Información, noticias, datos, consejos y recomendaciones sobre salud y bienestar.

Entradas

Qué es el lipedema ¿Qué es el lipedema?. En 2018 la Organización Mundial de la Salud declaró al lipedema como una enfermedad. Aunque no es una patología nueva, durante años se ha confundido con la obesidad y con el linfedema, que además tiene un nombre muy parecido, pero unos síntomas totalmente diferentes.

El lipedema afecta a un gran número de personas pero en ocasiones, es difícil tener un diagnóstico adecuada por su sintomatología. Conozcamos qué es exactamente el lipedema, cuáles son sus causas, y los tratamientos específicos para tratar esta enfermedad.

¿Qué es el lipedema?

El lipedema es una enfermedad que afecta mayormente (casi con exclusividad) a las mujeres ya que el porcentaje de hombres que la presenta es bastante bajo. Se trata de afección del tejido adiposo donde se inflaman las células grasas de manera desproporcionada, tanto en número (hay más producción de ellas) como en tamaño. Se observa en brazos, caderas y piernas, siendo estas últimas el lugar más notorio donde se desencadena ese crecimiento exagerado.

No debe confundirse con la obesidad ni con ninguna otra patología, porque mujeres delgadas también pueden sufrirla. El lipedema se caracteriza por el aumento desproporcionado de las células grasas de la zona afectada. El tejido subcutáneo se endurece, hay dolor en las zonas que aumenta con el tacto y la presión y aparecen arañas vasculares. La piel sufre un cambio visible, y algunos síntomas empeoran en los días de la menstruación, si el clima es muy caluroso o incluso cuando se hace ejercicio.

Causas del lipedema

Para el lipedema no hay causas que sean concluyentes, aún se hacen investigaciones para determinar exactamente qué es lo que la produce, sin embargo, se presume que se desarrolla por:

  1. Factores genéticos, ya que, en los casos de lipedema hay más mujeres dentro de una misma familia que padecen la enfermedad.
  2. Cambios hormonales como el embarazo, la primera menstruación, ingesta de anticonceptivos orales y la menopausia.
  3. Desarrollo de enfermedades relacionadas con la tiroides, diabetes y obesidad son factores que tienen una relación estrecha con el lipedema, agravando la patología.

Clasificación del lipedema

Esta enfermedad tiene tres grados para clasificar su gravedad:

  • Grado I: la piel aún está en un estado regular y es blanda, sin embargo, al tacto se sienten los nódulos del tejido adiposo.
  • Grado II: en esta etapa ya hay un cambio sustancial en la piel, al tacto hay bastante dureza porque los nódulos son más y se palpan con facilidad.
  • Grado III: la piel está totalmente adiposa, con múltiples nódulos en diferentes tamaños, hay mucha dureza y dolor al tacto.

Tratamientos para lipedema

Para empezar, es necesario detectar si la paciente realmente padece de lipedema, y posterior a esto, verificar el grado en que se encuentra para indicar el tratamiento que más se ajuste. El lipedema no es una afección que tenga relación con la dieta pero sí hay tratamientos médico-estéticos que favorecen la circulación y el aspecto de la piel de forma que pueden mitigar las molestias:

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia corporal consiste en ondas electromagnéticas, que aplicadas sobre la piel y dependiendo del cabezal utilizado, originan un cambio de polaridad en las células cutáneas de millones de veces por segundo mejorando la microcirculación de la piel, favoreciendo la reabsorción de líquidos retenidos y aumentando la función de fibroblastos de la piel, entre otros beneficios.

Presoterapia

La presoterapia es un sistema neumático de compresión ascendente regulado, que programa el personal médico tras valorar las necesidades del paciente. Los líquidos y las toxinas retenidas en el espacio intersticial se eliminan por vía linfática al sistema urinario. Este es un tratamiento estético que mejora la microcirculación de la piel y el drenaje de los linfáticos, favorece la reabsorción de líquidos retenidos y es una alternativa para tratar el lipedema.

Liposucción sin cirugía

Cuando la paciente presenta lipedema en grado III lo recomendable es la aplicación de una liposucción, en nuestra clínica médico estética, situada en Madrid, aplicamos la hidrolipoclasia, que es una liposucción sin cirugía por la que se consigue “romper” la célula grasa (adipocito). Al romper la célula grasa se libera la grasa contenida en la misma, por lo que reduce volúmenes localizados y remodela la figura. Lo más importante es que al romper el adipocito de la zona, la grasa no se volverá a acumular en esa zona siempre que se mantenga el peso.

La grasa liberada va por vía linfática y venosa al hígado donde se metaboliza y se elimina del organismo.

Posterior al tratamiento, es aconsejable  utilizar el mayor tiempo posible una faja de compresión media en la zona tratada, que adaptará la piel al músculo y evitará la flacidez.

La mejor opción, si crees que tus síntomas son compatibles con el lipedema es acudir a un médico especializado para que te paute el tratamiento más adecuado.

Dieta antiinflamatoria ¿Sabes en qué consiste una dieta antiinflamatoria? ¿Cuál es su función?. La inflamación es un proceso de defensa natural que realiza el organismo ante una agresión ocasionada por una herida, una infección o una sustancia tóxica. Cuando la amenaza desaparece entran en juego los procesos antiinflamatorios para disminuir los daños.

