendo las piernas y levantando los brazos, de forma que queden encima de la cabeza, para luego bajarlos y cerrar las piernas a la vez. Realiza este ejercicio con las rodillas ligeramente dobladas para evitar lesiones.

Haz cuatro series de un minuto y medio cada una, tomando un breve descanso entre cada repetición.

Plancha

Colócate boca abajo en el suelo o en cualquier otra superficie lisa, mirando hacia abajo. Apoya los antebrazos -o las palmas de las manos para un nivel más avanzado- en forma recta, alineados con los hombros y colocando las piernas ligeramente abiertas, mientras que apoyas la punta de los pies.

Quédate así el mayor tiempo posible, partiendo de un minuto. Aunque al principio sea difícil, con los días te irás acostumbrando y notando los progresos.

Sentadillas

Este es un ejercicio que trabaja piernas, glúteos y abdomen. Separa los pies a la distancia de los hombros, dobla las piernas y realiza un movimiento similar a cuando te sientas en una silla, procurando que tus rodillas no rebasen la punta de tus pies y manteniendo el abdomen muy apretado.

Para principiantes, se recomiendan de tres a cuatro series de 10 repeticiones para un total de 40 sentadillas diarias.

Zancadas en caminata

Separa las piernas a la misma altura que los hombros, da un paso al frente y flexiona la rodilla para formar un ángulo mientras que un pie se encuentra totalmente apoyado en el suelo; la otra pierna, simultáneamente, forma otro ángulo desde atrás, pero apoyando solamente la punta del pie. Realiza este movimiento de forma continua mientras caminas.

Tres series de 25 repeticiones cada una serán suficientes para empezar.

Burpees

Al igual que para el resto de ejercicios, no necesitas ningún tipo de material para los burpees, solo mucha disposición y ganas.

Ponte de pie con los pies alineados con los hombros, flexiona el cuerpo en cuclillas, apoya las manos en el suelo para luego colocar tus pies hacia atrás, apoyando solo la punta de los pies y bajando el pecho al máximo. Después, sube las piernas y colócate de nuevo en cuclillas para luego ponerte de pie. Realiza tres series de 15 repeticiones y ve subiendo cada vez más la intensidad.

La popularidad de estos ejercicios se debe a su efectividad. Están especialmente indicados para lucir bañador en verano, ya que con ellos trabajas todo el cuerpo en un tiempo reducido. Consigue los resultados que deseas sin invertir mucho tiempo ni dinero, desde la comodidad de tu casa.

Cada época del año tiene sus pros y sus contras para la salud. El cuerpo humano, dadas las características de la época en cuestión, puede variar.

Teniendo en cuenta esto, ¿cuáles son los factores en juego? Pues bien, las tradiciones, el clima y la comida son los factores predominantes en cuanto a cambios en cada estación. En esta ocasión, nos enfocamos especialmente en el último.

El invierno es, probablemente, la temporada del año en la que adquirimos más grasa que en cualquier otro momento. Esos desagradables kilos y tallas de más, que son tan fáciles de ganar y tan difíciles de perder, se deben a la combinación del clima frío y la cantidad de comida que se suele consumir en esta época.

Existen una variedad de dietas  para reducir la grasa adquirida en estas fechas. Hablamos de una en particular: la dieta quemagrasa, la más buscada esta primavera.

¿Cómo empezar? 

El primer paso para saber si la dieta quemagrasa es adecuada para ti, es determinar si tu nivel de grasa sobrepasa las cantidades normales. El límite de grasa corporal en una mujer adulta varía entre el 31 y el 33%. Mientras que, en el hombre varía entre el 21 y el 25%.

Sin embargo, se recomienda consultar previamente con un especialista, de cara a hacer una dieta saludable con la que alcanzar tu objetivo de adelgazar.

Modera las grasas poco a poco

Además de la grasa, el otro aspecto a eliminar es la creencia en el famoso mito de las dietas milagrosas, puesto que ninguna de ellas te hará perder peso de manera rápida ni eficaz.

Puedes empezar por eliminar los alimentos procesados, con altos contenidos en grasas saturadas y azúcares.

