dieta para ganar masa muscular

Si estás buscando una dieta para ganar masa muscular paso a paso, hoy en Clínica Rusiñol te traemos un plan alimenticio para que ganes músculo. Para ganar masa muscular se requiere de un balance energético positivo, es decir, que debes ingerir más calorías de las que quemas.

En este sentido, la construcción del músculo es un proceso fisiológico y biomecánico complejo, si bien muchas personas aumentan de peso fácilmente, esto no es lo que se busca, estamos hablando de ganar masa muscular no grasa. Sigue esta dieta paso a paso para ganar masa muscular de una manera más eficiente y rápida.

Dieta para ganar masa muscular paso a paso

Para ganar masa muscular se requiere de un enfoque estratégico a diferencia de la grasa que se gana solo con calorías. Comer más calorías de las que se quema dará lugar a un aumento de peso, sin embargo, el tipo de peso obtenido estará influenciado por la calidad de tus alimentos.

Dietas personalizadas

Antes de hablar sobre algún tipo de alimentación, es importante destacar que toda dieta debe verse bajo un enfoque personalizado, tomando en consideración las características físicas de las personas, además de edad, sexo, estado fisiológico, composición corporal, entre otros, al igual que los propósitos u objetivos para los cuales se busca ganar masa muscular.

Por ello, antes de iniciar cualquier dieta te recomendamos asistir a nuestros nutricionistas de Centro Médico Rusiñol, quienes te asesorarán sobre la dieta más adecuada en función de tus características físicas y metas personales para ganar masa muscular.

Empecemos entonces conociendo como debería estar compuesta nuestra alimentación

Consume proteínas en cada comida para aumentar tu masa muscular

Las proteínas son consideradas los nutrientes esenciales para la regeneración y creación de las fibras y músculos de nuestro cuerpo. Para lograr un óptimo aumento de masa muscular, se debe consumir al menos 1 gramo de proteína por cada 454 gramos de peso corporal. Es decir, que una persona que pesa 91 kg deberá consumir al menos 200 gramos de proteína al día.

  • Son fuentes de proteínas los siguientes alimentos:
  • Carnes rojas: cerdo, cordero, vaca, etc.
  • Aves de corral: pollo, pavo, pato, etc.
  • Pescado azul : atún, salmón, sardinas, etc.
  • Pescado blanco: Merluza, lenguado, etc.
  • Lácteos: leche, queso, yogur, etc.
  • Granos: lentejas, tofu, semillas, nueces, frutos secos, etc.

Grasas saludables

Las mismas también tienen un papel importante en el aumento de masa muscular, al contrario de lo que puedas pensar las grasas saludables pueden ayudar a reducir la grasa corporal.

Estas grasas se encuentran presente en alimentos como el aguacate, aceite de oliva, aceitunas, nueces, avellanas, frutos secos…

Los carbohidratos también son tus aliados

Los carbohidratos contribuyen a la recuperación del glucógeno muscular (antes de los entrenamientos) el cual constituye uno de los principales sustratos energéticos para la contracción muscular durante los ejercicios.

Se debe seleccionar carbohidratos ricos en fibras como, la avena en hojuelas, lentejas, quínoa, arroz, pasta, pan integral, patatas…

Las frutas y verduras no pueden faltar

La mayoría son bajas en calorías, al menos 3 raciones de ambos alimentos al día son imprescindibles para una dieta saludable, gracias a su riqueza en minerales y vitaminas.

El agua también ayuda al desarrollo de la masa muscular

La actividad física provoca la pérdida de agua a través de la sudoración, afectando la recuperación muscular, por lo tanto, un bajo consumo de agua no contribuirá con el aumento de masa muscular. Además, beber agua previene la deshidratación y proporciona grandes beneficios para el organismo.

Consume alimentos integrales

Esto quiere decir que evites los alimentos procesados que contienen azúcares, grasas trans, sodio y demás productos ultraprocesados, y los intercambies por productos integrales, la fibra ayudará a digerir los alimentos.

Para ganar masa muscular es vital una dieta adecuada y un entrenamiento eficaz. Si quieres ganar masa muscular consúltanos en Centro Médico Rusiñol, centro de medicina estética en Madrid, nuestros expertos te harán un plan personalizado según tus necesidades.

¿Qué es y para qué sirve la dieta baja en potasio? El potasio es un mineral que está presente en una gran variedad de alimentos. El mismo ayuda a mantener la frecuencia de los latidos del corazón y presión arterial. También contribuye para que los nervios y músculos funcionen correctamente.

Los órganos encargados de controlar el nivel de potasio en la sangre son los riñones. Por ello, algunas personas que sufren de enfermedades renales o toman ciertos medicamentos requieren de una dieta baja en potasio.

 ¿Qué es una dieta baja en potasio?

Para conocer mejor esta dieta, es necesario saber que las personas que sufren de algún padecimiento renal o se encuentran ingiriendo ciertos medicamentos, pueden tener problemas para eliminar el potasio a través de la orina como consecuencia de un funcionamiento deficiente de los riñones.

