Qué es la alimentación natural, información y dietas. Superalimentos, alimentos naturales y salud.

Entradas

Vientre plano

Para lucir un vientre plano es necesario aunar diferentes hábitos no sólo para conseguirlo, sino también para mantenerlo. Una buena alimentación y ejercicio son primordiales, aunque a veces puede ser de ayuda algún tratamiento estético como Hifu, del que hablaremos más tarde. Pero ninguna técnica es capaz de mantener los resultados si no conseguimos seguir hábitos saludables.

5 alimentos para vientre plano

De todas las zonas del cuerpo, el vientre es de las áreas con mayor tendencia a la acumulación de grasa. En algunos casos este exceso de grasa se debe a un estilo de vida sedentaria o ciertas enfermedades, mientras que en otros a es consecuencia de una mala alimentación.

Esta última es de las razones más comunes, ya que la alimentación juega un papel importante en el peso y la concentración de grasa en el cuerpo. Por eso, en Centro Médico Rusiñol, te recomendamos 5 alimentos para tener un vientre plano.

  • Legumbres: son la combinación perfecta de carbohidratos, fibra y proteína para conseguir una alimentación equilibrada. Regulan el apetito y ayudan a quemar grasa.
  • Vegetales: excelentes diuréticos para eliminar la retención de líquidos. Contienen cantidades altas de vitaminas A, C, ácido fólico y minerales como el potasio.
  • Picantes y especias: Muchas especias mediterráneas son digestivas y contribuyen a la pérdida de grasa localizada. Por otro lado, el aumento de temperatura ocasionado por el picante aumenta el gasto calórico. 
  • Frutas: son ricas en vitamina C y potentes antioxidantes antiinflamatorios, especialmente, las de colores intensos. Mejoran la digestión y tienen efecto diurético.
  • Proteínas limpia de grasa: Como carne de pollo, ternera o pescado blanco. Estimulan el metabolismo, te dan fuerza y energía, alto poder saciante y ayudan a eliminar líquidos del organismo.

¿Qué evitar?

Así como hay alimentos que te vendría bien consumir, hay otros que debes evitar por completo si lo que quieres es tener un vientre plano.

  • Olvídate de las gaseosas: incluso si no tienen azúcar ni calorías, las bebidas con gas son las principales causantes de la inflamación del vientre y la acumulación de aire en el mismo.
  • Evita los chicles: al masticar chicle, ingresa aire en nuestro cuerpo que causa hinchazón.
  • Dile no a los edulcorantes: normalmente, se usan como sustituto del azúcar en dulces y bebidas. Sin embargo, son bastante difíciles de digerir, causan mala digestión e hinchan el abdomen.

Consejos para conseguir un vientre plano

Ejercítate

Realizar actividad física es una de las principales claves a la hora de tener un vientre plano. Hacer ejercicios de resistencia, pilates, natación, correr o simplemente caminar, son algunas de las actividades ideales para quemar energía y grasa acumulada.

Mantente hidratado

Otro de los pilares fundamentales para reducir abdomen, es la hidratación. Tomar abundante agua durante todo el día, previene la retención de líquidos y favorece por completo al organismo.

Descanso entre actividades físicas

Además de la relevancia que tienen los ejercicios en la pérdida de grasa localizada, es necesario tener en cuenta la importancia del descanso para acelerar el metabolismo. Sobre todo, si se ha realizado una ardua sesión de ejercicios.

Ten buena disposición

Mantener una actitud positiva es otra de las claves para lograr cualquier tipo de cambio físico en tu cuerpo. Para lograr tu objetivo de tener un vientre plano, es necesario tener excelente predisposición y perseverancia para alcanzar tu meta.

Tratamiento HIFU 4D

Como hemos dicho anteriormente, en ocasiones, ni el ejercicio ni la buena alimentación son suficientes para conseguir un vientre plano puesto que entra en juego otro tipo de características como la genética, y por tanto, es necesario un tratamiento de refuerzo. Nos referimos a Hifu corporal, el tratamiento más innovador, con el que cuenta nuestra clínica de medicina estética, ante la grasa localizada y la flacidez. Un tratamiento no quirúrgico ni invasivo que consiste en la aplicación de ultrasonidos en la zona a tratar, que se transforman en energía en forma de calor a distintos niveles del tejido celular subcutáneo. Así, puede estimular la producción de colágeno, que actúa de forma directa sobre la elasticidad y provoca un efecto lifting, que reafirma la dermis.

qué son los hidratos de carbono El cuerpo humano requiere de ciertos alimentos para mantener su óptimo funcionamiento, por ejemplo: las proteínas, verduras, frutas, entre otros, que aportan vitaminas, minerales, y lo más importante, energía. Del mismo modo, la ingesta de hidratos de carbono genera una contribución importante al organismo, pero no se pueden consumir en exceso porque no todos son saludables. Si no sabes qué son los hidratos de carbono y qué alimentos lo contienen, a continuación hablaremos sobre qué son, los tipos de hidratos de carbono que existen y qué puedes consumir sin riesgos.

¿Qué son los hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono también llamados carbohidratos, están compuestos de oxígeno, hidrogeno y carbono. Son una fuente de energía para los músculos y el cerebro, pero no todos son saludables y no todos hacen el mismo aporte alimenticio por lo que es mportante saber distinguirlos.