De igual forma, cuando estos mecanismos de defensa se mantienen constantemente activos se puede estar en presencia de procesos inflamatorios crónicos, cuyos daños pueden ser perjudiciales para la salud, afectando órganos y estructuras internas, siendo vital un tipo de dieta antiinflamatoria que ayude a regular estos procesos.

¿Qué es la dieta antiinflamatoria?

La dieta antiinflamatoria es un programa de alimentación que busca reducir y prevenir la inflamación crónica en el organismo gracias a que los alimentos desempeñan un papel vital para el control y alivio de los procesos inflamatorios.

Los alimentos de la dieta antiinflamatoria suelen tener un bajo contenido en grasa, ricos en vitaminas y minerales y también presentan un alto porcentaje en antioxidantes y ácidos grasos omega 3. Esta dieta está dirigida para aquellas personas que padecen algunas enfermedades crónicas como la diabetes, osteoporosis, entre otras, y desean mejorar su calidad de vida. También está recomendada para personas con procesos febriles, depresivos, gastrointestinales, sobrepeso u obesidad, entre otros.

Por otro lado, son múltiples los beneficios que se obtienen a través de la puesta en práctica de la dieta antiinflamatoria, por ejemplo:

  • Prevención y alivio de enfermedades crónicas.
  • Pérdida de peso.
  • Reducción de riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares.
  • Aumento de colesterol HDL y la disminución de colesterol LDL. (conocido como colesterol “bueno” y “malo”, respectivamente).
  • Reducción de los niveles de glucosa e insulina.
  • Descenso del riesgo de mortalidad asociada al cáncer.

Alimentos de la dieta antiinflamatoria

La inflamación puede ser una señal de que algo está fallando en el organismo. Por tanto, es importante conocer que cuando se producen inflamaciones constantes, se está en presencia de una amenaza silenciosa, ya que, sus síntomas pueden ser difusos y engañosos, dando paso a la aparición de todo tipo de enfermedades desde cardiovasculares, hasta ciertos tipos de cáncer. Es por ello por lo que es tan importante un régimen alimenticio que esté fundamentado en priorizar aquellos alimentos que ayudan a combatir la inflamación.

Entre los alimentos recomendados en esta dieta, se encuentran los siguientes:

  • Cúrcuma: un alimento con propiedades antiinflamatorias.
  • Tomate: rico en licopeno y además es un antioxidante natural.
  • Semilla de lino: posee ácido graso omega 3 con efecto antiinflamatorio.
  • Crucíferas (brócoli, coliflor, rábano, entre otras): antioxidante con propiedades depurativas.
  • Pescado azul (sardinas, trucha, salmón, entre otros): ácidos grasos que disminuyen los marcadores inflamatorios.
  • Vegetales de hoja verde: contienen gran cantidad de antioxidantes que disminuyen la inflamación.
  • Frutos del bosque (arándano, mora o frambuesa): tienen propiedades antiinflamatorias y un alto porcentaje de antioxidantes.
  • Avena: tiene efectos antiinflamatorios.
  • Aguacate: rico en grasas saludables.

Un ejemplo de un plan diario podría ser:

  • Desayuno: Avena con nueces acompañada de un zumo de apio, pepino, y naranja.
  • Almuerzo: Salmón asado, coliflor salteada con cúrcuma y una ensalada de tomate, cebolla y aguacate.
  • Merienda: macedonia de frutas.
  • Cena: ensalada de col, manzana, nueces, uvas pasas y germinados.

Así mismo, existen ciertos alimentos que favorecen los procesos inflamatorios en el organismo como los alimentos procesados ricos en azúcares y grasas saturadas, leche entera, carnes rojas, cereales con gluten, bebidas alcohólicas, entre otros, por lo que su consumo debe evitarse.

En nuestra clínica de médica estética situada en Madrid, realizamos un estudio integral de los pacientes sobre dieta y nutrición, no solo para conocer sus hábitos alimenticios, sino para tratar y regular cualquier tipo de patología. Los alimentos pueden desempeñar un papel positivo o negativo dependiendo de sus propiedades. La dieta antiinflamatoria ofrece una alternativa para luchar contra la inflamación y la prevención de algunas enfermedades y su efectividad se fundamenta en que no es una dieta exclusivamente para adelgazar, sino para alimentarse de forma saludable.

celulitis edematosa

Ya hemos hablado anteriormente sobre qué es la celulitis y hoy nos centramos en la celulitis edematosa, un tipo de esta afección que aqueja más en la zona de las piernas.

La celulitis no es un problema único ya que existen diferentes tipos, aunque todos afectan a las mujeres con más frecuencia que a los hombres. Suelen evolucionar lentamente y aquejar diferentes partes del cuerpo, y es perfectamente posible que una persona sufra más de un tipo. El diagnóstico previo es muy importante para identificar el tipo de celulitis ya que el tratamiento adecuado depende del tipo de celulitis y de su etapa de desarrollo.

¿Qué es la celulitis edematosa?