Si el nivel de potasio aumenta demasiado, se puede sentir cierta debilidad y presentar un ritmo cardíaco irregular que puede terminar en un ataque al corazón.

Una persona sana bajo una dieta normal consume de media de 3500 a 4500 miligramos por día. Mientras que una dieta baja en potasio se define con una ingesta que ronda los 2000 a 2500 miligramos por día, aunque esto dependerá de la pauta que nos haya dado nuestro médico.

El nivel de potasio se mide a través de una muestra de sangre, un rango normal oscila entre los 3.8 a 5 mEq / L. Los niveles superiores o inferiores se ubican entre los 6 mEq / L y 3 mEq / L, respectivamente, los cuales son niveles que pueden llevar a una persona a complicaciones graves de salud.

Alimentos con un alto contenido de potasio

Para realizar una dieta baja en potasio, es vital que conozcas cuáles son los alimentos que tienen un alto contenido de potasio (más de 200 mg por porción).

  • Frutas: albaricoque, plátano, aguacate, mango, naranjas, frutas secas, melón, papaya, granada, kiwi, ciruelas, entre otros.
  • Verduras: calabaza, brócoli, alcachofa, calabacín, tomates, patatas, lentejas, zanahorias, coles de bruselas, entre otros.

Alimentos con un bajo contenido de potasio

Los alimentos bajos en potasio son esenciales para las personas que sufren de insuficiencia renal y pacientes que padecen de algunas hepatopatías.

  • Frutas: manzana, moras, arándanos, zumo de uva, piña, fresa, sandia, entre otros.
  • Verduras: espárragos, coliflor, pepino, berenjena, lechuga, cebolla, perejil, guisantes, berro, apio, maíz, entre otros.

Resultados de una dieta baja en potasio

El médico especialista o nutricionista puede ayudar a diseñar un plan de alimentación que tenga un bajo contenido de potasio. No obstante, hay que saber que casi todos los alimentos contienen algo de potasio, algunos en mayor proporción que otros, por eso es fundamental escoger aquellos con un bajo nivel.

Una dieta baja en potasio contribuye a que las células se nutran de una mejor manera y expulsen los desechos de forma correcta.

Hay que resaltar que otro de los resultados que se obtiene con una reducción en el consumo de potasio, es la liberación de líquidos corporales. Esta dieta funciona como un diurético.

La mejor fuente de información para realizar una dieta baja en potasio es a través de tu médico, ya que, es una dieta equilibrada que se basa en una ingesta controlada de alimentos con un fin, no es una dieta para perder peso, es un plan alimenticio para mejorar la salud y evitar complicaciones irreversibles en el organismo.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética de Madrid, contamos con un departamento de dietética y nutrición, donde tras un análisis previo, te pautaremos una dieta baja en potasio adecuada para ti.

¿Quieres saber qué es una dieta equilibrada y cómo llevarla a cabo? Una dieta equilibrada aporta todos los nutrientes, minerales y vitaminas necesarias para que el organismo funcione correctamente, sin sobrepasar la ingesta diaria de calorías recomendada.

Son muchas las personas que conocen la necesidad de una dieta sana y equilibrada, sin embargo, siguen poniendo en riesgo su salud consumiendo toda clase de alimentos. Por ello, en este artículo te hablaremos un poco sobre qué es la dieta equilibrada y sus beneficios.

¿Qué es una dieta equilibrada?

Una dieta equilibrada es aquella que le proporciona al organismo todos los nutrientes necesarios para que este funcione correctamente. Debemos de tener en cuenta que se requieren diariamente una cantidad de calorías y nutrientes para mantenerse saludable.

No obstante, puede haber dudas sobre los alimentos que se deben consumir, así como sobre la cantidad de calorías necesarias, en este sentido la mayoría de las calorías deben provenir de alimentos como:

  • Frutas y verduras de hoja verde, bajas en hidratos de carbono y ricas en vitaminas y fibra.
  • Proteínas presentes en carne, huevos o pescado, entre otras.
  • Lácteos desnatados.
  • Aceite de oliva.

Es indispensable contar con 2 raciones al día de cada uno de este tipo de alimentos pudiendo incluir un poco de pan (50 g) al día, siempre en el desayuno.

¿Qué cantidad de calorías son necesarias?

La cantidad de calorías en un alimento se refiere a la energía almacenada en el mismo. El cuerpo utiliza las calorías de los alimentos para llevar a cabo múltiples acciones como caminar, correr, respirar y otras funciones importantes.

Una persona de media necesita de unas 2000 calorías diarias para mantener su peso, no obstante, esto dependerá de la edad, sexo, actividad física, entre otras. Por lo general, los hombres requieren de una mayor ingesta de calorías que las mujeres, al igual que las personas que realizan algún tipo de ejercicio o entrenamiento físico.