Forman parte del grupo de alimentos que deben ingerirse a diario para mantener una alimentación equilibrada de acuerdo a las calorías diarias que cada persona necesita. Los más conocidos son: la pasta, el arroz y el pan (que a su vez son los más dañinos para el organismo puesto que también son los más procesados), pero realmente los hidratos de carbono están presentes en muchos alimentos, y los de mejor calidad, son aquellos que no son procesados o tienen un mínimo nivel de procesamiento.

Tipos

Entre los hidratos de carbono existen varios tipos, por ejemplo:

1.    Monosacáridos

Son los hidratos de carbono que el cuerpo humano metaboliza con mayor facilidad y rapidez, están presentes en los alimentos ricos en fructosa, sacarosa y glucosa.

2.    Disacáridos

Estos hidratos están formados por dos monosacáridos, en este caso el cuerpo necesita descomponerlos para metabolizarlos. Los disacáridos están presentes en la lactosa y maltosa.

3.    Polisacáridos

Son los hidratos complejos que contienen azúcar y su metabolización es mucho más lenta, su composición está caracterizada por el almidón y el glucógeno.

Debes de tener en cuenta que los hidratos de carbono recomendados en la ingesta diaria son aquellos que contienen un mínimo (o nada) de sodio, grasas trans, colesterol, azúcares o granos refinados. Son ricos en fibra y nutrientes (poseen alto contenido), y, sobre todo, su aporte calórico es moderado.

Por su parte, los alimentos que contienen hidratos de carbono dañino para el cuerpo están compuestos por azúcares y granos procesados, alto contenido en sodio, grasas saturadas y colesterol.

Alimentos con hidratos de carbono

Los alimentos con hidratos de carbono que puedes consumir con frecuencia son los que vienen directamente de la tierra sin procesamiento, por ejemplo:

  • Brócoli, espinaca, calabacín, plátanos, aguacate, espárragos, coles, pepino, berenjena, tomate, cebolla y fruta.
  • Legumbres como las lentejas, garbanzos o cebada.
  • Cereales integrales para el desayuno, arroz, pan y pasta integral.
  • Tubérculos, semillas y frutos secos.

Disminuye o elimina de tu alimentación los siguientes:

  • Bollería y dulces.
  • Bebidas gaseosas, alcohol y refresco.
  • Azúcares y granos refinados.
  • Productos procesados con maíz o patata.
  • Arroz blanco, pasta y pan.

La ingesta de hidratos de carbono, aunque es necesaria para el organismo, hay que tenerla en cuenta y saber distinguir entre aquellos alimentos que contribuyen al organismo y evitar los alimentos procesados, ya que, contribuyen a la aparición de enfermedades y patologías que pueden desencadenar una hipertensión o una diabetes. Lo mejor es llevar una alimentación equilibrada combinada con alguna actividad física.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un servicio de dietética y nutrición donde tras un protocolo de estudio nutricional previo, llevamos a cabo un coaching nutricional donde te ayudamos no sólo a perder kilos de más, si no a llevar a cabo una dieta saludable en tu día a día para estar mejor por dentro y por fuera. Pídenos cita sin compromiso en el 676 043 524.

Piernas hinchadas Las piernas hinchadas se producen como una consecuencia de la acumulación anormal de líquidos, a esto se le conoce con el nombre de edema. Las causas de su origen se deben a múltiples factores tanto físicos como químicos, y por supuesto, pueden surgir como consecuencia de un desequilibrio entre el sistema linfático y el circulatorio.

Se trata de una afección muy frecuente y que puede llevar a otras molestias como dolor en las articulaciones, flacidez, calor en la zona afectada y sensación de pesadez.

Factores por los que se hinchan las piernas

La acumulación de líquido no solo ocurre en las piernas, también en otras partes del cuerpo. Sin embargo, por el efecto de la gravedad hace que sea más acelerada en las piernas, tobillos y pies.

Son múltiples los factores que provocan las piernas hinchadas, veamos algunos de ellos:

  • Desequilibrio hormonal.
  • Un estilo de vida sedentaria.
  • Mala alimentación o una dieta alta en sodio y/o azúcares.
  • Insuficiencia renal.
  • Problema de origen cardíaco.
  • Consumo de algunos medicamentos como antidepresivos, anticonceptivos, esteroides, entre otros.

5 consejos para antes y después

Es evidente que las piernas hinchadas son síntomas a los cuales debes prestar mucha atención, ya que, puede derivar de algún problema en tu organismo y, además, si es causada por el consumo de ciertos medicamentos o una alimentación inadecuada, es posible que pueda revertirse aunque su origen también puede estar asociado con alguna patología renal o cardíaca, en tal caso es importante acudir a tu médico.

Algunos consejos que pueden contribuir para reducir la hinchazón de las piernas y aliviar sus síntomas son:

1.    Hidratación constante

Una hidratación constante ayuda a eliminar los líquidos a través de la orina. Ya se sabe que beber dos litros de agua diaria ofrece múltiples beneficios al cuerpo, independientemente que tengas o no las piernas hinchadas. Así mismo, si ingieres algún tipo de bebidas diuréticas con piña, limón, tomate, entre otras, también contribuirá a la eliminación de toxinas de tu organismo.

