Sudoración excesiva o hiperhidrosis: ¿Qué es y por qué se produce?

La sudoración excesiva es una patología que a primera vista parece menor, pero que en realidad puede condicionar notablemente la vida de quien la sufre. Parece algo normal o cotidiano afrontar la sudoración, pero en realidad cuando llega a un nivel patológico se vuelve un verdadero problema.

En Centro Médico Rusiñol vamos a explicarte en las próximas líneas qué es la sudoración excesiva, cuáles son sus principales causas y qué tratamientos pueden llevarse a cabo para superarla.

¿Qué es la sudoración excesiva?

También conocida como hiperhidrosis, la sudoración excesiva es una afección por la cual una persona suda de forma desmedida y en situaciones que no lo justifican, como por ejemplo sin haber realizado un ejercicio físico intenso, sin estar sometida a un calor excesivo y se acrecienta ante una situación de estrés o nerviosismo incluso bajo temperaturas templadas o frías.

En la mayoría de los casos se limita a un área en concreto del cuerpo, como las axilas o las palmas de las manos o plantas de los pies, aunque existen casos en los cuales se manifiesta en la totalidad de la superficie cutánea. Es una patología bastante común: las estadísticas indican que afecta a más de un millón de personas solamente en España.

Cuando se presenta sudoración excesiva en las axilas, el área puede presentar un tono rosado o levemente azulado, además de incrementarse la emanación de olores desagradables. Esta situación puede hacer mella en la autoestima de la persona afectada.

Causas

No se conocen por completo o de forma definitiva las causas de la hiperhidrosis, aunque muchos especialistas sostienen que su base es genética o hereditaria. Sin embargo, existen algunas situaciones que pueden producirla, como por ejemplo:

  • Trastornos de ansiedad
  • Abuso de algunos fármacos
  • Hipertiroidismo
  • Menopausia
  • Enfermedades coronarias
  • Accidente cerebrovascular
  • Problemas en el control de la glucosa
  • Patologías pulmonares

 

Tratamiento para la hipersudoración

Para tratar la sudoración excesiva existen varias alternativas, pero el tratamiento más eficaz en el caso de la hiperhidrosis axilar, que es la manifestación más habitual, es la toxina botulínica, una solución también para las migrañas.

En principio se debe realizar una evaluación preliminar denominada Test de MINOR, en la cual se identifican las áreas de sudoración más intensa. Se aplica crema anestésica en la zona a tratar y se deja durante 20 mn. Posteriormente, se aplican microinyecciones de toxina botulínica en los puntos determinados, siempre de forma intradérmica.

Se trata de un tratamiento indoloro y con resultados casi inmediatos: a los tres días de la aplicación comienza a apreciarse una disminución de la sudoración extrema. Debemos remarcar que el tratamiento limita la hiperestimulación de la glándula sudorípara que lleva a la hiperhidrosis, pero en ningún caso tapa los poros o impide la sudoración normal, que es un proceso natural y necesario.

Si necesitas realizar este tratamiento o tienes cualquier duda al respecto, puedes contactar con Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, al 676 043 524.

26/07/2022
POR LUCIA
ETIQUETAS belleza cuidados de la piel salud
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llámanos al 676 043 524 ó déjanos tu teléfono y te llamamos

    Acepto los términos y condiciones