La celulitis es una hidrolipodistrofia que afecta en un 99,9% a mujeres y está asociado a una mala circulación sanguínea que, en el caso de la celulitis edematosa se ve agravada por una importante retención de líquidos.

Este tipo de celulitis dificulta el retorno venoso y el drenaje de la grasa que se va convirtiendo en grasa dura en forma de bolitas y que empeora cuando tenemos varices. Por ello, el ejercicio es beneficioso ya que ayuda al aumento de este retorno venoso.

Síntomas

La piel se siente esponjosa y puede doler cuando se toca o cuando se está sentada durante mucho tiempo ya que los nódulos de grasa han crecido tanto que presionan terminaciones nerviosas y aparecen signos de insuficiencia venosa y linfática en las piernas (retención de agua, hinchazón, varices, calambres, etc.).

A continuación, os dejamos algunos consejos muy importantes que pueden mejorar la celulitis edematosa:

  • Actividad física constante: preferiblemente actividades como bicicleta, caminar y nadar
  • Hidratación: bebe mucha agua
  • Evita los alimentos que causan retención de agua y los alimentos y bebidas gaseosas.
  • Come frutas y verduras y alimentos bajos en sodio y grasas
  • No uses ropa excesivamente ajustada o zapatos con tacones muy altos
  • Evita el alcohol y tabaco
  • No permanezcas sentada o de pie durante demasiadas horas
  • Mantén controlado el peso

 Tratamiento

Como tratamiento para la celilitis edematosa recomendamos el Hifu-lipotensado puesto que rompe la grasa, esos tractos fibrosos que encapsulan esa grasa que con el tiempo se han anclado a la piel y de ahí, la aparición de los famosos “hoyitos”. De esta forma, a través del hifu se rompen esos tractos fibrosos, se licua la grasa y se le da firmeza a la piel antes de que esa celulitis edematosa se transforme en una celulitis dolorosa que sea a veces incluso invalidante.

qué son los hidratos de carbono El cuerpo humano requiere de ciertos alimentos para mantener su óptimo funcionamiento, por ejemplo: las proteínas, verduras, frutas, entre otros, que aportan vitaminas, minerales, y lo más importante, energía. Del mismo modo, la ingesta de hidratos de carbono genera una contribución importante al organismo, pero no se pueden consumir en exceso porque no todos son saludables. Si no sabes qué son los hidratos de carbono y qué alimentos lo contienen, a continuación hablaremos sobre qué son, los tipos de hidratos de carbono que existen y qué puedes consumir sin riesgos.

¿Qué son los hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono también llamados carbohidratos, están compuestos de oxígeno, hidrogeno y carbono. Son una fuente de energía para los músculos y el cerebro, pero no todos son saludables y no todos hacen el mismo aporte alimenticio por lo que es mportante saber distinguirlos.

Forman parte del grupo de alimentos que deben ingerirse a diario para mantener una alimentación equilibrada de acuerdo a las calorías diarias que cada persona necesita. Los más conocidos son: la pasta, el arroz y el pan (que a su vez son los más dañinos para el organismo puesto que también son los más procesados), pero realmente los hidratos de carbono están presentes en muchos alimentos, y los de mejor calidad, son aquellos que no son procesados o tienen un mínimo nivel de procesamiento.

Tipos

Entre los hidratos de carbono existen varios tipos, por ejemplo:

1.    Monosacáridos

Son los hidratos de carbono que el cuerpo humano metaboliza con mayor facilidad y rapidez, están presentes en los alimentos ricos en fructosa, sacarosa y glucosa.

2.    Disacáridos

Estos hidratos están formados por dos monosacáridos, en este caso el cuerpo necesita descomponerlos para metabolizarlos. Los disacáridos están presentes en la lactosa y maltosa.

3.    Polisacáridos

Son los hidratos complejos que contienen azúcar y su metabolización es mucho más lenta, su composición está caracterizada por el almidón y el glucógeno.

Debes de tener en cuenta que los hidratos de carbono recomendados en la ingesta diaria son aquellos que contienen un mínimo (o nada) de sodio, grasas trans, colesterol, azúcares o granos refinados. Son ricos en fibra y nutrientes (poseen alto contenido), y, sobre todo, su aporte calórico es moderado.

Por su parte, los alimentos que contienen hidratos de carbono dañino para el cuerpo están compuestos por azúcares y granos procesados, alto contenido en sodio, grasas saturadas y colesterol.

Alimentos con hidratos de carbono

Los alimentos con hidratos de carbono que puedes consumir con frecuencia son los que vienen directamente de la tierra sin procesamiento, por ejemplo:

  • Brócoli, espinaca, calabacín, plátanos, aguacate, espárragos, coles, pepino, berenjena, tomate, cebolla y fruta.
  • Legumbres como las lentejas, garbanzos o cebada.
  • Cereales integrales para el desayuno, arroz, pan y pasta integral.
  • Tubérculos, semillas y frutos secos.

Disminuye o elimina de tu alimentación los siguientes:

  • Bollería y dulces.
  • Bebidas gaseosas, alcohol y refresco.
  • Azúcares y granos refinados.
  • Productos procesados con maíz o patata.
  • Arroz blanco, pasta y pan.