2.    Realiza ejercicios

Si realizas alguna actividad física potencias el drenaje linfático a la vez que aceleras el movimiento de fluidos de tu cuerpo y además te permite mantenerte en forma.

3.    Tratamiento de estética corporal

Existen tratamientos de estética corporal como la presoterapia, muy sencilla de llevar a cabo con el propósito de mejorar el drenaje de los linfáticos y contribuir a la reabsorción de líquidos retenidos en el cuerpo.

Se trata de una técnica no invasiva ni dolorosa, la cual consiste en aplicar una presión de aire controlada de forma ascendente mediante un sistema de neumático, obteniendo una sensación similar a un masaje de relajación.

4. Reduce el consumo de sal y azúcares refinados

El consumo excesivo de sal y azucares refinados captan agua para su transporte en el torrente sanguíneo, evitando su eliminación y favoreciendo la acumulación de líquidos. Por ello, tanto si ya tienes las piernas hinchadas como para prevenirlo, es importante evitar al máximo su consumo.

5.    Coloca los pies en alto

Una forma sencilla de bajar la hinchazón de las piernas es levantando los pies por encima del corazón cuando te encuentres acostado, unos 20 minutos diarios son suficientes para favorecer la circulación sanguínea.

Si bien es cierto que estos consejos tienen como propósito aliviar y controlar las piernas hinchadas, te recomendamos acudir a un especialista, ya que, tener las piernas hinchadas podría ser consecuencia, como hemos mencionado anteriormente, de un problema mayor de índole renal o cardíaco.

Dieta paleo: alimentos

La dieta paleo está basada en alimentos que consumían nuestros antepasados durante la época Paleolítica, de allí su nombre de dieta paleo. ¿Quieres conocer un poco más sobre esta dieta? Te invitamos a leer este artículo y familiarizarte un poco más con esta dieta.

¿Qué es la dieta paleo?

La dieta paleo está basada en las características individuales de cada persona. Se trata de un plan alimenticio basado en alimentos frescos y naturales, evitando las comidas procesadas, libres de harinas, azúcares y aceites refinados. Esta dieta te permite consumir carnes, pescado, vegetales, frutas, semillas, entre otros. Estos alimentos se podían obtener fácilmente en el pasado mediante la caza, pesca y recolección. Por otro lado, esta dieta apunta a que no existe un plan alimenticio único, ideal y efectivo para todas las personas, sino distintas formas de nutrirse con alimentos naturales, evitando los procesados e integrando los que encuentran en su entorno.

Los alimentos consumidos a través de esta dieta buscan:

  • Reducir los niveles de glucosa.
  • Controlar la presión arterial.
  • Disminuir los triglicéridos.
  • Mejorar tu estado de ánimo.
  • Evitar la acumulación de grasa.
  • Mejorar tu apetito.

Alimentos de la dieta paleo

Los alimentos de la dieta paleo se basan en:

  • Proteína: aves, pescado, mariscos, huevos, hongos, etc.
  • Grasas sanas: aguacate, aceite de coco, almendras, nueces, etc.
  • Vegetales: acelga, brócoli, coliflor, cebolla, espinaca remolacha, zanahoria, lechuga, entre otros.
  • Frutas: melón, naranja, pera, limón, kiwi, fresa, etc.
  • Semillas: pistacho, girasol, sésamo, etc.
  • Hierbas y especies: albahaca, perejil, pimienta, ajo, romero, menta, jengibre, orégano, etc.

Al igual que evita los siguientes alimentos:

  • Alimentos procesados: en general cualquier tipo de alimento procesado y empaquetado.
  • Cereales: arroz, trigo, avena, etc.
  • Tubérculos: apio, yuca, patata, etc.
  • Lácteos: queso, yogur, etc.
  • Azúcar refinado.

La diferencia principal entre la dieta paleo y otras dietas, es la ausencia de productos lácteos (fuente de proteína y calcio) y cereales (fuente de fibra y otros nutrientes).

¿Es beneficiosa la dieta paleo?

La dieta paleo peca de exceso de proteínas puesto que incluye consumir proteína animal entre 3 y 5 veces al día. En cambio, excluye otros alimentos que provocarían a largo plazo deficiencia de calcio, vitamina D y vitamina B.

Por otro lado, según algunas investigaciones como la publicada por The American Journal of clinical nutrition, se señala que la dieta paleo permite la pérdida de peso, pero que esta no se mantiene tras 6 meses.

La mejor alternativa: Cronodieta

Como alternativa, en Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética en Madrid, por ser más saludable y equilibrada así como más eficaz a largo plazo, aconsejamos la cronodieta.

La cronodieta consiste en no renunciar a ningún grupo de alimentos pero consumiéndolo a la hora adecuada. Un mismo alimento, dependiendo de la hora en la que se consuma, puede transformarse en energía o, por el contrario, acumularse en forma de grasa según a qué hora lo consumamos.

Debemos de tener en cuenta que dependiendo del gasto energético, nuestro cuerpo absorbe los nutrientes de forma distinta. Por tanto, en la cronodieta la clave es cuándo y qué se come.

