Dieta para adelgazar, dieta saludable, dieta equilibrada, dieta para engordar. Información sobre la dieta.

Entradas

qué son los hidratos de carbonoEl cuerpo humano requiere de ciertos alimentos para mantener su óptimo funcionamiento, por ejemplo: las proteínas, verduras, frutas, entre otros, que aportan vitaminas, minerales, y lo más importante, energía. Del mismo modo, la ingesta de hidratos de carbono genera una contribución importante al organismo, pero no se pueden consumir en exceso porque no todos son saludables. Si no sabes qué son los hidratos de carbono y qué alimentos lo contienen, a continuación hablaremos sobre qué son, los tipos de hidratos de carbono que existen y qué puedes consumir sin riesgos.

¿Qué son los hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono también llamados carbohidratos, están compuestos de oxígeno, hidrogeno y carbono. Son una fuente de energía para los músculos y el cerebro, pero no todos son saludables y no todos hacen el mismo aporte alimenticio por lo que es mportante saber distinguirlos.

Forman parte del grupo de alimentos que deben ingerirse a diario para mantener una alimentación equilibrada de acuerdo a las calorías diarias que cada persona necesita. Los más conocidos son: la pasta, el arroz y el pan (que a su vez son los más dañinos para el organismo puesto que también son los más procesados), pero realmente los hidratos de carbono están presentes en muchos alimentos, y los de mejor calidad, son aquellos que no son procesados o tienen un mínimo nivel de procesamiento.

Tipos

Entre los hidratos de carbono existen varios tipos, por ejemplo:

1.    Monosacáridos

Son los hidratos de carbono que el cuerpo humano metaboliza con mayor facilidad y rapidez, están presentes en los alimentos ricos en fructosa, sacarosa y glucosa.

2.    Disacáridos

Estos hidratos están formados por dos monosacáridos, en este caso el cuerpo necesita descomponerlos para metabolizarlos. Los disacáridos están presentes en la lactosa y maltosa.

3.    Polisacáridos

Son los hidratos complejos que contienen azúcar y su metabolización es mucho más lenta, su composición está caracterizada por el almidón y el glucógeno.

Debes de tener en cuenta que los hidratos de carbono recomendados en la ingesta diaria son aquellos que contienen un mínimo (o nada) de sodio, grasas trans, colesterol, azúcares o granos refinados. Son ricos en fibra y nutrientes (poseen alto contenido), y, sobre todo, su aporte calórico es moderado.

Por su parte, los alimentos que contienen hidratos de carbono dañino para el cuerpo están compuestos por azúcares y granos procesados, alto contenido en sodio, grasas saturadas y colesterol.

Alimentos con hidratos de carbono

Los alimentos con hidratos de carbono que puedes consumir con frecuencia son los que vienen directamente de la tierra sin procesamiento, por ejemplo:

  • Brócoli, espinaca, calabacín, plátanos, aguacate, espárragos, coles, pepino, berenjena, tomate, cebolla y fruta.
  • Legumbres como las lentejas, garbanzos o cebada.
  • Cereales integrales para el desayuno, arroz, pan y pasta integral.
  • Tubérculos, semillas y frutos secos.

Disminuye o elimina de tu alimentación los siguientes:

  • Bollería y dulces.
  • Bebidas gaseosas, alcohol y refresco.
  • Azúcares y granos refinados.
  • Productos procesados con maíz o patata.
  • Arroz blanco, pasta y pan.

La ingesta de hidratos de carbono, aunque es necesaria para el organismo, hay que tenerla en cuenta y saber distinguir entre aquellos alimentos que contribuyen al organismo y evitar los alimentos procesados, ya que, contribuyen a la aparición de enfermedades y patologías que pueden desencadenar una hipertensión o una diabetes. Lo mejor es llevar una alimentación equilibrada combinada con alguna actividad física.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un servicio de dietética y nutrición donde tras un protocolo de estudio nutricional previo, llevamos a cabo un coaching nutricional donde te ayudamos no sólo a perder kilos de más, si no a llevar a cabo una dieta saludable en tu día a día para estar mejor por dentro y por fuera. Pídenos cita sin compromiso en el 676 043 524.

Dieta depurativaSi crees que tu organismo está saturado de consumir una gran cantidad de azucares, grasas, calorías y alcohol es probable que necesites una dieta depurativa. Este tipo de dietas es ideal para eliminar toxinas acumuladas, perder unos kilos de más y recuperar la energía que creías perdida.