La ingesta de hidratos de carbono, aunque es necesaria para el organismo, hay que tenerla en cuenta y saber distinguir entre aquellos alimentos que contribuyen al organismo y evitar los alimentos procesados, ya que, contribuyen a la aparición de enfermedades y patologías que pueden desencadenar una hipertensión o una diabetes. Lo mejor es llevar una alimentación equilibrada combinada con alguna actividad física.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un servicio de dietética y nutrición donde tras un protocolo de estudio nutricional previo, llevamos a cabo un coaching nutricional donde te ayudamos no sólo a perder kilos de más, si no a llevar a cabo una dieta saludable en tu día a día para estar mejor por dentro y por fuera. Pídenos cita sin compromiso en el 676 043 524.

Dieta depurativa Si crees que tu organismo está saturado de consumir una gran cantidad de azucares, grasas, calorías y alcohol es probable que necesites una dieta depurativa. Este tipo de dietas es ideal para eliminar toxinas acumuladas, perder unos kilos de más y recuperar la energía que creías perdida.

A continuación, en Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética situada en Madrid, te enseñamos cómo hacer una dieta depurativa sin morir en el intento.

Consejos para hacer una dieta depurativa 

Contar con el plan alimenticio “perfecto” no lo es todo en el momento de querer depurar el organismo. Y es que a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de dieta, es recomendable tener en cuentas ciertos aspectos para lograr los resultados deseados. Aquí te dejamos algunos de los mejores consejos para llevar a cabo la dieta depurativa.

Beber abundante agua

Si realizas tu dieta depurativa sin tomar suficiente agua a diario, tu esfuerzo prácticamente no valdrá la pena. Además, la capacitación de depuración de tus riñones podría deteriorarse, causando retención de líquidos y toxinas. Para evitar esto, ingiere un mínimo de 8 vasos de agua diariamente, así como zumos naturales, caldos e infusiones.

Dile adiós al azúcar

El consumo de azúcar en tu dieta puede traer consigo una serie de consecuencias como aumento de peso, así como el aporte de toxinas que dificultan el trabajo de los riñones y el hígado. Evita el consumo de azúcar, así como todos los productos que lo llevan añadido.

Ten cuidado con la cocción de tus alimentos

La forma de cocinar los alimentos también marca una gran diferencia en cuanto a la efectividad de tu dieta. Si quieres que tu dieta depurativa funcione, olvídate de los platos difíciles de digerir y llenos de toxinas como los alimentos fritos. En su lugar, elige formas de cocción sencilla como la plancha, el vapor, el horno, etc.

¿Qué alimentos consumir?

Ya hemos hablado anteriormente de la dieta detox basada en la dieta del 2 pero hoy vamos a resumir aquellos grupos de alimentos que puedes consumir para conseguir depurar tu organismo:

Verduras y frutas

Tanto las frutas como verduras son ricas en potasio y fibra, además son bajas en sodio por lo que estimulan el tránsito intestinal. Para limpiar tu organismo, no pueden faltar las verduras de hoja verde, así como la piña, manzana, arándanos, frutos rojos con elevado poder antioxidante (ideal para comer entre horas) y muchas más.

Proteínas ligeras

Generalmente, las dietas depurativas necesitan solo de una ración pequeña de proteínas en cada una de las tres comidas principales. Por eso, se recomienda sustituir las carnes rojas por las blancas que suelen ser bajas en grasa y mejores para digerir como el pollo, pavo o conejo. También puedes incluir los huevos, pescado y legumbres a tu lista. Eso sí, en cuanto a lácteos procura evitarlos al máximo, y sólo consumir desnatados.

Cereales integrales

Son una fuente potente de vitaminas del complejo B aunque es recomendable limitarla a una ración al día en el desayuno.

Piernas hinchadas Las piernas hinchadas se producen como una consecuencia de la acumulación anormal de líquidos, a esto se le conoce con el nombre de edema. Las causas de su origen se deben a múltiples factores tanto físicos como químicos, y por supuesto, pueden surgir como consecuencia de un desequilibrio entre el sistema linfático y el circulatorio.

Se trata de una afección muy frecuente y que puede llevar a otras molestias como dolor en las articulaciones, flacidez, calor en la zona afectada y sensación de pesadez.

Factores por los que se hinchan las piernas

La acumulación de líquido no solo ocurre en las piernas, también en otras partes del cuerpo. Sin embargo, por el efecto de la gravedad hace que sea más acelerada en las piernas, tobillos y pies.

Son múltiples los factores que provocan las piernas hinchadas, veamos algunos de ellos:

  • Desequilibrio hormonal.
  • Un estilo de vida sedentaria.
  • Mala alimentación o una dieta alta en sodio y/o azúcares.
  • Insuficiencia renal.
  • Problema de origen cardíaco.
  • Consumo de algunos medicamentos como antidepresivos, anticonceptivos, esteroides, entre otros.

5 consejos para antes y después

Es evidente que las piernas hinchadas son síntomas a los cuales debes prestar mucha atención, ya que, puede derivar de algún problema en tu organismo y, además, si es causada por el consumo de ciertos medicamentos o una alimentación inadecuada, es posible que pueda revertirse aunque su origen también puede estar asociado con alguna patología renal o cardíaca, en tal caso es importante acudir a tu médico.