Esta dieta nos ayudará a conocer nuestros biorritmos y respeta el ritmo natural de nuestro organismo y propone ingerir alimentos cuando el cuerpo esté preparado para asimilarlo.

Por ejemplo, evitar consumir hidratos de carbono a partir de cierta hora hará que tengamos menos azúcar en sangre de forma que nuestro organismo convierte las células grasas en energía. En conclusión, estaríamos quemando la grasa que sobra.

De cualquier forma, es importante que antes de iniciar cualquier dieta, acudas a un especialista o nutricionista para que te realice un diagnóstico y te indique los alimentos que puedes ingerir, dependiendo de tus necesidades y condiciones de salud. Así mismo, es vital que cualquier dieta sea adaptada a los alimentos y cantidades que necesitas, pues en caso contrario, podría provocarte una falta de nutrientes, por ejemplo, la falta de calcio.

Además, es importante que al realizar cualquier dieta la combines con alguna actividad física que te ayude a fortalecer tu organismo y prevenir enfermedades.

Consejos para seguir una dieta para tensión alta

La tensión arterial es la presión que ejerce el corazón sobre las arterias para que distribuya la sangre a todo el organismo. La presión máxima (sistólica) se produce cuando el corazón se contrae y la presión mínima (diastólica) cuando el corazón se encuentra relajado.

Los valores adecuados de la tensión oscilan entre 120/80 mm Hg, la cual indica la tensión máxima y mínima respectivamente. La hipertensión arterial (HTA) es la elevación de la tensión arterial de manera crónica, mostrando valores iguales o superiores a 140/90mm Hg. Existen diversos factores que afectan a su desarrollo, por ejemplo, la edad, sexo, obesidad, sedentarismo, el consumo de sal, alcohol, entre otros.

No obstante, la hipertensión arterial suele presentarse por causas desconocidas, por lo que se recomienda tener hábitos saludables, así como, una dieta para tensión alta.

7 consejos para una dieta para la tensión alta

Reducir la sal en la dieta

El consumo elevado de sal contribuye con la hipertensión arterial, además, acelera el riesgo de sufrir una cardiopatía y accidente cerebro vascular. Algunos consejos para reducir el consumo de sal en el hogar son:

  • No añadir sal durante la preparación de los alimentos, ya que, muchos ingredientes que agregamos a las comidas contienen sal incorporada, por ejemplo, cubitos, mantequilla, salsas, entre otros.
  • Evita colocar saleros en la mesa.
  • Escoge productos hiposódicos.

Leer bien el etiquetado de los productos

Esta es una tarea muy sencilla que te permitirá conocer tu consumo de sal diario, la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal por día. Leer bien las etiquetas de los productos puede generar una diferencia notable en tu consumo diario, ya que, muchos alimentos tienen sal incorporada.

Es necesario que leas la lista de ingredientes, ya que, esto se ordenan de mayor a menor cantidad, es decir, aquellos que tiene un alto contenido de sal aparecerá al principio. Todo esto te permitirá tomar conciencia del consumo de sal. Para que tengas una idea de aquellos alimentos que presentan un alto contenido de sal, te mostramos las siguientes cantidades.

  • Bajo: menos de150 mg de sal por porción.
  • Moderado: 150-400 mg de sal por porción.
  • Alto: más de 400 mg de sal por porción.

Es importante que consideres también aquellos alimentos que poseen en su etiqueta “sin sal”, ya que, estos no necesariamente se encuentran totalmente libres de sodio, existe una llamada “sal oculta” en los alimentos debido a su composición. Por ello es muy importante que sigas una dieta para la tensión alta.

Revisar los fármacos

Algunos medicamentos contienen altos niveles de sodio, en especial fórmulas solubles o efervescentes, es vital que conozcas los riesgos del consumo de sodio en los medicamentos, sobre todo si sufres hipertensión.

Sustituir la sal por otros productos

Es erróneo pensar que los alimentos sin sal, carecen de sabor. Tus papilas gustativas se irán adaptando progresivamente a una disminución del consumo de sal, y podrás apreciar mejor una gama de sabores. El uso de condimentos tiene una mayor relevancia cuando se disminuye notablemente el consumo de sal. Te recomendamos el uso de albahaca, pimienta, nuez moscada, azafrán, o romero, entre otros.

Tratamiento dietético de la HTA

Los tratamientos farmacológicos deben estar prescritos por un médico especialista. En la actualidad existe una amplia gama de fármacos indicados para la hipertensión arterial dependiendo de las características que presentes durante un episodio de hipertensión.

Sin duda, debes tener una alimentación específica para la tensión alta, ya que, la alimentación es un pilar fundamental para el tratamiento y control de HTA. Del mismo modo, debes modificar tu estilo de vida.

Dieta para la tensión alta

Es necesario que lleves una dieta saludable, haciendo énfasis en la restricción del consumo de sal. La reducción de la sal es considerada una de las principales medidas para evitar problemas de hipertensión.