A continuación, en Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética situada en Madrid, te enseñamos cómo hacer una dieta depurativa sin morir en el intento.

Consejos para hacer una dieta depurativa 

Contar con el plan alimenticio “perfecto” no lo es todo en el momento de querer depurar el organismo. Y es que a la hora de llevar a cabo cualquier tipo de dieta, es recomendable tener en cuentas ciertos aspectos para lograr los resultados deseados. Aquí te dejamos algunos de los mejores consejos para llevar a cabo la dieta depurativa.

Beber abundante agua

Si realizas tu dieta depurativa sin tomar suficiente agua a diario, tu esfuerzo prácticamente no valdrá la pena. Además, la capacitación de depuración de tus riñones podría deteriorarse, causando retención de líquidos y toxinas. Para evitar esto, ingiere un mínimo de 8 vasos de agua diariamente, así como zumos naturales, caldos e infusiones.

Dile adiós al azúcar

El consumo de azúcar en tu dieta puede traer consigo una serie de consecuencias como aumento de peso, así como el aporte de toxinas que dificultan el trabajo de los riñones y el hígado. Evita el consumo de azúcar, así como todos los productos que lo llevan añadido.

Ten cuidado con la cocción de tus alimentos

La forma de cocinar los alimentos también marca una gran diferencia en cuanto a la efectividad de tu dieta. Si quieres que tu dieta depurativa funcione, olvídate de los platos difíciles de digerir y llenos de toxinas como los alimentos fritos. En su lugar, elige formas de cocción sencilla como la plancha, el vapor, el horno, etc.

¿Qué alimentos consumir?

Ya hemos hablado anteriormente de la dieta detox basada en la dieta del 2 pero hoy vamos a resumir aquellos grupos de alimentos que puedes consumir para conseguir depurar tu organismo:

Verduras y frutas

Tanto las frutas como verduras son ricas en potasio y fibra, además son bajas en sodio por lo que estimulan el tránsito intestinal. Para limpiar tu organismo, no pueden faltar las verduras de hoja verde, así como la piña, manzana, arándanos, frutos rojos con elevado poder antioxidante (ideal para comer entre horas) y muchas más.

Proteínas ligeras

Generalmente, las dietas depurativas necesitan solo de una ración pequeña de proteínas en cada una de las tres comidas principales. Por eso, se recomienda sustituir las carnes rojas por las blancas que suelen ser bajas en grasa y mejores para digerir como el pollo, pavo o conejo. También puedes incluir los huevos, pescado y legumbres a tu lista. Eso sí, en cuanto a lácteos procura evitarlos al máximo, y sólo consumir desnatados.

Cereales integrales

Son una fuente potente de vitaminas del complejo B aunque es recomendable limitarla a una ración al día en el desayuno.

Menú dieta proteicaLa dieta proteica o también conocida como dieta hiperproteica, se ha convertido en uno de los métodos más utilizados para disminuir el peso. Hoy os traemos un menú paso a paso para entender en qué consiste esta dieta.

A continuación, descubre las respuestas a estas y otras interrogantes acerca de la dieta proteica.

¿En qué consiste?

Esta dieta consiste básicamente en reducir la ingesta de grasas y azúcares y suplantarla por alimentos ricos en proteínas tanto de origen animal como vegetal.

Alimentos proteicos como la carne, el pescado y los huevos, así como los hidratos de carbono complejos como las verduras y algunas frutas, son opciones ideales para llevar a cabo esta dieta.

Del mismo modo, es importante evitar el consumo de carbohidratos refinados y elaborados, como arroz, pasta, pan o harina. Como resultado, la falta de carbohidratos refinados hará que nuestro organismo queme mucho más rápido la grasa.

Ya hablamos anteriormente de los alimentos permitidos en la dieta proteica por lo que sólo resaltaremos que esta dieta va acompañada de mucho líquido y platos llenos de fibra que ayudarán a los riñones, hígado y estomago a procesar mejor el exceso de proteínas.

 Ventajas de la dieta proteica para perder peso

La dieta proteica además de ser famosa por contribuir a la pérdida de peso, cuenta también con una serie de beneficios y peligros que debemos de tener en cuenta. Aquí sólo nombraremos algunas de las importantes ventajas de la dieta proteica para perder peso.