Algunos consejos que pueden contribuir para reducir la hinchazón de las piernas y aliviar sus síntomas son:

1.    Hidratación constante

Una hidratación constante ayuda a eliminar los líquidos a través de la orina. Ya se sabe que beber dos litros de agua diaria ofrece múltiples beneficios al cuerpo, independientemente que tengas o no las piernas hinchadas. Así mismo, si ingieres algún tipo de bebidas diuréticas con piña, limón, tomate, entre otras, también contribuirá a la eliminación de toxinas de tu organismo.

2.    Realiza ejercicios

Si realizas alguna actividad física potencias el drenaje linfático a la vez que aceleras el movimiento de fluidos de tu cuerpo y además te permite mantenerte en forma.

3.    Tratamiento de estética corporal

Existen tratamientos de estética corporal como la presoterapia, muy sencilla de llevar a cabo con el propósito de mejorar el drenaje de los linfáticos y contribuir a la reabsorción de líquidos retenidos en el cuerpo.

Se trata de una técnica no invasiva ni dolorosa, la cual consiste en aplicar una presión de aire controlada de forma ascendente mediante un sistema de neumático, obteniendo una sensación similar a un masaje de relajación.

4. Reduce el consumo de sal y azúcares refinados

El consumo excesivo de sal y azucares refinados captan agua para su transporte en el torrente sanguíneo, evitando su eliminación y favoreciendo la acumulación de líquidos. Por ello, tanto si ya tienes las piernas hinchadas como para prevenirlo, es importante evitar al máximo su consumo.

5.    Coloca los pies en alto

Una forma sencilla de bajar la hinchazón de las piernas es levantando los pies por encima del corazón cuando te encuentres acostado, unos 20 minutos diarios son suficientes para favorecer la circulación sanguínea.

Si bien es cierto que estos consejos tienen como propósito aliviar y controlar las piernas hinchadas, te recomendamos acudir a un especialista, ya que, tener las piernas hinchadas podría ser consecuencia, como hemos mencionado anteriormente, de un problema mayor de índole renal o cardíaco.

Fotoprotección: ¿Cuál comprar y qué tener en cuenta? Estamos en verano, una época para tomar el sol y relajarnos mientras nos olvidarnos de todo, o bueno, casi todo. Y es que sin importar que haga frio o calor, es importante recordar usar la fotoprotección adecuada para tu piel para que la misma no sufra ningún tipo de daños.

Si te interesa saber cómo proteger la piel del sol este verano, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, te invitamos a conocer los aspectos más importantes en el momento de elegir tu fotoprotector.

Aspectos a tener en cuenta de un fotoprotector

Para nadie es un secreto que el sol proporciona un sinfín de beneficios para el cuerpo: refuerza el sistema inmunológico, incrementa la vitamina D e incluso, mejora el estado de ánimo. No obstante, la exposición continua a los rayos UV sin ningún tipo de protección puede acarrear ciertos efectos negativos a la piel.

La aparición de manchas, y el envejecimiento de piel son sólo dos de los muchos factores de riesgo que existen al no protegerse del sol. Por este motivo, no solo es importante utilizar fotoprotector, sino que además, es importante elegir uno que cumpla con las características necesarias para proteger tu piel adecuadamente. A continuación, te contamos los aspectos que todo buen fotoprotector debe tener.

Factor de protección solar (FPS) alto

El factor de protección solar (FPS) indica el tiempo que tarda una piel protegida en enrojecerse, en comparación a la piel desprotegida ante la exposición solar. Generalmente, se recomienda que el tipo de FPS a escoger se adapte al fototipo cutáneo del usuario, así como otros factores relacionados con la altitud, latitud y hora del día en la que la piel se expondrá a la radiación UVB.

Sin embargo, gracias a los recientes estudios sobre los efectos negativos del sol en la piel, el índice de protección alto (50+) se ha convertido en el más utilizado. Es importante recordar que el FPS solo indica la protección sobre los rayos UVB, y no contra los rayos UVA.

Protección contra rayos UVA

Como bien hemos mencionado, el FPS no lo es todo en el momento de adquirir un fotoprotector, pues este criterio solo se encarga del nivel de protección contra los rayos UVB. Por lo tanto, es conveniente que el fotoprotector también proteja contra los rayos UVA, los principales causantes del fotoenvejecimiento cutáneo.

Según lo que la normativa europea establece, la protección UVA de un fotoprotector debe ser igual o superior a 1/3 a la protección UVB. Los productos que cumplen con este requisito cuentan con el logo normalizado UVA en sus envases.

Consejos

Ahora bien, es probable que justo ahora te estés preguntando; ¿Tener el fotoprotector adecuado es suficiente para protegerme del sol? Pues la respuesta es no. Y es que además de contar con un buen protector solar, es necesario saber cómo y cuándo utilizarlo, así como algunas contraindicaciones al respecto.

A continuación, te dejamos unos consejos sobre el uso de tu fotoprotector.