Beneficios

Una dieta rica en grasas y azúcares es la razón principal por la que las personas luchan contra la pérdida de peso. Una dieta equilibrada contribuye a reducir factores de riesgo relacionados con la obesidad y además ofrece otros beneficios como:

  • Mayores nutrientes para el organismo.
  • Permite mantener un peso saludable y sin pasar hambre.
  • Controla el colesterol y glucosa en el organismo.
  • Mejora el tránsito intestinal.
  • Activa la mente.
  • Disminuye los niveles de estrés y ansiedad.
  • Reduce los efectos del envejecimiento.

Una dieta equilibrada es la mejor forma de suministrarle al organismo los nutrientes necesarios para su funcionamiento. Cuando esta se combina con una rutina de ejercicios, mantendremos el peso y conseguiremos un organismo más saludable. Por tanto es importante saber que cualquier dieta debe consistir en una alimentación equilibrada y saludable, debemos de aprender a comer bien a diario. Aquí te dejamos un ejemplo de una dieta equilibrada semanal.

Si necesitas una dieta equilibrada según tus necesidades, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, contamos con un departamento de dietética y nutrición donde tras un análisis previo te pautaremos la mejor dieta par ti y que de esta forma aprendas a comer de forma saludable y sin pasar hambre.

¿Quieres saber en qué consiste la dieta para perder grasa abdominal? Más allá de ser más o menos estética, la grasa abdominal también puede suponer un riesgo importante para la salud. El exceso de tejido adiposo concentrado en el abdomen puede aumentar las posibilidades de sufrir enfermedades como diabetes, enfermedades coronarias e incluso, cáncer.

Por suerte, se ha demostrado que con solo implementar algunos cambios en tu alimentación y estilo de vida puedes deshacerte de esa tediosa “tripa”. Si es tu caso, te invitamos a conocer la dieta definitiva para perder grasa abdominal mientras comes de manera saludable.

Consejos para eliminar grasa abdominal

A pesar de lo que muchos piensan, eliminar grasa abdominal es mucho más sencillo de lo que parece. Para empezar, lo primero que hay que hacer es dejar atrás ciertos hábitos dañinos, y comenzar a llevar un estilo de vida mucho más saludable. He aquí algunos consejos:

  • Dile adiós al azúcar: los azúcares añadidos son dañinos para nuestro organismo, y lo recomendable para eliminar esos “rollitos” es eliminarla del todo.
  • Realiza ejercicios aeróbicos: contribuyen a la eliminación de la grasa abdominal, así como a la mejora de la salud del corazón.
  • Come alimentos ricos en fibra: se ha demostrado que la fibra contribuye con la pérdida de peso, especialmente, la grasa localizada en el abdomen.
  • Bebe té verde: Contribuye a la reducción del porcentaje de grasa corporal, principalmente la del área abdominal.

¿Cómo debe ser la dieta ideal para eliminar la grasa del abdomen?

Está claro que el consumo de alcohol, alimentos procesados, azúcares y comida basura han contribuido a la aparición de ese “michelín”; pero, ¿Qué debes hacer para deshacerte de este?.

  • Evita los hidratos de carbono(harinas blancas o refinadas, cereales, arroz, etc).
  • Aumenta la ingesta de proteínas presentes en las carnes magras, los huevos o el pescado.
  • Come frutas, hortalizas y verduras.
  • Limita el consumo de lácteos.
  • Evita el consumo de alcohol, azúcar y salsas.
  • Bebe abundante agua e infusiones.

Dieta para eliminar grasa abdominal

Para eliminar la grasa abdominal no es necesario sacrificar nuestros gustos y preferencias al comer. En cambio, este tipo de dietas son ricas en platos variados y deliciosos. Aquí te dejamos algunos ejemplos.

Desayuno

Es recomendable comenzar el día con un vaso de leche desnatada, café sin azúcar (puedes optar por sacarina) o una taza de té verde. Tostada integral con jamón de pavo como plato fuerte.

Media mañana y merienda 

Para acompañar tus medias mañanas o tardes puedes elegir una pieza de fruta con bajo contenido de hidrato de carbono o yogur desnatado.

Comida

Para almorzar puedes elegir entre:

  • Brochetas de salmón con ensalada fresca.
  • Trucha a la plancha con vegetales.
  • Pollo al ajillo con ensalada de espárragos.
  • Ternera con champiñones y ensalada de repollo.
  • Pescado al horno con verdura.

Cena 

Lo aconsejable para tus cenas es elegir alimentos más ligeros como cremas de verduras, yogures desnatados o un filete de pollo a la plancha. Siempre teniendo en cuenta aportar proteína en cada comida.