  • Aumento de músculo: el consumo de proteínas proporciona los aminoácidos que los músculos necesitan tras realizar ejercicios de fuerza. 
  • Pérdida de peso: las proteínas producen un efecto saciante de manera prolongada. De esta forma, llevando una dieta proteica es normal que te sientas saciado después de comer.
  • Disminuye la ansiedad o el estrés por comer.
  • No produce efecto rebote durante el proceso de adelgazamiento.

Menú paso a paso de la dieta proteica

Antes de realizar una dieta proteica, es necesario consultar con un profesional en nutrición sobre los menús semanales que podemos llevar a cabo. Es importante saber que cada caso es diferente, al igual que cada metabolismo.

Por lo tanto, es necesario acudir a un profesional que cree una dieta hecha a  medida de tus particularidades y supervise tu evolución. Aquí te dejamos un ejemplo de dieta proteica para que puedas hacerte una idea:

  • Desayuno: pan blanco o integral acompañado de mantequilla, jamón serrano, de pavo o cocido. Para beber un café, leche desnatada o cacao soluble.
  • Media mañana: frutos secos con yogur griego.
  • Almuerzo: carne con verduras (bajas en carbohidratos).
  • Merienda: pieza de fruta.
  • Cena: pescado y verduras.

Tal y como ves, no es necesario alimentarse exclusivamente de pollo y huevos para aumentar masa muscular y perder algo de peso. Solo basta con mantener una alimentación adecuada, pero rica en proteínas.

 

Dieta paleo: alimentos

La dieta paleo está basada en alimentos que consumían nuestros antepasados durante la época Paleolítica, de allí su nombre de dieta paleo. ¿Quieres conocer un poco más sobre esta dieta? Te invitamos a leer este artículo y familiarizarte un poco más con esta dieta.

¿Qué es la dieta paleo?

La dieta paleo está basada en las características individuales de cada persona. Se trata de un plan alimenticio basado en alimentos frescos y naturales, evitando las comidas procesadas, libres de harinas, azúcares y aceites refinados. Esta dieta te permite consumir carnes, pescado, vegetales, frutas, semillas, entre otros. Estos alimentos se podían obtener fácilmente en el pasado mediante la caza, pesca y recolección. Por otro lado, esta dieta apunta a que no existe un plan alimenticio único, ideal y efectivo para todas las personas, sino distintas formas de nutrirse con alimentos naturales, evitando los procesados e integrando los que encuentran en su entorno.

Los alimentos consumidos a través de esta dieta buscan:

  • Reducir los niveles de glucosa.
  • Controlar la presión arterial.
  • Disminuir los triglicéridos.
  • Mejorar tu estado de ánimo.
  • Evitar la acumulación de grasa.
  • Mejorar tu apetito.

Alimentos de la dieta paleo

Los alimentos de la dieta paleo se basan en:

  • Proteína: aves, pescado, mariscos, huevos, hongos, etc.
  • Grasas sanas: aguacate, aceite de coco, almendras, nueces, etc.
  • Vegetales: acelga, brócoli, coliflor, cebolla, espinaca remolacha, zanahoria, lechuga, entre otros.
  • Frutas: melón, naranja, pera, limón, kiwi, fresa, etc.
  • Semillas: pistacho, girasol, sésamo, etc.
  • Hierbas y especies: albahaca, perejil, pimienta, ajo, romero, menta, jengibre, orégano, etc.

Al igual que evita los siguientes alimentos:

  • Alimentos procesados: en general cualquier tipo de alimento procesado y empaquetado.
  • Cereales: arroz, trigo, avena, etc.
  • Tubérculos: apio, yuca, patata, etc.
  • Lácteos: queso, yogur, etc.
  • Azúcar refinado.

La diferencia principal entre la dieta paleo y otras dietas, es la ausencia de productos lácteos (fuente de proteína y calcio) y cereales (fuente de fibra y otros nutrientes).

¿Es beneficiosa la dieta paleo?

La dieta paleo peca de exceso de proteínas puesto que incluye consumir proteína animal entre 3 y 5 veces al día. En cambio, excluye otros alimentos que provocarían a largo plazo deficiencia de calcio, vitamina D y vitamina B.

Por otro lado, según algunas investigaciones como la publicada por The American Journal of clinical nutrition, se señala que la dieta paleo permite la pérdida de peso, pero que esta no se mantiene tras 6 meses.