  • Aplicar suficiente cantidad: lo recomendable es aplicar al menos 2 mg de producto por cm2 de la piel, esparciendo el producto de una forma generosa hasta que la superficie esté completamente empapada por este. También es importante extender el producto por todas las zonas, para proteger por completo el cuerpo.
  • Proteger al máximo las zonas del rostro: en los casos específicos de labios y párpados, la piel suele ser mucho más fina, por lo que proteger estas áreas aún más es la mejor decisión para evitar quemaduras. Utiliza un fotoprotector con alto FPS para la zona del contorno de ojos, así como un fotoprotector en barra para los labios.
  • Renueva la aplicación constantemente: normalmente, el roce con la toalla o el sudor, pueden arrastrar parte del producto de tu piel perdiendo cada vez más eficiencia. Por eso, es recomendable volver a aplicar una nueva capa de fotoprotectocar al menos cada 2 horas.
  • Evita las horas más soleadas: es recomendable evitar las horas más soleadas del día entre las 12 h y las 16 h, donde los niveles de rayos UVB son más altos y perjudicantes para la piel.

En Centro Médico Rusiñol, contamos con los mejores profesionales en estética y cuidado de la piel. Sigue nuestros consejos y mantén tu piel protegida del sol durante el verano.

Manchas rojas en la piel: Causas y cómo eliminarlas En diversas ocasiones cuando se habla de manchas rojas en la piel, se suele relacionar con un cuadro de alergia. No obstante, su origen puede deberse a diferentes factores, por ejemplo, exceso del sol, hematomas, embarazo, tratamientos agresivos, picaduras o sencillamente manchas causadas por el envejecimiento de la piel.

De igual forma, en la mayoría de los casos estas manchas resultan ser inofensivas y pueden ser tratadas con algún medicamento prescrito por nuestro médico. Sin embargo, en el caso de aquellas que perduran, pueden ser una molestia a nivel estético para aquellos que las padecen.

Es importante que prestes atención cuando surjan manchas en el cuerpo, sobre todo si generan algún malestar (dolor, picazón, hinchazón y sangrado) y acudir inmediatamente al médico para diagnosticar la causa de su aparición.

Causas de las manchas rojas en la piel

Las causas de su aparición suelen ser diversas, ya sea por enfermedades virales (sarampión, varicela y rubeola), factores genéticos, irritación de la piel, entre otros, así mismo pueden deberse a:

  • Alergias: son rojas o blancas y producen cierta picazón, pueden aparecen por una picadura, intoxicación alimentaria, consumo de medicamentos, entre otras.
  • Hematomas: un fuerte golpe puede causar daños en las válvulas sanguíneas, propiciando la aparición de manchas rojas en la piel.
  • Edad: con el paso de tiempo la epidermis envejece y las válvulas se debilitan.
  • Anticonceptivos: algunas hormonas afectan el sistema de circulación sanguínea abriendo paso a las manchas rojas en la piel.
  • Embarazo: los cambios que se producen en el organismo durante este período, provocan en ocasiones la aparición de todo tipo de manchas.
  • Rayos solares: tienen una gran incidencia en la aparición de manchas sobre la piel, especialmente en el rostro.
  • Acné: las marcas residuales pueden dejar manchas rojas en la piel, sobre todo en el rostro.
  • Enfermedades autoinmunes: la psoriasis y el lupus producen una gran variedad de síntomas sobre la piel, incluyendo manchas rojas.
  • Enfermedades crónicas de la piel: como la rosácea que produce manchas rojas en la piel, con mayor frecuencia en las mejillas, frente y nariz.

¿Cómo eliminarlas?

Existen tratamientos muy efectivos para eliminar las manchas rojas en la piel y otros que logran disminuirlas sustancialmente. Para ello, es importante realizar un estudio previo que permita determinar la técnica más adecuada.

Estos son algunos de los tratamientos más eficaces para eliminar las manchas rojas en la piel:

Peeling facial

Es una técnica que consiste en exfoliar las capas superficiales de la piel aplicando una sustancia química (tricloroacético), la cual logra una piel natural, rejuvenecida y sin manchas. Es un tratamiento indicado para manchas difusas ocasionadas por cambios hormonales como el embarazo, también para minimizar las cicatrices y tratar las secuelas producto del acné.

Al finalizar el tratamiento los resultados son evidentes, la piel lucirá más clara y firme por lo que disminuye también las marcas de arrugas. El número de sesiones para el tratamiento dependerá de las características del paciente.

Eliminación de manchas con láser

El tratamiento con láser KTP de QXMAX con tecnología OPTPflex logra llegar a las capas profundas de la piel, por medio de una onda de energía de 532nm que actúa directamente sobre los paquetes de melanina de la piel fragmentándola. Esta técnica no lesiona la piel y evita la reaparición de las manchas.

Está indicado para manchas rojas en la piel causada por factores genéticos, producto de la edad, por lesiones y por exposición al sol. La eliminación de las manchas puede llevarse a cabo en una sola sesión, considerando algunas excepciones.

Fototerapia

Es una técnica dirigida para combatir las afecciones de la piel aplicando fotones de luz de distintas longitudes de onda (entre 423nm y 650nm), con el fin de estimular las diferentes capas de la piel. Así mismo, aporta excelentes resultados a pacientes que no admiten otros tratamientos como mujeres embarazadas y personas con piel sensible. Al igual que con este tratamiento se tratan pacientes con pieles alérgicas y dermatitis atópicas, también reduce y calma la piel enrojecida o irritada producto de tratamientos agresivos a los cuales han sido sometidos.