Del mismo modo, eleva tu consumo de verduras y frutas frescas y disminuye la ingesta de hidratos de carbono refinados tipo pan, dulces, pastas y harina ya que retienen tanto o más líquido que la sal, al igual que el alcohol. Moderación con los fritos y alimentos procesados (que contienen muchas sal y harinas)

Actividad física

Así mismo, si practicas una actividad física de forma regular podrás mejorar y mantener el control de tu tensión. Es necesario que practiques ejercicios físicos aeróbicos adaptados a tus características y particularidades, con unos minutos diarios verás resultados en tu tensión.

De la misma forma, es fundamental que consultes a tu médico si tienes problemas de tensión. Es el especialista quien te indicará cuál es el tratamiento más adecuado para ti. Una tensión arterial debe ser vigilada y controlada constantemente.

¿Cuál es el mejor coaching y tratamiento para adelgazar?

¿Quieres bajar de peso mediante un tratamiento para adelgazar o mejorando la alimentación? Entonces estás de suerte, en nuestro Centro Médico Rusiñol, ofrecemos ambas técnicas y lo mejor de todo: de forma combinada. Te invitamos a seguir leyendo para descubrir el mejor coaching y tratamiento para adelgazar.

3 pasos para el tratamiento para adelgazar

Estudio nutricional

El exceso de peso puede deberse a múltiples causas, tanto por una mala alimentación como por distintas condiciones hereditarias o genéticas. Por eso en CMR, consideramos fundamental el estudio integral de nuestros pacientes. En este protocolo, tenemos en cuenta todos los factores alimenticios que pueden estar generando el aumento de peso en nuestros pacientes. De esta forma, podemos ofrecer soluciones óptimas, acordes a cada caso mediante nuestra técnica de coaching nutricional.

Con la ayuda del coaching, también conocido como “entrenamiento alimenticio”, adaptamos el tipo de alimentación ideal, a la vida social y profesional de cada persona. Combinado con otros tratamientos con el mismo fin, contribuir a la pérdida de peso y beneficiar al organismo, de esta forma el coaching nutricional es mucho más eficiente que una dieta tradicional.

Coaching nutricional con Hidrolipoclasia

La hidrolipoclasia es una técnica médica utilizada para reducir los volúmenes localizados y remodelar la figura. Se encarga de “romper” la célula grasa (adipocito) haciendo que la grasa contenida por la misma sea liberada. De esta forma, la grasa liberada se va por la vía linfática y venosa del hígado para ser metabolizada, y finalmente eliminada.

Los resultados de la hidrolipoclasia suelen ser permanentes, siempre y cuando se mantenga un peso ideal. De allí, la importancia de asociarla con el coaching nutricional. El tejido graso es capaz de generar nuevas células, si se aumenta un peso de más de 4 kilos. Por eso, es necesario llevar una dieta baja en grasa y alcohol durante y después del tratamiento. Así, se favorecerá la metabolización por el hígado de la grasa liberada y su eliminación.

Coaching nutricional con Laserlipolisis

El tratamiento de laserlipolisis, emplea el uso de un láser de diodo con una longitud de onda de 635-650nm y de luz fría. Este láser actúa de forma directa, sobre la célula de grasa (adiposito) transformándola en ácidos grasos esenciales (omega 3, 6, 9) y enviándolas hacia la sangre para usarse en diferentes vías metabólicas. La reducción del peso, volumen, y celulitis así, como la mejora del tono muscular, la flacidez y el efecto inflamatorio son algunas de las distintitas vías metabólicas de la laserlipolisis.

Al igual que la hidrolipoclasia, este tratamiento busca remodelar la figura y brindar un nuevo aspecto al paciente. Para reforzar sus resultados, el coaching nutricional está indicado no solo para favorecer la pérdida de peso sino también para mantenerlo.

Beneficios de la dieta alcalina y alimentos prohibidos Las dietas para adelgazar, limpiar el organismo y desintoxicar están a la orden del día, muchas personas optan por cumplir regímenes alimenticios para lograr una figura envidiable. Sin embargo, también hay personas que desean cuidar su cuerpo e inician dietas que favorezcan sus procesos de manera saludable, si esto contribuye a bajar algunos kilitos es un beneficio adicional. Mucho se habla sobre la dieta alcalina y su efecto sobre nuestro cuerpo, aunque son notorias las ventajas que aporta, es importante que las sepas y aquí te las explicaremos. Te hablamos de los beneficios de la dieta alcalina y alimentos prohibidos: que no debes incluir si vas a realizar una dieta alcalina.

¿Qué es una dieta alcalina?

Primero, una dieta alcalina es aquella que se centra en el consumo de verduras y alimentos con un pH elevado, para evitar que nuestro cuerpo se enferme. El pH corporal tiene un patrón de medición que va desde 0 al 14, mientras más bajo (entre 0 y 6) más ácido será, 7 es el punto medio que sería pH Neutro y a partir de 8 se habla de alcalino.

Una dieta alcalina es la que eleva el valor del pH a través de la ingesta de ciertos alimentos, así mismo, hay otros que no deben ingerirse y otros que su consumo debe ser moderado.  Para esta dieta se recomienda la ingesta de 80% de alimentos ricos en sales, omega 3 y con altas propiedades nutricionales, es decir, alcalinos. El otro 20% le corresponde a los alimentos que no son alcalinos. Pero esto no significa que ingieras alimentos prohibidos porque no son saludables.