¿Y tú, ya comenzaste la carrera para deshacerte de esa grasa extra en tu abdomen? Sigue cada uno de nuestros consejos. En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética contamos con un departamento de dietética y nutrición donde tras un estudio previo se pautará un sistema de alimentación sano y equilibrado que no sólo te hará perder peso si no también mantenerlo sin efecto rebote además de ganar en salud y actividad. Todo ello sin pasar hambre ni ansiedad con apoyo farmacológico si fuese necesario, autorizado por Sanidad. ¡Consúltanos tu caso!

Además, para aquellos casos donde por causas genéticas o de otro tipo no es posible eliminar la grasa abdominal, también contamos con la hidrolipoclasia o liposucción sin cirugía, un tratamiento no quirúrgico a través del cual rompemos la célula grasa de la zona que será librada reduciendo volúmenes localizados y remodelando la figura.

Hoy os traemos una dieta equilibrada semanal con la que puedas llevar una alimentación saludable, sin pasar hambre y de forma que puedas mantener el peso.

Para cubrir todas las necesidades nutricionales de nuestro organismo es vital evitar el consumo de alimentos que puedan perjudicar nuestra salud. Lo recomendable es llevar a cabo un plan alimenticio que aporte nutrientes, fibras, vitaminas y minerales a nuestra salud.

En estos casos, lo aconsejable es acudir a un experto en dietética y nutrición que nos pueda marcar una dieta equilibrada según tus necesidades y acorde a tu edad, altura y estilo de vida. Pero para que puedas hacerte una idea, aquí te dejamos algunos ejemplos y consejos para comenzar un plan alimenticio semanal.

¿Qué es una dieta equilibrada?

Una dieta equilibrada consiste en comer una cantidad correcta de cada alimento, respetando los niveles necesarios que el cuerpo requiere (bajo contenido de grasas saturadas, alto contenido de fibras y vitaminas, etc).

Consejos para crear una dieta equilibrada

Lo importante para una dieta equilibrada es que esta forma de alimentarnos se convierta en un estilo de vida y no en una dieta puntual cuando buscamos un objetivo concreto como perder peso . Veamos algunas pautas necesarias a la hora de llevar a cabo una dieta equilibrada:

  • Evita el consumo excesivo de carbohidratos: en lugar de consumir pasta o arroz tradicionales, reemplázalos por sus variantes ricas en proteínas o sucedáneos tipo Kojack con muy poco aporte calórico y alto en fibra y proteínas
  • Reduce el consumo de sal: especialmente los alimentos procesados suelen contener mucha más sal de la indicada, evítalo.
  • Ingiere frutas y verduras a diario:sustituye los snacks poco saludables por frutas y verduras bajas en hidratos de carbono y ricas en vitaminas y fibra no superando las 2 raciones al día.
  • Come siempre a la misma hora y evita a toda costa saltarte comidas.
  • Cocina de forma saludable: además de escoger alimentos adecuados, también es necesario cocinarlos de forma adecuada. Elije cocinar tus alimentos al vapor, al horno o a la plancha o guisos bajos en grasas en lugar de freírlos.

¿Cómo seguir una dieta equilibrada semanal? Ejemplo

Como bien hemos mencionado al principio, es necesario acudir a un experto para planificar una dieta acorde a nuestras necesidades. No obstante, mientras tanto, es conveniente repasar algunos ejemplos sobre planes alimenticios. En este caso nos centramos en la Dieta del 2 y que es muy fácil de recordar ya que está todo relacionado con el 2:

  • Proteínas: 2 raciones al día que pueden ser carne, huevos o pescado siempre 1 en cada comida.
  • Verduras de hoja verde: 2 raciones al día
  • Fruta: 2 raciones al día evitando plátanos, chirimoyas e higos
  • Lácteos desnatados (leche o yogur): 2 raciones al día
  • Aceite de oliva: 2 raciones al día, cada ración de 2 cucharadas soperas.

Como excepción, puedes consumir una ración de pan al día de 50 gr. y siempre en el desayuno.

Así, sin más preámbulos, te invitamos a conocer un plan alimenticio semanal para llevar una vida mucho más saludable.

Lunes

  • Desayuno: tostada integral con aceite de oliva, acompañada de café con leche desnatada.
  • Media mañana: yogur desnatado
  • Comida:Lubina o Dorada al horno con pimiento y cebolla pochada.
  • Merienda:2 Kiwis
  • Cena:caldo de verduras con 2 huevos duros y jamón picado , acompañado de yogur desnatado.