En este sentido, la fototerapia está indicada para mejorar las alteraciones de la pigmentación, manchas producto de la rosácea, blanqueamiento de las manchas rojas, arañas vasculares, manchas rojas en la piel producto del sol, cicatrices del acné, entre otros.

Es necesario realiza un estudio democosmético, para determinar el tipo de luz y la longitud de onda indicada según el tipo de piel y también es un tratamiento que se puede combinar con otras técnicas para conseguir los mejores resultados.

Finalmente, es importante conocer que cuando estás afectado por manchas rojas en la piel, debes evitar la exposición directa al sol, ya que, los rayos solares pueden agravar la afección por lo que es vital que acudas al médico. En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, te realizaremos un diagnóstico personalizado para determinar el mejor tratamiento para eliminar las manchas rojas de tu piel.

¿Por qué salen los lunares? Ya hablamos anteriormente de cómo eliminar las verrugas y hoy vamos a hablar sobre por qué salen los lunares, cuándo debes preocuparte y cómo eliminarlos.

Los lunares son crecimientos cutáneos sobre la piel, aparecen cuando los melanocitos (células que producen el pigmento de la piel) crecen en grupos. Los lunares son muy comunes y pueden visualizarse en cualquier parte del cuerpo con diferentes formas y texturas, pueden ser marrones, rosados, rojos, azules o negros, en su mayoría de forma redonda u ovalada.

En general los lunares son inocuos, una persona tiene de promedio entre 10 y 40 lunares, no obstante, hay que vigilarlos, ya que, si sangran, cambia de color, producen picazón…será necesario su análisis.

Tipos de lunares

Es normal que te preguntes por qué salen los lunares y una respuesta acertada es que tienen una influencia genética, y desde el nacimiento, todas las personas presentan ciertos lunares producidos por una distribución anómala de la melanina, del mismo modo pueden surgir más durante la infancia y adolescencia, incluso en la edad adulta pueden continuar apareciendo.

1.    Lunares comunes

Su presencia se debe a la acumulación de melanocitos, por lo general su tamaño no supera los 5 milímetros de ancho. Pueden ser redondos u ovalados con una superficie lisa. Cómo hemos dicho antes, una persona puede tener entre 10 y 40 lunares comunes.

2.    Nevos congénitos

Son lunares de nacimiento o aparecen en el primer año de vida, suele ser oscuro y a menudo velludo. Pueden ser de gran tamaño (5 cm) y van creciendo conforme el niño crece, pero rara vez se vuelve un melanoma.

3.    Nevos displásicos

También conocidos como lunares atípicos. Suelen ser planos con una superficie lisa, diferente de los lunares comunes, tienen bordes desiguales y pueden ser de varios colores, azules, marrones, entre otros. Cuanto mayor sea el número de lunares de este tipo en una persona, mayor es el riesgo de melanoma.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Existe una forma de revisar los lunares para diferenciar ciertas características que puedan requerir atención, mediante el test del ABCDE.

  • Asimetría: ¿el lunar tiene una apariencia asimétrica?
  • Bordes: no son redondos ni ovalados, al contrario, son irregulares.
  • Color: variación de color del propio lunar de forma inusual.
  • Diámetro: por lo general, los melanomas tienen un diámetro mayor a (6 mm) que los lunares comunes.
  • Evolución: cambio de apariencia y tamaño o un lunar nuevo en personas de más de 30 años.

Es importante que observes y conozcas por qué salen los lunares, ya que, si notas algunos síntomas extraños debes acudir de inmediato al médico. Controlar los lunares es fundamental para detectar un posible melanoma. Es por ello que, tienes que estar prevenido si el lunar te produce dolor, hormigueo o irritación, si sangra o cambia de color o tamaño y si esto te ocurre, es necesario un análisis para evitar cualquier complicación frente a un posible cáncer de piel.

De igual forma, las personas de piel clara que están expuestas constantemente a los rayos solares tienden aumentar el número de lunares, si este es tu caso te recomendamos visitar al médico con frecuencia.

¿Cómo eliminarlos?

Los lunares en su mayoría no necesitan tratamiento, pero si es preciso un seguimiento cuando notas algún cambio. No obstante, en algunos casos puede suponer un problema estético, por lo que en función del tipo de lunar se puede realizar su extirpación, empleando algunos procedimientos estéticos ambulatorios. Por ejemplo:

Láser de Nd: Yag de pulso largo

La eliminación de lunares mediante esta técnica requiere de un estudio médico previo. Este láser puede eliminar lunares en una sola sesión sin lesionar la piel.

El láser de Nd: Yag de pulso largo se realiza a través de un dispositivo de emisión láser que produce un calentamiento sobre el pigmento de la piel. El resultado sobre la melanina permite la eliminación tanto de verrugas como lunares.

Los resultados son visibles de forma inmediata, solo se produce una costra que al caerse deja la piel lisa.