Ventajas de la dieta alcalina

La dieta alcalina ofrece muchas ventajas, ya que, la ingesta se basa en alimentos saludables. Veamos a continuación todas las ventajas que obtendrás si haces esta dieta.

  • La dieta alcalina fomenta el consumo de verdura, frutas y vegetales para lograr un equilibrio perfecto entre lo ácido y lo alcalino, esto contribuye de manera favorable a prevenir la osteoporosis. Es importante resaltar que consumo en exceso de proteína influye en la fragilidad ósea.
  • Tu organismo se irá desintoxicando en la medida que incorporas esta dieta a tu rutina de alimentación. Esto beneficia directamente a tu piel, cabello y uñas.
  • La dieta alcalina favorece el sistema inmunitario evitando las infecciones, sobre todo las relacionadas con la orina, ya que, el pH se equilibra.
  • El sistema hormonal también se beneficia directamente con la ingesta de una dieta alcalina.
  • La ingesta de los alimentos saludables como los que sugiere la dieta alcalina también favorece el corazón y la memoria.
  • La dieta alcalina ayuda en la prevención de la diabetes.
  • Los alimentos alcalinos son en su mayoría antioxidantes, es decir, retardan los signos de envejecimiento.
  • El equilibrio del pH corporal favorece el sistema digestivo, el tracto urinario, el área de la faringe y garganta.

Alimentos permitidos

En la dieta alcalina existen una gran cantidad de alimentos que están permitidos para favorecer al organismo y su ingesta representa el 80%, entre ellos te mencionamos:

  • Frutas: melón, fresas, cerezas, nectarina, mandarina, tomates, sandía, moras, bayas, aguacate, naranja, pera, piña, plátano, lima y el limón.
  • Verduras: existe una amplia gama de verduras permitidas, por ejemplo: coliflor, lechuga, brócoli, pepino, zanahorias, espinacas, patatas, rábanos, alcachofa, espárragos, entre otros.
  • Proteínas como el suero de proteína.
  • También está permitido ingerir alimentos probióticos como el yogurt, col de Bruselas, espinacas, ajo, arroz integral y soja.
  • Agua e infusiones de jengibre, canela o cualquier otra hierva.
  • Sal marina para condimentar, mostaza, curry y ajo.
  • Aceite de oliva de primera presión en frío.

Alimentos prohibidos

Hablamos de los beneficios de la dieta alcalina y alimentos prohibidos, así existen unos alimentos que están prohibidos en la dieta alcalina, entre ellos te mencionamos:

  • Proteína animal: carnes rojas, cerdo, pollo, pescado, mariscos, huevos.
  • Lácteos: todos en cualquier presentación.
  • Bollería y dulces de pastelería.
  • Grasas como la mantequilla y la margarina.
  • Bebidas alcohólicas y gaseosas.
  • Salsas industriales.
  • Azúcar blanca y refinada, así como la harina de trigo blanca.
  • Sal yodada.
  • Café, té y chocolate con añadidos como azúcar o leche.
  • Garbanzos y judías negras.

En la dieta alcalina existe un 20% que corresponde a los alimentos que hay que comer con cierta moderación, entre ellos están la pasta y harina integral, ciruela, nueces, avellana, manzanas, judías rojas, arándanos, mango y albaricoque.

Una dieta alcalina ofrece múltiples ventajas y beneficios al organismo, lo importante es que si vas a someterte a este régimen alimenticio lo hagas de la mano de un especialista, que te indique el aporte nutricional que necesitas según tus características. Los alimentos prohibidos realmente causan daño al organismo y lo mejor es evitarlos.

¿Cómo reducir volumen después de Navidad? Con la llegada de la Navidad, también llegan los excesos y las comidas de más. Como consecuencia, el volumen y el peso corporal aumentan, y nuestro esfuerzo fitness durante todo el año puede verse acabado en un par de días. Para recuperar tu figura y volver a lucir como antes, es importante que tengas en cuenta ciertas recomendaciones. Por eso, a continuación, te revelaremos cómo reducir volumen después de Navidad y prepararte para recibir el año nuevo sin ningún kilo demás. ¡A comenzar!

Alimentos que debes evitar

¿Estas preparado para despedirte de las fiestas, así como de esos kilitos de más, resultado de los excesos? Para ello, es importante que comiences tu año eliminando de tu lista de compra los típicos “alimentos navideños” o simplemente, los que no son tan saludables para ti. Deshazte de las grasas saturadas y las trans, las azúcares, fritos, snacks, quesos grasos, embutidos, etc. Elimina poco a poco estos alimentos de tu consumo diario, y suplántalos por alternativas menos calóricas.

¡Dile adiós al alcohol!

Aperitivos con cerveza, una cena con un buen vino, un postre acompañado de una copa. Todas estas, son mezclas típicas sobre todo en la época navideña, sin embargo, es el organismo quien paga las consecuencias. Y es que el alcohol, con su gran cantidad de calorías vacías y azúcares, no aporta ninguna propiedad nutricional al cuerpo. Para reducir volumen después de Navidad, lo ideal es despedirse de aquellas cosas que no aporten ningún valor a nuestra dieta, entre ellas el alcohol.