Martes

  • Desayuno: sándwich de pan integral con lacón o jamón serrano y café o té con leche desnatada.
  • Media mañana: yogur con semillas de lino
  • Comida:  estofado de carne con verduras de hoja ancha o judías
  • Merienda: Sandía
  • Cena: filete de pavo con ensalada verde. Manzana

Miércoles

  • Desayuno:  2 tostadas integrales con aceite de oliva y jamón serrano
  • Media mañana: yogur desnatado
  • Comida:  hamburguesa de carne sin pan con ensalada.
  • Merienda: Melón
  • Cena:  Judías verdes con huevo duro y atún con aceite de oliva, sal y pimienta

Jueves

  • Desayuno:  pulguita de pan integral con aceite de oliva y jamón café/té con leche desnatada
  • Media mañana: yogur con con trozos de manzana sin azúcar
  • Comida: Berenjenas rellenas de carne picada rehogada con pimiento picado y cebolla. Gratinado con loncha de queso light.
  • Merienda: 2 Kiwis
  • Cena:  Hamburguesa de pavo y ensalada de lechuga, pepino y tomate

Viernes

  • Desayuno:  Rebanada de pan payes tostado con aguacate y salmón y café con leche desnatada.
  • Media mañana:  Manzana con yogurt desnatado
  • Comida: salmón a la plancha con champiñones rehogados.
  • Merienda: Sandía
  • Cena: Revuelto de espárragos trigueros con jamón serrano

No olvides que una dieta equilibrada debe ir acompañada de ejercicio físico (al menos 30 minutos al día), del consumo de un mínimo de 2l de agua y de un buen descanso.

En Centro Médico Rusiñol, Clínica de medicina estética situada en Madrid contamos con un departamento de dietética donde nuestra doctora, tras un estudio previo, te pautará tras un estudio previo un sistema de alimentación sano y equilibrado que no sólo te hará perder peso si no también mantenerlo sin efecto rebote además de ganar en salud y actividad. Todo ello sin pasar hambre ni ansiedad con apoyo farmacológico si fuese necesario, autorizado por Sanidad. ¡Consúltanos tu caso!

Hoy vamos a hablar de la dieta hipocalórica al igual que hemos hablado de otras dietas como la dieta Keto o la dieta antiinflamatoria. El organismo necesita de las calorías para llevar a cabo funciones básicas como respirar, por ejemplo. En pocas palabras son imprescindibles para el cuerpo, pero eso sí,  tampoco lo son todo.

De hecho, las calorías son una de las principales culpables de la obesidad en las personas si no se consumen en cantidades controladas. En este sentido, la dieta hipocalórica es un plan alimenticio  que contrarresta el mal consumo de calorías.

¿Qué es la dieta hipocalórica?

Básicamente, la dieta hipocalórica es un plan alimenticio basado en consumir menos calorías de las que necesita tu cuerpo para poder funcionar. Como hemos mencionado, para el ser humano es necesario consumir calorías para poder realizar funciones básicas, pero no cualquier cantidad.

Cada persona requiere una cantidad exacta de calorías para poder realizar dichas funciones, y consumir menos de esta cantidad es lo que se conoce como dieta hipocalórica.

¿En qué consiste?

Consiste en el control y eliminación de los alimentos que no aportan valor nutricional (azúcares y grasas) del plan alimenticio. Básicamente, trata de ingerir menos calorías de la que gastas al día. Para realizar un dieta hipocalórica, es necesario conocer cuál es el nivel de calorías diarias que tu cuerpo necesita.

Para esto, debes saber cuál es tu gasto metabólico basal y sumarle la cantidad de calorías que gastas a través de tu actividad física diaria. El gasto metabólico basal va a depender de una serie de distintos factores, como la altura, la edad y el peso de cada persona.

Resultados

Llevar a cabo una dieta no solo sirve para perder peso, si no que nos ayuda a asentar un plan alimenticio sano y equilibrado. En el caso de la dieta hipocalórica, el promedio saludable de pérdida de peso es de 2 a 5 kg al mes. En principio, lo que se pierde es líquido, al sufrir un efecto renal detoxificador que nos permite eliminar el líquido retenido.

Luego, poco a poco se comenzarán a ir viendo los resultados en la pérdida de acumulación de grasa localizada en el cuerpo. En general, la pérdida de peso debe ser controlada y progresiva para que el paciente no sufra de ansiedad.

Pero lo más importante antes de empezar cualquier dieta, es ponerte en manos de un especialista que te haga un seguimiento constante y te elabora el plan alimenticio ideal para cada paciente. En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un departamento de dietética y nutrición donde tras un estudio previo se te pautará la mejor dieta para ti. Pide cita sin compromiso en el 676 043 524.

 

La dieta cetogénica es un tipo de dieta para adelgazar caracterizada por un bajo consumo en carbohidratos y azúcares, pero rico en proteínas y grasas saludables.

Esta es una dieta que se ha popularizado en los últimos años y en este post te explicaremos en qué consiste, así como conocerás un poco más sobre los beneficios o no que puede aportar a tu organismo la dieta cetogénica.

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica o también conocida como dieta keto en su forma abreviada, tuvo sus orígenes para tratar enfermedades neurológicas como la epilepsia y, posteriormente, como un método eficaz para perder peso rápidamente.

Consiste en seguir un plan alimenticio bajo en hidratos de carbono, es decir, en harinas, almidones y carbohidratos vegetales, pero rico en proteínas y grasas provenientes de alimentos como carne, huevos, mantequilla, frutos secos, aguacate, entre otros.