La mejor alternativa: Cronodieta

Como alternativa, en Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética en Madrid, por ser más saludable y equilibrada así como más eficaz a largo plazo, aconsejamos la cronodieta.

La cronodieta consiste en no renunciar a ningún grupo de alimentos pero consumiéndolo a la hora adecuada. Un mismo alimento, dependiendo de la hora en la que se consuma, puede transformarse en energía o, por el contrario, acumularse en forma de grasa según a qué hora lo consumamos.

Debemos de tener en cuenta que dependiendo del gasto energético, nuestro cuerpo absorbe los nutrientes de forma distinta. Por tanto, en la cronodieta la clave es cuándo y qué se come.

Esta dieta nos ayudará a conocer nuestros biorritmos y respeta el ritmo natural de nuestro organismo y propone ingerir alimentos cuando el cuerpo esté preparado para asimilarlo.

Por ejemplo, evitar consumir hidratos de carbono a partir de cierta hora hará que tengamos menos azúcar en sangre de forma que nuestro organismo convierte las células grasas en energía. En conclusión, estaríamos quemando la grasa que sobra.

De cualquier forma, es importante que antes de iniciar cualquier dieta, acudas a un especialista o nutricionista para que te realice un diagnóstico y te indique los alimentos que puedes ingerir, dependiendo de tus necesidades y condiciones de salud. Así mismo, es vital que cualquier dieta sea adaptada a los alimentos y cantidades que necesitas, pues en caso contrario, podría provocarte una falta de nutrientes, por ejemplo, la falta de calcio.

Además, es importante que al realizar cualquier dieta la combines con alguna actividad física que te ayude a fortalecer tu organismo y prevenir enfermedades.

Consejos para seguir una dieta para tensión alta

La tensión arterial es la presión que ejerce el corazón sobre las arterias para que distribuya la sangre a todo el organismo. La presión máxima (sistólica) se produce cuando el corazón se contrae y la presión mínima (diastólica) cuando el corazón se encuentra relajado.

Los valores adecuados de la tensión oscilan entre 120/80 mm Hg, la cual indica la tensión máxima y mínima respectivamente. La hipertensión arterial (HTA) es la elevación de la tensión arterial de manera crónica, mostrando valores iguales o superiores a 140/90mm Hg. Existen diversos factores que afectan a su desarrollo, por ejemplo, la edad, sexo, obesidad, sedentarismo, el consumo de sal, alcohol, entre otros.

No obstante, la hipertensión arterial suele presentarse por causas desconocidas, por lo que se recomienda tener hábitos saludables, así como, una dieta para tensión alta.

7 consejos para una dieta para la tensión alta

Reducir la sal en la dieta

El consumo elevado de sal contribuye con la hipertensión arterial, además, acelera el riesgo de sufrir una cardiopatía y accidente cerebro vascular. Algunos consejos para reducir el consumo de sal en el hogar son:

  • No añadir sal durante la preparación de los alimentos, ya que, muchos ingredientes que agregamos a las comidas contienen sal incorporada, por ejemplo, cubitos, mantequilla, salsas, entre otros.
  • Evita colocar saleros en la mesa.
  • Escoge productos hiposódicos.

Leer bien el etiquetado de los productos

Esta es una tarea muy sencilla que te permitirá conocer tu consumo de sal diario, la OMS recomienda consumir menos de 5 gramos de sal por día. Leer bien las etiquetas de los productos puede generar una diferencia notable en tu consumo diario, ya que, muchos alimentos tienen sal incorporada.

Es necesario que leas la lista de ingredientes, ya que, esto se ordenan de mayor a menor cantidad, es decir, aquellos que tiene un alto contenido de sal aparecerá al principio. Todo esto te permitirá tomar conciencia del consumo de sal. Para que tengas una idea de aquellos alimentos que presentan un alto contenido de sal, te mostramos las siguientes cantidades.

  • Bajo: menos de150 mg de sal por porción.
  • Moderado: 150-400 mg de sal por porción.
  • Alto: más de 400 mg de sal por porción.

Es importante que consideres también aquellos alimentos que poseen en su etiqueta “sin sal”, ya que, estos no necesariamente se encuentran totalmente libres de sodio, existe una llamada “sal oculta” en los alimentos debido a su composición. Por ello es muy importante que sigas una dieta para la tensión alta.