Plan alimenticio para después de las fiestas

Es momento de hablar de las cosas que si puedes hacer para reducir volumen y bajar de peso. En este sentido, los alimentos que deben estar en tu dieta post navideña deben ser ricos en propiedades antioxidantes. Consume alimentos que sean nutritivos, y que además te ayuden en tu proceso de desintoxicación.

  • Alcachofas: aporta una gran cantidad de fibra al organismo, además de favorecer la desintoxicación hepática.
  • Cebolla y Apio: depuran la sangre, y ayudan con la eliminación de sustancias de desecho.
  • Almendras: sin lugar a dudas, uno de los mejores antioxidantes gracias a su alto contenido de vitamina E.
  • Pescado azul: contribuye a la disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.
  • Hortalizas: la zanahoria, tomate, coliflor, rábano, cúrcuma, pimienta y la remolacha roja son potentes hortalizas y verduras ricas en vitaminas y antioxidantes.

Ejercicios para reducir volumen

Además de una alimentación saludable, realizar alguna actividad física puede ayudarte a reducir volumen. En las siguientes líneas, te contaremos algunas actividades para perder peso sin la necesidad de acudir al gimnasio.

  • Caminar o correr: perfecto para quemar calorías y activar todo el organismo después de las vacaciones de diciembre.
  • Andar en bicicleta: un ejercicio post navideño muy común entre quienes buscan reducir volumen y recuperar su antigua figura rápidamente.
  • Rutinas: lo más usual en esta época, es que toda la grasa se acumule en el abdomen, cadera y piernas. Para eliminarla, realiza una rutina de ejercicios (sentadillas, planchas, abdominales, rotaciones de cadera) para eliminar toda esta grasa localizada de forma gradual y optima.

Sin duda, los excesos navideños pasan factura a todo el mundo. Sin embargo, siguiendo nuestros consejos podrás perder el peso y volumen necesario para lucir como antes de las fiestas. Además, no te puedes perder nuestro nuevo tratamiento para perder 6 kg en 3 semanas.

Semillas de sésamo: cómo consumirlas diariamente Las semillas de sésamo, también conocidas como semillas de ajonjolí, brindan grandes beneficios para nuestro organismo, quizá solo las has visto sobre los panes, pero en este post te presentaremos cómo consumirlas. Estas semillas poseen una gran variedad de nutrientes y ácidos grasos poliinsaturados, pudiendo decir que son las más saludables para el cuidado de nuestro sistema cardiovascular. Hoy te hablamos de las semillas de sésamo y cómo consumirlas diariamente.

Características de las semillas de sésamo

Las semillas de sésamo se caracterizan por contener un aminoácido (metionina) que favorece la estructura muscular, además de ser el primer aminoácido presente en la cadena de cualquier proteína. También se ha evidenciado que la metionina participa en la formación de las uñas, regeneración de la piel y del cabello.

Estas semillas son originarias de África y la India, son bastante pequeñas y aplastadas de un agradable sabor, las cuales son una fuente natural de fibra, que contiene vitaminas y minerales indispensables para nuestro organismo. Por ejemplo: hierro, magnesio, calcio, zinc, fósforo, potasio, vitaminas del grupo B, entre otras.

Tipos de semillas de sésamo

Existen diversos tipos de semillas de sésamo y las podemos reconocer por sus hermosos colores.

  • Semillas de sésamo de color blanco: son las más comunes en el mercado, se utilizan para la decoración de panes y otros alimentos horneados.
  • De color negro: se suelen utilizar para la elaboración de aceite, debido a su sabor y olor intenso.
  • De color marrón: poseen una cáscara que se muele junto a la semilla, para la elaboración de mantequilla, cremas y algún otro producto de origen comercial.

Propiedades y beneficios de las semillas de sésamo

Son diversas las propiedades y beneficios que tienen las semillas de sésamo en nuestro organismo, entre las que destacan:

  • Sus propiedades antioxidantes, que ayudan a mantener una piel sana y suave, evitando el envejecimiento prematuro.
  • Su aporte energético actúa sobre el sistema nervioso, previniendo los cuadros depresivos y de ansiedad.
  • Colabora en el buen funcionamiento del proceso digestivo.
  • La presencia de los ácidos grasos en las semillas de sésamo aporta grandes beneficios al sistema cardiovascular, evita las enfermedades relacionadas con el estado de las arterias.
  • Su alto contenido en calcio, la hace una aliada contra la prevención de enfermedades como la osteoporosis, artritis, entre otras.
  • Posee propiedades anticancerígenas, gracias a la presencia de minerales como el magnesio y ácidos grasos esenciales.
  • Son fabulosas para adelgazar, ya que, su aporte energético brinda la sensación estar saciado y por otro lado, sus propiedades depurativas te ayudan a eliminar la grasa.
  • Promueve la producción de la leche materna.

Contraindicaciones de las semillas de sésamo

El consumo de las semillas de sésamo rara vez ha producido algún efecto secundario sobre quienes la consumen. No obstante, debemos señalar algunas contraindicaciones que podrían afectar a ciertas personas, por ejemplo:

  • Personas alérgicas a los frutos secos o algunas semillas, podrían tener una posible reacción al consumir las semillas de sésamo.
  • Personas que padezcan de alguna enfermedad intestinal, ya que, al consumirlas podría agravar su condición.