¿Cómo es su funcionamiento?

Para conocer su funcionamiento, primero hay que entender que el cuerpo humano utiliza la glucosa para producir energía, cuando los niveles de azúcar disminuyen, el organismo alterna las fuentes de energía, es decir, la toma de la grasa.

En este sentido, el término cetosis hace alusión a un proceso químico que realiza el organismo para consumir energía a partir de la grasa corporal, y de ahí el nombre de la dieta. Para que te hagas una mejor idea, ten en cuenta que cuando una persona pasa hambre por un período largo de tiempo, el cuerpo entra en un estado llamado “estado de cetosis”, una situación metabólica ocasionada principalmente por la ausencia de azúcares.

Por ello, cuando se limita la ingesta de azúcar presente en los carbohidratos como pan, pasta, arroz, patata, entre otros, se obliga al organismo a que la tome de la grasa depositada en diferentes partes del cuerpo, dando origen a un proceso de “quema de grasa”.

Planes alimenticios de la dieta cetógenica

Del mismo modo, existen diferentes versiones de la dieta cetogénica, adaptadas según las características de cada persona, por ejemplo:

  • Plan alimenticio con un 75% de grasa, 20% de proteína y un 5% de carbohidratos.
  • Algunas más extremas plantean un 2% de carbohidratos, 8% de proteínas y 90% de grasa.

Por lo general, un adulto consume entre un 45 y 60% de carbohidratos, equivalente a 225 y 323 gramos diarios, de ahí la diferencia de esta dieta.

¿Es beneficiosa la dieta cetogénica?

Más allá de su eficiencia para perder peso de una forma rápida, la dieta cetogénica disminuye la presión arterial y los triglicéridos en la sangre. También existen otros beneficios asociados a su puesta en práctica, entre ellos:

  • Estabiliza los niveles de glucosa en la sangre.
  • Reduce los niveles de grasa.
  • Modifica favorablemente la flora intestinal.
  • Refuerza las defensas del organismo.
  • Eleva el colesterol HDL.
  • Disminuye los síntomas de demencia.
  • Genera una pérdida del apetito.
  • Contribuye a mejorar situaciones de acné.

 

Aunque la dieta cetogénica es considerada una dieta segura y saludable, puede producir efectos secundarios como dolor de cabeza, estreñimiento, entre otros, mientras el organismo se adapta. Por ello, es vital escuchar la opinión de un experto y realizar un estudio nutricional que determine el consumo de alimentos adecuados, con el fin de descartar posibles patologías que pudiesen alterar su eficiencia.

En conclusión, tras diversos estudios, se ha demostrado que la dieta cetogénica puede ser una dieta beneficiosa para adelgazar pero que la podemos llevar a cabo de una forma saludable y sin necesidad de buscar niveles tan bajos de consumo de hidratos de carbono.

En este tipo de dietas, la presencia de frutas y verduras es prácticamente inexistente y por tanto, nos podemos enfrentar a un déficit de diversas vitaminas y minerales, de forma que debemos complementarla con suplementos vitamínicos.

Además, no está recomendada para personas que sufren insuficiencia renal, mujeres embarazadas o pacientes con problemas hepáticos y cardiacos.

Lo más recomendable antes de comenzar cualquier dieta, es acudir a un especialista que nos haga un estudio previo y un seguimiento exhaustivo.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid,  llevamos a cabo un estudio nutricional previo y adaptamos la dieta a cada paciente de manera que no solo se pierda peso, sino que el mismo se mantenga de forma saludable. Resultados que en ocasiones también se pueden mejorar cuando se combina con tratamientos médico estéticos que moldean la figura.

 

El vientre hinchado en la menopausia es uno de los síntomas más comunes. Si es tu caso, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, te contamos cuÁles son sus causas y cómo puedes evitarlo.

La menopausia es la etapa donde la mujer experimenta cambios hormonales relacionados con el fin de su etapa fértil. Generalmente, a partir de los 45 años, el descenso de hormonas en combinación con el envejecimiento desencadena una gran cantidad de síntomas en el cuerpo femenino.

Causas del vientre hinchado en la menopausia

El climaterio comienza a afectar a las mujeres a partir de los 45 años, y puede llegar a durar entre 3 y 15 años. Durante esta etapa, el cuerpo y organismo femenino sufren una serie de cambios tanto fisiológicos como hormonales causados por el envejecimiento y la disminución de hormonas. En consecuencia, se producen una serie de dolencias y síntomas como sofocos, sudores nocturnos, irritabilidad, incontinencia urinaria, etc.

La hinchazón de vientre también es otro de los síntomas más comunes de este periodo. Suele estar provocado por el aumento de la grasa abdominal y la retención de líquidos, lo que en muchos casos termina causando estreñimiento y aumento de gases. La zona abdominal se hincha por completo ocasionando molestias, en especial, tras las comidas.

¿Cómo evitar la hinchazón abdominal durante la menopausia?

