En la actualidad, existen numerosas bebidas refrescantes que no solo nos ayudan a recuperar energía, sino que también nos aportan nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Una bebida que se está haciendo muy popular es el té de kombucha ¿lo conoces? ¿Conoces sus beneficios para la salud? Hoy te presentamos las maravillas de esta bebida, también conocida como el elixir de la vida.

¿Qué es la kombucha?

Puede que hayas escuchado el nombre, pero no sepas lo que es, por lo que empezaremos por explicar que la kombucha es una infusión que se obtiene de fermentar té negro con hongos, donde la levadura y las bacterias hacen una simbiosis perfecta de probióticos que son excelentes para nuestro cuerpo.

La kombucha no es una bebida nueva, aunque en la actualidad se esté convirtiendo en la favorita de muchos, gracias a sus innumerables beneficios.

El sabor de esta de bebida es semejante a la sidra de manzana. Su proceso de fermentación tarda aproximadamente 14 días, cuando se obtiene un líquido gasificado. El sabor puede resultar ácido, pero si se le agregan frutas naturales, jengibre o algún té adicional como el verde o flor de Jamaica, su sabor es más placentero y agradable.

Beneficios de la kombucha para la salud

La kombucha es una bebida que contiene probióticos y antioxidantes, entre otros componentes, que aportan un sinfín de beneficios innegables para la salud, pero además cabe destacar lo siguiente:

  • Es una infusión muy utilizada por sus propiedades detox para adelgazar. Contiene solo 30 calorías.
  • Los probióticos son beneficiosos para mantener el equilibrio de la flora intestinal, y sobre todo, ayudan a limpiar el intestino.
  • Excelente para reforzar el sistema inmunológico, ayudando a prevenir enfermedades.
  • Es un aliado para combatir infecciones urinarias y previene la formación de cálculos renales.
  • Como es una bebida alcalina, ayuda a equilibrar el pH del cuerpo.
  • Es utilizada para combatir ciertas afecciones, como por ejemplo, arterioesclerosis y disfunciones intestinales, gracias a su efecto diurético.
  • Está indicada para disminuir los síntomas ocasionados durante la menopausia.
  • Ayuda a disminuir la presión arterial y los altos índices de colesterol, permitiendo que nuestros vasos sanguíneos sean más elásticos.
  • Esta bebida aporta vitaminas y minerales.
  • Al no poseer ningún tipo de lácteo ni gluten, se convierte en la bebida perfecta para cualquier persona.

¿Cómo puedo elaborar kombucha en casa?

Para elaborar esta maravillosa bebida se necesitan los siguientes ingredientes:

  • 3 litros de agua.
  • 5 o 6 sobres de té negro.
  • Un hongo de kombucha, también conocido como SCOBY, que no es más que un cultivo vivo.
  • Líquido fermentado de kombucha (opcional).
  • 1 taza de azúcar blanca.

Y además, una olla grande de acero o cristal, un recipiente de cristal grande, tela porosa (que permita el paso de ventilación) y cinta elástica.

Preparación:

  • Primeramente, se agrega el agua en la olla (evitar las de aluminio) y dejar hervir por 10 minutos.
  • Agregar el azúcar y los sobres de té negro.
  • Dejar reposar.
  • Cuando esté a temperatura ambiente, traspasar el líquido al recipiente de vidrio y colocar el hongo de kombucha. El cultivo vivo es fundamental para que se produzca la fermentación.
  • Si se tiene líquido ya fermentado de kombucha se agrega también.
  • Cubrir con la tela la abertura del recipiente donde se encuentran todos los líquidos y el cultivo, y asegurarla con la cinta elástica.
  • El recipiente debe almacenarse en un lugar fresco.
  • Se sugiere no mover ni manipular.
  • Estará listo entre 10 y 14 días, cuando observaremos un cultivo adicional. Hay que separarlos y guardar un porcentaje del líquido para colocar el nuevo cultivo.
  • Se puede repetir el proceso para obtener más.

La elaboración de esta bebida debe realizarse con cuidado y limpieza para obtener un buen resultado.

Almacenar el té de kombucha

Cuando la bebida esté lista, almacenar en la nevera. Es recomendable que se coloque en botellas de vidrio con tapas de plástico o corcho (recordar que esta infusión emite gases y pueden estallar con facilidad).

Es importante tener en cuenta que la kombucha no debe utilizarse como sustituto de las medicinas. No está recomendado para mujeres embarazadas o lactantes ni en personas con enfermedades hepáticas y renales.

Antes de incluir esta bebida refrescante en tu dieta, no dudes en consultar con un profesional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *