¿Cómo curar un tatuaje?

cuidar tatuaje

Los tatuajes han pasado diferentes modas y lo más habitual es realizarselos por amor, por moda o por un recuerdo en particular. No importa si es la primera o segunda vez que te realizas uno, cuando ya está realizado el tatuaje es muy importante cuidarlo, ya que, su fase inicial de curación es la que determinará en gran parte el resultado final.

En Centro Médico Rusiñol nos han realizado mucho estas preguntas que queremos resolver: ¿cómo curar un tatuaje? ¿Será normal esto o aquello? ¿Cuánto tiempo tardará la recuperación?

¿Qué tener en cuenta antes de realizar el tatuaje?

Es importante resaltar que antes de realizarte un tatuaje hay que tener en cuenta ciertos aspectos:

  1. Escoger con cuidado el lugar del cuerpo donde se realizará el tatuaje, recordar que es una marca que se llevará siempre (aunque ya existen tratamientos para eliminarlos).
  2. Preparar la piel para el tatuaje, exfoliarla 15 días antes de realizar el tatuaje y mantener una hidratación adecuada es perfecto para el proceso de cicatrización.
  3. Visitar al dermatólogo en caso de presentar enfermedades como diabetes, vitíligo o hepatitis, y sobre todo es importante la evaluación médica si se ha sufrido de alguna alergia.

¿Cómo curar un tatuaje?

El proceso más importante tras la realización del tatuaje es el cuidado que se le debe dar para que la cicatrización sea favorable y como resultado el tatuaje sea lo que nosotros queremos. Cuando el tatuador termina, este regularmente le aplica una crema antibacteriana y la cubre con papel film para evitar la exposición con bacterias o roces con la ropa entre otros.

El proceso de cicatrización puede tardar entre 7 y 14 días dependiendo del tamaño del tatuaje, la piel de la persona y sobre todo el lugar del cuerpo donde se haya elaborado.

Sigue estos sencillos pasos para curar tu tatuaje:

  1. El papel film debe retirarse tras unas tres horas puesto que es el momento en el que se inicia la primera cura. Hay que entender que un tatuaje es una herida abierta y hay que tratarla con mucho cuidado.
  2. Lo primordial es la limpieza del área tatuada, así se evita la infección. Lavar con agua fría y jabón neutro (también se recomienda utilizar solución jabonosa para desinfectar la herida) para retirar restos de pigmentos y sangre. No se debe frotar.
  3. No aplicar el agua directamente sobre la piel tatuada para evitar las incomodidades y que se corra el color por el flujo de agua, se recomienda verter agua de manera indirecta para la limpieza.
  4. Secar con servilletas de papel y hacerlo con ligeros toques, ya que, el uso de toallas puedes dejar residuos que ocasionen molestias e infección.
  5. Dejar que la piel respire, es decir dejar al descubierto el tatuaje (prever que no esté expuesto a agentes que puedan desencadenar una infección) así se secará totalmente.
  6. Aplicar una crema antibacteriana. Colocar una pequeña porción que cubra toda el área.
  7. Repetir estos pasos tres veces al día durante 20 días
  8. Pasados estos días hay que seguir cuidando el área tatuada con crema hidratante.

Lo que jamás debes hacer cuando tiene un tatuaje recién hecho

El proceso de curación del tatuaje tarda unos días por lo que mientras tanto se debe evitar hacer algunas cosas que pueden comprometer el trabajo realizado y provocar reacciones no deseadas en el cuerpo.

Entre ellas tenemos:

  1. No sumergir el tatuaje en agua y nunca en piscinas o playas. Principalmente porque el exceso de agua puede modificar los colores y segundo porque el agua de playas y piscina puede contener agentes infecciosos.
  2. Prohibidas las duchas prolongadas mientras dure el proceso de cicatrización, 5 o 7 minutos son suficientes.
  3. La exposición al sol hay que evitarla y sobre todo a las cámaras de bronceado. La piel aún está en proceso de recuperación y el sol es perjudicial para el proceso regenerativo y puede producir manchas en la zona tatuada.
  4. La ropa ajustada tampoco se recomienda para no maltratar la piel tatuada.
  5. Un descanso del gimnasio también es necesario, para evitar irritaciones en la piel por el sudor.

Algunas recomendaciones adicionales

  • Para la inflamación y el dolor ocasionado por el tatuaje se recomienda tomar algún antiinflamatorio que ayude a atenuar las molestias.
  • Hay que tener un equilibrio entre la resequedad de la piel y la hidratación, ya que ambas pueden ser dañinas. Tener presente que es esencial mantener la piel tatuada hidratada.
  • La regeneración de la piel puede tardar meses, por ello se recomienda el uso de protector solar en el área.

Y en caso de querer eliminar un tatuaje, en Centro Médico Rusiñol, situado en Madrid capital, contamos con un tratamiento de eliminación de tatuaje a través de láser con el cuál eliminamos el tatuaje en diferentes sesiones y sin dejar marcas. Si necesitas más información, contacta con nosotros en el 91 571 81 13 o 676043524.

14/01/2019
POR RUSINOL
ETIQUETAS eliminación de tatuajes
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.