Comienza tu dieta 

En el momento de hacer la compra, procura elegir alimentos con pocas calorías y altas densidades de nutrientes, tales como frutas, hortalizas, legumbres y verduras. Estas deben ser consumidas dos veces por semana, ya que poseen un gran contenido en vitaminas y fibra, perfectas para eliminar la grasa no deseada.

Planea tu menú semanal, en el que no tengas que forzar nada y seguirlo no signifique un tedioso trabajo. La dieta quemagrasa cosiste en seguir tus hábitos alimenticios, pero eliminando los aspectos que produzcan la aparición de esa grasa extra en el cuerpo.

Escribe una lista de los alimentos que sueles consumir y empieza por suprimir aquellos que produzcan ese efecto no deseado. Consulta con un nutricionista con qué frecuencia debes consumir ciertos alimentos y en qué cantidades.

Al cocinar, procura hacerlo de formas en las que el aceite no sea necesario, con técnicas como al horno, al vapor, a la plancha e incluso en el microondas. De ser necesario el aceite, recurre al de oliva, sin abusar de las cantidades.

Prepara platos aderezados con especias, tratando de evitar las salsas, rebozados y fritos. De igual manera, cuida el consumo de azúcar a la hora del postre y procura consumir postres ricos en azúcar natural.

Ten en cuenta todos estos factores para empezar la dieta quemagrasa. Junto a un buen horario y plan a seguir, el consumo de abundante agua y la práctica de deporte regular, obtendrás resultados en poco más de un mes. ¡Consigue el cuerpo que deseas para lucir bañador este verano!

La papada es esa tediosa aparición de grasa subcutánea bajo la barbilla o mentón. Esta puede fomentarse por múltiples causas, como factores genéticos, abuso del teléfono móvil, aumento o perdida rápida de peso, exposición solar y envejecimiento de la piel.

El proceso de la cirugía o liposucción de papada puede llegar a ser un procedimiento molesto para algunos pacientes, ya que sus efectos secundarios van desde los hematomas a las cicatrices o inflamación. Existen varios procesos no quirúrgicos para evitar esos efectos secundarios, como las siguientes técnicas:

Perder peso

Para aquellas personas con sobrepeso, que también están viendo afectado su rostro de manera significativa, es importante empezar a considerar el bajar esos kilos demás.

Empieza por reducir el consumo de grasas o lácteos cremosos e incrementar el consumo de frutas y fibra en conjunto con unos dos litros de agua al día. Esto te ayudará a limpiar tu cuerpo de impurezas y toxinas, que producen el consecuente aumento de peso.

Consume proteínas

En los casos en los que la papada se produce a causa de la flacidez o avance de los años, se recomienda agregar muchas proteínas a tu rutina: consumo de carne animal con altos niveles de proteínas, como el pescado azul y la carne de ave.

Consulta a tu médico por suplementos ricos en proteínas que ayuden a la firmeza de los tejidos.

Realiza ejercicios con tu rostro

Una de las medidas más efectivos para contribuir a la reducción de la papada, es el ejercicio directo en tu rostro. Combina rutinas de movimiento en las que utilices tus labios, lengua, dientes, mandíbula y nariz, para reducir tanto la grasa como la flacidez de esta zona, al mismo tiempo.

Masticar chicle puede ser uno de los ejercicios de tu rutina, ya que combina el esfuerzo de las partes mencionadas.

Tratamientos médicos no invasivos

Otra de las técnicas a intentar si los diferentes métodos ya mencionados no fueron suficientemente efectivos, son los tratamientos médicos en los que no hace falta pasar por quirófano. Hablamos de prostrolane, un avance para la reducción de grasa subcutánea localizada facial puesto que no sólo reduce la grasa de esta zona, si no que además aporta firmeza a la zona

Un tratamiento no invasivo que además podemos combinar con hilos tensores en casos de flacidez acentuada o con radiofrecuencia para estimular los péptidos y reforzar el efecto.

Si quieres saber cuál es el mejor tratamiento para ti, no dudes en ponerte en contacto con Centro Médico Rusiñol sin ningún tipo de compromiso en el 91 571 81 13 o 676 043 524.