Revisar los fármacos

Algunos medicamentos contienen altos niveles de sodio, en especial fórmulas solubles o efervescentes, es vital que conozcas los riesgos del consumo de sodio en los medicamentos, sobre todo si sufres hipertensión.

Sustituir la sal por otros productos

Es erróneo pensar que los alimentos sin sal, carecen de sabor. Tus papilas gustativas se irán adaptando progresivamente a una disminución del consumo de sal, y podrás apreciar mejor una gama de sabores. El uso de condimentos tiene una mayor relevancia cuando se disminuye notablemente el consumo de sal. Te recomendamos el uso de albahaca, pimienta, nuez moscada, azafrán, o romero, entre otros.

Tratamiento dietético de la HTA

Los tratamientos farmacológicos deben estar prescritos por un médico especialista. En la actualidad existe una amplia gama de fármacos indicados para la hipertensión arterial dependiendo de las características que presentes durante un episodio de hipertensión.

Sin duda, debes tener una alimentación específica para la tensión alta, ya que, la alimentación es un pilar fundamental para el tratamiento y control de HTA. Del mismo modo, debes modificar tu estilo de vida.

Dieta para la tensión alta

Es necesario que lleves una dieta saludable, haciendo énfasis en la restricción del consumo de sal. La reducción de la sal es considerada una de las principales medidas para evitar problemas de hipertensión.

Del mismo modo, eleva tu consumo de verduras y frutas frescas y disminuye la ingesta de hidratos de carbono refinados tipo pan, dulces, pastas y harina ya que retienen tanto o más líquido que la sal, al igual que el alcohol. Moderación con los fritos y alimentos procesados (que contienen muchas sal y harinas)

Actividad física

Así mismo, si practicas una actividad física de forma regular podrás mejorar y mantener el control de tu tensión. Es necesario que practiques ejercicios físicos aeróbicos adaptados a tus características y particularidades, con unos minutos diarios verás resultados en tu tensión.

De la misma forma, es fundamental que consultes a tu médico si tienes problemas de tensión. Es el especialista quien te indicará cuál es el tratamiento más adecuado para ti. Una tensión arterial debe ser vigilada y controlada constantemente.

¿Cuál es el mejor coaching y tratamiento para adelgazar?

¿Quieres bajar de peso mediante un tratamiento para adelgazar o mejorando la alimentación? Entonces estás de suerte, en nuestro Centro Médico Rusiñol, ofrecemos ambas técnicas y lo mejor de todo: de forma combinada. Te invitamos a seguir leyendo para descubrir el mejor coaching y tratamiento para adelgazar.

3 pasos para el tratamiento para adelgazar

Estudio nutricional

El exceso de peso puede deberse a múltiples causas, tanto por una mala alimentación como por distintas condiciones hereditarias o genéticas. Por eso en CMR, consideramos fundamental el estudio integral de nuestros pacientes. En este protocolo, tenemos en cuenta todos los factores alimenticios que pueden estar generando el aumento de peso en nuestros pacientes. De esta forma, podemos ofrecer soluciones óptimas, acordes a cada caso mediante nuestra técnica de coaching nutricional.

Con la ayuda del coaching, también conocido como “entrenamiento alimenticio”, adaptamos el tipo de alimentación ideal, a la vida social y profesional de cada persona. Combinado con otros tratamientos con el mismo fin, contribuir a la pérdida de peso y beneficiar al organismo, de esta forma el coaching nutricional es mucho más eficiente que una dieta tradicional.

Coaching nutricional con Hidrolipoclasia

La hidrolipoclasia es una técnica médica utilizada para reducir los volúmenes localizados y remodelar la figura. Se encarga de “romper” la célula grasa (adipocito) haciendo que la grasa contenida por la misma sea liberada. De esta forma, la grasa liberada se va por la vía linfática y venosa del hígado para ser metabolizada, y finalmente eliminada.

Los resultados de la hidrolipoclasia suelen ser permanentes, siempre y cuando se mantenga un peso ideal. De allí, la importancia de asociarla con el coaching nutricional. El tejido graso es capaz de generar nuevas células, si se aumenta un peso de más de 4 kilos. Por eso, es necesario llevar una dieta baja en grasa y alcohol durante y después del tratamiento. Así, se favorecerá la metabolización por el hígado de la grasa liberada y su eliminación.

