Rejuvenecimiento facial con Hilos El tratamiento del Rejuvenecimiento facial con hilos se trata de un protocolo continuado en el cual se estimulan los fibroblastos  de la piel (células productoras de colágeno y elastina) que va a contribuir a dar firmeza a la piel, reducir la flacidez y las pequeñas arrugas, así como a mejorar la vitalidad general de la piel y a potenciar la unión de la piel a los planos musculares subyacentes, mediante la aplicación de los hilos PDO.

Productos que se aplican en el Rejuvenecimiento facial con hilos

  • Plasma autólogo con Factores de crecimiento epidérmico:

Se obtiene de la sangre del propio paciente, tras la extracción de 10 ml de sangre, se le realiza el centrifugado y procesado del plasma sobrenadante mediante el cual se va a obtener los Factores de Crecimiento epidérmico que van a estimular a la célula para que produzca colágeno y elastina, imprescindibles para la firmeza y turgencia de la piel

  • Vitaminas NCTF 135HA:

Coctél de 40 componentes de vitaminas, minerales, oligoelementos, que constituyen “el material de construcción” que van a usar las células de la piel para fabricar colágeno y elastina que recuperarán la piel.

  • Ácido Hialurónico (XHA3 de Filorga):

Este ácido hialurónico de alta reticulación y por tanto de larga duración, va a recuperar volúmenes perdidos en zonas como ojeras, surco nasogeneano, rictus, etc. además de aportar la hidratación y turgencia que necesita la piel.

  • Hilos PDO Tensores

Para reforzar la sujeción de la piel a los planos musculares profundos al estimular la formación de colágeno y elastina en la zona del SMAS 

 

Protocolo de aplicación del Rejuvenecimiento facial con hilos:

1.- Se aplica crema anestésica por todo el rostro y cuello

2.- Se extrae sangre del paciente y se lleva a centrifugar para la extracción del Factor de crecimiento epidérmico

3.- Se marca la zona donde se van a aplicar los distintos componentes.

4.- Se aplica por todo el rostro y cuello, con agujas minúsculas, el plasma autólogo y las vitaminas NCTF 135HA

5.- Se recuperan volúmenes, mediante el ácido hialurónico XHA3, en las zonas previamente marcadas.

6.- Se aplican los hilos PDO, en la zona de definición mandibular y cuello para “pegar” la piel al músculo que hay debajo.

7.- Se aplica una máscara fría para bajar la inflamación  

Según el estado de la piel y el grado de flacidez se necesitará 1 o 3 sesiones con un intervalo de 1 mes entre ellas para conseguir un efecto sumatorio y alcanzar el objetivo deseado.