Si bien es cierto que la menopausia acarrea efectos en el cuerpo de las mujeres que simplemente no podemos evitar, también hay otros efectos que podemos calmar con la ayuda de ciertos consejos:

Cuida tu alimentación

Si eres una persona que cuida muy bien su alimentación, es poco probable que la hinchazón de vientre te afecte durante la menopausia. Pero, si por el contrario, tu alimentación no es demasiado equilibrada y sana, pide ayuda a un profesional que te paute la mejor dieta para evitar el vientre hinchado.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética, te ofrecemos un estudio integral analítico para conocer tus hábitos alimenticios. Así, con un control adecuado de la alimentación, podrás eliminar ese vientre hinchado.

Lleva un ritmo de vida activo

Un cambio que te beneficiará en todos los aspectos, tanto físico, como emocional y mental. Un ritmo de vida en constante movimiento te mantendrá alejada del sedentarismo, y en consecuencia del vientre inflamado.

Elimina el tabaco y el alcohol

Los hábitos tóxicos o nocivos como el consumo de alcohol o el tabaquismo son perjudiciales para tu salud en todos los sentidos. Por tanto, lo recomendable es elegir alternativas saludables a estos hábitos como el consumo de frutas y verduras de hoja verde.

como bajar el colesterol de forma natural En el post de hoy queremos daros algunos remedios sobre cómo bajar el colesterol de forma natural. El colesterol es una sustancia importante que se encuentra en todas las células y que producen vitamina D, hormonas y otras sustancias que ayudan a digerir alimentos. Por tanto, es necesario contar con colesterol.

Sin embargo, cuando existe un exceso de colesterol en la sangre, este se puede combinar con otras sustancias formando una placa que se adhiere a las paredes de los vasos sanguíneos pudiendo llegar a estrechar las arterias e incluso bloquearla.  Por ello, las personas con altos niveles de colesterol son más propensas a sufrir algunas enfermedades cardiacas.

Tener controlado los niveles de colesterol es una de las claves para mantenerse saludable por lo que te daremos algunos consejos para bajar el colesterol y que te ayudarán a mantenerte sano.

Causas del incremento del colesterol

Como hemos dicho al principio, el colesterol es una sustancia que se encuentra en la sangre, concretamente adherido a las proteínas. En este sentido, existen diferentes tipos de colesterol: el bueno (HDL) y el malo (LDL).

Por una parte, el colesterol “bueno”, se encarga de recolectar el exceso de colesterol y lo lleva de nuevo al hígado, donde se elimina. Por su parte, el colesterol “malo” transporta todas las partículas dañinas por todo el cuerpo. Generalmente, los factores que aumentan las probabilidades de subir el colesterol malo son:

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Falta de actividad física
  • Tabaco y alcohol
  • Mala alimentación
  • Envejecimiento

 

¿Cómo prevenirlo?

Como ves, la mayoría de las causas de los altos niveles de colesterol tienen que ver con un estilo de vida poco saludable. Por eso, hacer grandes cambios en tu rutina es la clave para reducir dichos niveles. Para prevenir el colesterol alto, intenta:

         Realizar una dieta baja en grasas de origen animal, y consume grasa buena con moderación.

         Limitar el consumo de sal, y aumenta el consumo de verduras, frutas y cereales integrales.

         Mantener un peso saludable.

         Ejercitarse al menos 3 veces por semana.

         Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

 

 Cómo bajar el colesterol de forma natural: 6 remedios

Ya hemos hablado anteriormente de una dieta para bajar el colesterol que resumimos en:

  • Consumir pescado rico en ácidos grasos Omega 3: no disminuirá el nivel de colesterol malo pero sí aumentará el nivel de colesterol bueno. De esta forma, se reduce el riesgo de enfermedades cardiacas puesto que protegemos el corazón de coágulos de sangre e inflamación.
  • Consumir cereales de grano entero como avena o frutas como manzanas, naranjas, peras o ciruelas, además de legumbres como los garbanzos y las lentejas. Estos alimentos son fibra soluble que facilitan el proceso de absorción del colesterol.
  • Evita las grasas saturadas como productos lácteos, chocolate, carne o frituras y alimentos procesados. Estos subirán el colesterol LDL. Así como alimentos trans (alimentos hechos con grasas hidrogenadas o aceites, tipo margarina, patatas fritas o galletas saladas) ya que elevan el colesterol malo y disminuyen los niveles de colesterol bueno.
  • Caña de azúcar: bloquea la fabricación de colesterol por parte del hígado gracias a su alto contenido de policosanol.
  • Diente de león: planta medicinal capaz de expulsar la bilis rica en colesterol.
  • Levadura roja de arroz: su contenido de monacolinas frena la producción de colesterol en el hígado.

¿Tienes el colesterol alto?. En Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética en Madrid, contamos con un departamento de dietética y nutrición donde tras un análisis exhaustivo pautaremos una dieta que te ayude a bajar el colesterol y que irá acompañado de un seguimiento constante. Reserva tu cita sin compromiso en el 676 043 524.