¿Cómo consumir las semillas de sésamo?

Ya has visto las bondades de este alimento y seguramente te estarás preguntado cómo consumirlas, aquí te brindamos algunas opciones.

Primero, las puedes triturar hasta convertirlas en polvo, que puede servir de base para la elaboración de salsa o algún aderezo. También se usa para la elaboración de aceites, mantequilla, cremas, o cualquier tipo de salsa al que desees darle ese toque suave y especial.

Así mismo, las semillas de sésamo se utilizan en la presentación de platos de pasta, carne o pescado. También, puedes tostarlas y emplearlas para acompañar una rica ensalada. O también puedes comerla con un rico yogur.

Otra opción es hornéalas para darle un sabor distinto, que puedes emplear para decorar panes, dulces o galletas.

Sin duda, solo la imaginación te detiene a la hora de consumir estas maravillosas semillas, las cuales ofrecen una gran variedad de beneficios a nuestro organismo, por lo que debes convertirla en tu aliada en la preparación de tus comidas para una dieta equilibrada.

Magnesio: beneficios y contraindicaciones Para que nuestro organismo lleve a cabo diversos procesos como la creación y utilización de energía necesita nutrientes indispensables como el magnesio. Este mineral cuenta con grandes propiedades que aportan diversos beneficios para nuestro cuerpo, sin embargo, existen algunas contraindicaciones que debemos tener presente. Te hablamos del magnesio: beneficios y las contraindicaciones.

¿Qué es el magnesio?

El magnesio es un mineral muy importante para nuestro organismo, forma parte de más de 300 procesos bioquímicos que se realizan en nuestro cuerpo para mantenerse sano. Por ejemplo, participa en regulación de la presión sanguínea, así mismo, en la liberación de glucosa, manteniendo un equilibrio en el metabolismo energético y también es necesario para la formación de una estructura ósea correcta.

Tipos de magnesio

  • Óxido de magnesio: su consumo está recomendado para tratar la acidez estomacal y problemas de digestión.
  • Cloruro de magnesio: colabora en la eliminación de toxinas del cuerpo y ayuda en la prevención de dolores musculares.
  • Glicinato de magnesio: es de fácil absorción para el cuerpo humano y presenta menos contraindicaciones que otros tipos de magnesio.
  • Citrato de magnesio: es utilizado para regular la digestión y prevenir el estreñimiento.
  • Malato de Magnesio: se encuentra presente en la fruta y sirve para regular cuadros depresivos, aportando energía al cuerpo humano.

Propiedades y beneficios del magnesio

En la actualidad continúan los estudios sobre las propiedades y beneficios que tiene el magnesio para nuestro organismo. Sin embargo, entre las que destacan están:

  • Tiene propiedades curativas contra los dolores de cabeza y migrañas.
  • El magnesio ayuda a prevenir la diabetes tipo 2, pacientes con esta condición presentan niveles bajo de magnesio, por lo que se recomienda su ingesta en su dieta diaria.
  • Interviene en la prevención de trastornos de presión arterial alta, así como enfermedades cardíacas.
  • Tiene propiedades energéticas que ayudan al organismo a disponer de los recursos necesarios para desarrollar alguna actividad física. Además, favorece la formación de proteínas.
  • El consumo de magnesio contribuye a disminuir cuadros depresivos.
  • Beneficia el cuidado de los dientes y huesos.

¿Existen contraindicaciones?

Las contraindicaciones del magnesio han sido estudiadas profundamente y suelen ser pocos frecuentes, ya que, nuestro organismo está diseñado para eliminar los excesos del magnesio a través de los riñones por medio de la orina.

No obstante, entre las contraindicaciones se incluye a personas con problemas renales, ya que, no pueden eliminar los excesos de manera correcta. Así mismo, existen contraindicaciones para aquellos pacientes con ritmo cardíaco lento, debido al aporte energético del magnesio.

Las principales contraindicaciones del exceso de magnesio suelen estar relacionadas con problemas gastrointestinales porque puede tener un efecto laxante produciendo:

  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Dolores abdominales.

Alimentos con magnesio

La mayoría de los estudios recomiendan que la mejor forma de ingerir magnesio, es a través de una dieta equilibrada. El magnesio lo podemos encontrar en vegetales, frutas secas, cereales, entre otros. Aquí te presentamos algunos alimentos que contienen magnesio.

  • Maíz blanco.
  • Espinacas.
  • Acelgas.
  • Chocolate negro.
  • Almendras, pistachos, nueces, y cacahuates.
  • Semillas de lino, calabaza, entre otras.
  • Aguacate.
  • Yogur.

Sin duda, el magnesio es un nutriente indispensable para nuestro organismo, el cual podemos obtener a través de alimentos o suplementos dietéticos disponibles en el mercado. El magnesio contribuye al funcionamiento eficaz del sistema nervioso, cardiovascular y muscular. Aquellas personas que presentan deficiencias de magnesio suelen presentar algunas enfermedades o condiciones médicas, de ahí la importancia de una dieta sana y balanceada incluyendo este mineral.