Cenas ligeras saludables: ¿Qué tener en cuenta?

Las elevadas temperaturas exigen cenas ligeras: no se trata de una cuestión de gustos, sino de algo que nos pide nuestro propio cuerpo. El calor hace imposible una comida pesada y demasiado abundante, que nos llevaría a no poder conciliar el sueño.

Sin embargo, las cenas ligeras son aconsejables durante todo el año, no solamente en verano, porque facilitan un mejor descanso y optimizan los procesos digestivos. En Centro Médico Rusiñol vamos a dejarte a continuación algunos consejos interesantes para que puedas cenar de forma saludable.

Qué debe contener una cena ligera y saludable

Es tan importante aquello que debe incluirse como lo que debe evitarse; aunque nunca es aconsejable eliminar por completo una variedad de alimentos de tu dieta, ya que cada grupo de comidas aporta diferentes nutrientes y proteínas, algunos productos tienen que reducirse al mínimo en una cena ligera y saludable.

En líneas generales, se pueden tener en cuenta los siguientes pautas:

  • Una elevada proporción de vegetales de hoja verde.
  • A la hora de hablar de carnes, un predominio del pescado y el pollo sobre las carnes rojas de más fácil digestión.
  • Reducción al mínimo posible de los carbohidratos, productos procesados y las bebidas gaseosas.
  • Más alimentos líquidos con valor nutritivo, como las sopas o purés en invierno gazpacho o vichyssoise (crema fría de puerros a ser posible sin patata) en verano

Ideas de menús para cenas ligeras

Si tenemos en cuenta estas consideraciones, podemos desarrollar diferentes menús para cenas ligeras y saludables, siempre dependiendo de nuestros gustos y necesidades.

 Cenas ligeras en verano

Las ensaladas con muchos colores son la mejor opción frente a las altas temperaturas: nos refrescan,  nos nutren y a la vez contribuyen con un buen descanso. Combina verduras de hoja verde, aguacate, tomate, pepino, ralladura de zanahoria, algo de cebolla roja, pimiento verde y rojo. Utiliza aceite de oliva para condimentar y reduce la cantidad de sal, puedes usar pimienta y todo tipo de especias para resaltar el sabor (tomillo, romero, eneldo, etc).

Puedes combinar esta opción con una pieza de pescado (el consumo de proteína es fundamental para repar el organismo durante el sueño, y coronarla con un postre saludable, como por ejemplo sandía. Evita los zumos, aunque sean naturales es una fuente de azúcares de alta biodisponibilidad que se trasformaran en grasa y fermentará en tu intestino produciendo gases y malestar.

Algunas ideas de cenas ligeras:

  • Filete de pavo con ensalada verde (del tipo comentada antes)
  • Judías verdes con huevo duro y atún con aceite de oliva, sal y pimienta
  • Hamburguesa de con champiñones rehogados con ajo  o setas a la plancha
  • Revuelto de espárragos trigueros con jamón serrano

En el caso de la fruta en la cena, debemos inclinarnos por aquellas ricas en fibras y bajas en azúcares como la manzana que tiene efecto de saciedad o el kiwi que optimiza la calidad de sueño; y evitar otras como naranjas que pueden provocar acidez estomacal afectando el descanso, por regla general todas las frutas con alto contenido en vitamina C como limón, naranja o pomelo, va a quitar el sueño ya que la vitamina C es activadora y por eso se toma en el desayuno.

Cenas ligeras en invierno

Los ejemplos anteriores también son aplicables aunque también puedes incluir en tu dieta otros menús más propios de esta época como caldo de verduras con 2 huevos duros y jamón picado , acompañado de yogur desnatado.

Para una dieta equilibrada, desde nuestra clínica siempre apostamos por la Dieta del 2 que se basa en una regla muy fácil de recordar y relacionado con el 2: 2 raciones de proteínas/día, 2 de verduras de hoja verde, 2 raciones de frutas, 2 de lácteos desnatados, 2 raciones de aceite de oliva, y como excepción, una ración de pan al día siempre en el desayuno de 50 gr.

Para adelgazar

Cuando el propósito es adelgazar, algunos alimentos son especialmente bienvenidos. Como la proteína (carne, pescado o huevos), ya que van a mantener la vitalidad de tus músculos, repara tejidos y mantiene tu gasto calórico en reposo (metabolismo basal). En el mismo sentido, las cenas ligeras y saludables para adelgazar pueden incluir verduras como el apio, el puerro o los espárragos, junto a frutas como la manzana. Recordar que siempre la fruta comida y nunca bebida, ya que al comerla reducimos la absorción de azúcar y aportamos fibra, básica para el intestino.

Y si aun así necesitas una ayuda extra, en Centro Médico Rusiñol contamos con nuestro protocolo intenso de pérdida de peso con el que perderás hasta 6 Kg en 3 semanas y aprenderás como realizar una alimentación sana y equilibrada que luego te permita mantener tu peso alcanzado; Y si hay zonas donde más tendencia tienes a acumular grasa y que no consigues perder con una dieta saludable y ejercicio, también contamos con la liposucción sin cirugía con la que se pueden reducir de 1 a 2 cm por sesión de la zona tratada, remodelando tu figura al tiempo que pierdes peso.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, estamos a tu disposición para asesorarte en todo lo que necesites cuando desees encarar una dieta para adelgazar o evaluar cualquier otro tratamiento. Pide cita en el 676 043 524 y te asesoraremos sobre el protocolo a seguir según tu caso.

02/08/2022
POR LUCIA
ETIQUETAS alimentación natural belleza salud
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llámanos al 676 043 524 ó déjanos tu teléfono y te llamamos

    Acepto los términos y condiciones