Fototerapia

La fototerapia es una técnica donde se aplican distintos fotones de luz de distintas longitudes de onda para estimular las diferentes capas de la piel. Es un tratamiento eficaz para pieles sensibles, que ayuda a reducir pigmentaciones y blanqueamiento. Es un tratamiento que se puede combinar con otros procedimientos estéticos para lograr mejores resultados.

La aparición de los lunares está regulada esencialmente por el componente genético de la persona, no obstante, la exposición al sol puede influir en que aparezcan una mayor cantidad. Siempre es vital que conozcas por qué salen los lunares y que consultes al médico cualquier duda, ya que, este valorará si el lunar presenta síntomas malignos.

dermatitis seborrea Anteriormente hablamos de la queratosis seborreica, hoy le toca el turno a la dermatitis seborreica, también llamada caspa pero más intensa que la que comúnmente se conoce. Una característica muy evidente de esta afección son las escamas en algunas partes del cuerpo, además de la cabeza.

Es posible que no sepas exactamente qué es y cuáles son sus causas, pero si estás padeciendo esta condición, aquí veremos qué es la dermatitis seborreica y los tratamientos que puedes seguir para controlar esta patología.

¿Qué es la dermatitis seborreica?

Para empezar, la dermatitis seborreica es una patología de la piel y no precede de condiciones externas, sino que se presenta en el cuero cabelludo, el rostro (en el área de las cejas y los parpados), las orejas, y en algunos casos, aparece también en el pecho.

Esta afección se caracteriza por la formación de pequeñas escamas, que van de un color blanco a uno amarillento, a veces, la piel está enrojecida e inflamada. Si la persona sufre algún desequilibrio hormonal y hay un aumento en la actividad de las glándulas sebáceas, la dermatitis seborreica puede aparecer, sobre todo en adultos y lactantes. Esta afección puede llegar a desaparecer sin tratamiento (hay un porcentaje mínimo de personas que se curan solas), sin embargo, en la mayoría de los casos es necesario controlarla, ya que, puede durar meses o años.

¿Cuáles son los principales síntomas?

La dermatitis seborreica no puede confundirse con la caspa común, hay algunos síntomas que la diferencian, entre ellos:

  • Exceso de escamas en el cuero cabelludo y el rostro. Son evidentes porque en la ropa se observa gran cantidad de ellas, sobre todo en la de color negro.
  • La piel está mucho más grasa de lo normal, sobre todo el rostro.
  • En el caso de los hombres, en el área del bigote y la barba es un área donde suele aparecer.
  • En ocasiones la persona puede experimentar picazón de leve a fuerte.
  • Las zonas afectadas se tornan rojas e inflamadas, principalmente, producto de la manipulación constante por las molestias que ocasionan los parches y las lesiones de la dermatitis seborreica.

¿Cuáles son las causas de la dermatitis seborreica?

La afección conocida como dermatitis seborreica no tiene una causa específica, aunque hay factores que pueden desencadenar su aparición. Las posibles causas que abren paso a esta patología son:

  • Una de las causas principales se relaciona con la Malassezia, un hongo que se encuentra en la piel, sobre todo en las zonas donde se ubican las glándulas sebáceas y un desequilibrio hace que se inicie la dermatitis seborreica.
  • Factores genéticos, son determinantes y pueden causar esta afección.
  • El estrés es otro aspecto que causa diversas afecciones a la piel y si te sometes al estrés físico y emocional de manera constante la dermatitis seborreica puede aparecer.
  • El clima también favorece su aparición, sobre todo cuando hace mucho frío o cuando es muy seco.
  • Las personas con patologías neurológicas, psiquiátricas y con VIH son más propensas a presentar esta afección. Un sistema inmunitario débil es el campo de cultivo perfecto para el desarrollo de la dermatitis seborreica.

¿Qué tratamientos puedo aplicarme para la dermatitis seborreica?

Antes de aplicarte algún tratamiento es muy importante un diagnóstico previo, que te indique si verdaderamente la afección que tienes en la piel es una dermatitis seborreica. Los siguientes tratamientos pueden ayudarte a mitigar la afección, no obstante, debes saber que esta patología es crónica y podrás controlarla, pero no desaparecerá.

Fototerapia

La fototerapia consiste en la aplicación de fotones de luz de distintas longitudes de onda para estimular las distintas capas de la piel. Está totalmente recomendado para las afecciones de la piel, no presenta efectos secundarios y no requiere un tiempo de recuperación. Este tratamiento repara y protege la piel dañada y adicionalmente mejora el metabolismo celular.

Bioestimulación con factores de crecimiento

Este es otro tratamiento recomendado para tratar la dermatitis y otras afecciones de la piel, consiste en la utilización del propio plasma sanguíneo, rico en factores de crecimiento y células madre periféricas, para conseguir la regeneración y la reparación de los tejidos donde se inyecta. Es totalmente compatible y sin efectos secundarios ni alergias.

Cuidar la higiene personal

Si sufres de dermatitis seborreica te recomendamos cuidar la higiene personal, utilizando champú, jabón de baño y cremas que sean prescritas por tu médico.

Como hemos mencionado anteriormente, la dermatitis seborreica puede tratarse y mantenerse controlada con la combinación de una buena higiene y de uno de los tratamientos estéticos descritos anteriormente, pero no desaparece.