Remedios para el estreñimiento Hoy os traemos estos remedios para el estreñimiento. Una patología que sufren no solo los adultos, sino también muchos niños. Es un trastorno digestivo muy frecuente que afecta también a personas sedentarias y que no consumen suficiente líquido en su dieta diaria.

El estreñimiento ocasiona molestias digestivas y a veces dolor interfiriendo en la calidad de vida y afectando la salud de quien la padece. Existen remedios para el estreñimiento y alimentos que se pueden consumir para prevenirlo y que enumeramos en el post de hoy.

Causas del estreñimiento

Antes de conocer las causas, es importante saber que el estreñimiento es evacuar con poca frecuencia o tener dificultad para hacerlo. Cuando se habla de poca frecuencia hay un límite médico que es considerado el patrón, es el caso de una persona que tenga tres o menos evacuaciones semanales, en este caso se puede decir que sufre de estreñimiento.

Entre las causas del estreñimiento están:

  1. Una de las causas principales del estreñimiento tiene estrecha relación con la dieta diaria, sobre todo el bajo o escaso consumo de alimentos que contengan fibra y la poca hidratación.
  2. La ingesta de ciertos medicamentos también puede provocar estreñimiento.
  3. También hay otras causas fisiológicas que tienen que ver con el funcionamiento intestinal, por ejemplo: pérdida de fuerza del músculo del intestino, obstrucción en el colon, entre otras.
  4. Del mismo modo, enfermedades como la diabetes y las relacionadas con la tiroides pueden ser la causa del estreñimiento.

Síntomas del estreñimiento

Hay algunos síntomas que son muy característicos en el estreñimiento, y que no deben confundirse con otras patologías intestinales, por ejemplo:

  • Pocas evacuaciones a la semana, menos de tres.
  • Heces muy duras.
  • Necesidad de pujar y hacer un gran esfuerzo para evacuar.
  • Dolor durante y posterior a la evacuación.
  • Gases, inflamación y dolor abdominal.
  • Sensación frecuente de obstrucción en el recto.
  • Necesidad de presionar el abdomen para que las heces salgan.

Estos son los síntomas más frecuentes, sin embargo, varían de acuerdo a las condiciones de cada persona, y por supuesto, si tiene un estreñimiento ocasional o crónico.

4 remedios para el estreñimiento

El estreñimiento puede prevenirse y tratarse con la mejora en los hábitos alimenticios, así como, con la aplicación de algunos remedios, por ejemplo:

1.    Infusiones naturales

Una planta  muy efectiva contra el estreñimiento es el aloe, suaviza el intestino, repara erosiones y úlceras, atrapa agua en el intestino y hace las heces más evacuables.

Del mismo modo, la ingesta de té de manzanilla con tila y del té verde favorece las funciones digestivas y el movimiento intestinal, y también son eficaces para las digestiones pesadas, además de ser una manera de mantenerse hidratado.

2.    Ingerir prebióticos y probióticos

Aunque puedan parecer lo mismo son totalmente diferentes. Los prebióticos son un tipo de fibra especial que contienen alimentos con fibra y de hoja ancha, así como algunas legumbres como las lentejas, entre otros. Por su parte, los probióticos contienen organismos vivos que son totalmente seguros para el individuo en la dosis adecuada. Alimentos que lo contienen son el yogur o la kombucha, entre otros.

3.    Comer fibra no fermentable

La recomendación para las personas que sufren de estreñimiento es aumentar la ingesta de fibra, pero no cualquier fibra, sino la soluble que se encuentra presente en la avena, la cebada, entre otras. Este tipo de fibra contribuye a que las heces sean más blandas.

4.    Aumentar el consumo de frutas

Entre los remedios para el estreñimiento con más efectividad está el aumento en el consumo de las frutas. Estas contienen un alto contenido de fibra, aunque para el estreñimiento hay algunas que pueden consumirse con más frecuencia y en ayunas, por ejemplo: el kiwi tiene propiedades laxantes, la papaya también es una fruta que favorece las funciones intestinales, los plátanos, naranjas e higos, y por supuesto, las ciruelas tanto frescas como deshidratadas, son ricas en fibra.

Las personas que sufren de estreñimiento deben disminuir la ingesta de lácteos o tomarlos sin lactosa e incorporar la práctica de ejercicios que ayuden a aminorar los síntomas y no descuidar la hidratación. Del mismo modo, es importante resaltar que la ingesta de té, frutas, infusiones y remedios naturales no ocasionan efectos secundarios, pero deben ingerirse con cuidado, ya que, los excesos pueden ocasionar otras afecciones y empeorar el estreñimiento.

En cualquier caso, siempre es recomendable acudir a un médico especializado en caso de sufrir estreñimiento para que paute el mejor tratamiento según cada caso.