Coaching nutricional con Laserlipolisis

El tratamiento de laserlipolisis, emplea el uso de un láser de diodo con una longitud de onda de 635-650nm y de luz fría. Este láser actúa de forma directa, sobre la célula de grasa (adiposito) transformándola en ácidos grasos esenciales (omega 3, 6, 9) y enviándolas hacia la sangre para usarse en diferentes vías metabólicas. La reducción del peso, volumen, y celulitis así, como la mejora del tono muscular, la flacidez y el efecto inflamatorio son algunas de las distintitas vías metabólicas de la laserlipolisis.

Al igual que la hidrolipoclasia, este tratamiento busca remodelar la figura y brindar un nuevo aspecto al paciente. Para reforzar sus resultados, el coaching nutricional está indicado no solo para favorecer la pérdida de peso sino también para mantenerlo.

La canela es muy utilizada para dar un toque especial a los alimentos, sobre todo, en comidas dulces. Sin embargo, esta especia tiene mucho más que ofrecer debido a sus grandes propiedades y beneficios para el organismo.

Es por ello, que la canela ha sido utilizada desde la antigüedad con fines medicinales, para tratar problemas respiratorios, digestivos y hasta ginecológicos. La canela ocupa los primeros puestos entre las especias y hierbas más populares del mundo por sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antidiabéticas.

Te invitamos a conocer las propiedades y beneficios de esta especia.

¿DE DÓNDE PROVIENE LA CANELA?

La canela proviene de la corteza aceitosa de un árbol, la cual contiene diferentes compuestos responsables de ese sabor, olor y color únicos.

Existen más de 250 especies de árboles de canela, sin embargo, principalmente se utilizan dos para su elaboración: el árbol de canela de Ceilán y el árbol de Cassia. Cada uno con su sabor y aroma únicos, debido a la presencia natural de un compuesto orgánico conocido como cinamaldehído.

Una sola cucharadita de canela puede tener efectos positivos en el organismo, como ayudar a mantener los niveles adecuados de azúcar. Asimismo, su consumo contribuye a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas o diabetes, entre otras.

APORTE NUTRICIONAL

De la misma forma, posee una amplia variedad de nutrientes, vitaminas y minerales, es rica en fibra dietética, calcio, hierro, vitamina K y manganeso. Contiene también en menor cantidad vitamina E, Vitamina B6, potasio, cobre y zinc.

Además, los antioxidantes presentes en la canela ayudan a reducir el daño de los radicales libres, así como a retrasar el proceso de envejecimiento. Sus propiedades antioxidantes ayudan en la prevención de enfermedades crónicas y delimitan la acumulación de óxido nítrico.

PROPIEDADES ANTIINFLAMATORIAS

Un tipo de antioxidante presente en la canela son los flavonoides, los cuales son eficientes para combatir la inflamación. Lo que trae como beneficio la reducción del dolor muscular, disminuye el dolor por el ciclo menstrual y contribuye a aliviar los síntomas producidos por reacciones alérgicas.

COAGULANTE SANGUINEO

La canela es un coagulante sanguíneo, lo que ayuda a detener un excesivo sangrado, regula la circulación sanguínea, mejora la reparación de los tejidos y reduce la presión arterial.

ESTABILIZA LOS NIVELES DE AZÚCAR EN LA SANGRE

La canela posee beneficios antidiabéticos, ayuda a transportar azúcar al torrente sanguíneo para mantener estabilizados sus niveles, favoreciendo así al estado anímico y evitando la fatiga.

DEFENSA DE INFECCIONES Y VIRUS

Sus propiedades antibióticas y antimicrobianas colaboran en la defensa de infecciones y virus. Ayuda en la prevención de resfriado, faringitis y hasta neumonía.

Igualmente, estas propiedades aportan beneficios para la piel, ofreciendo una excelente alternativa para tratamientos de afecciones cutáneas, como erupciones o acné, entre otros.

LA CANELA POSEE PROPIEDADES AFRODISÍACAS 

Sus propiedades para mejorar el flujo de sangre, la convierten en un potente afrodisíaco, ya que contribuye en obtener una excelente respuesta física del organismo.

Son muchos los beneficios de esta especia. Puedes incluirla en tu dieta a través de una buena taza de té de canela, espolvoreada en una saludable ensalada de fruta o usándola como condimento para carnes y pescados.

Dieta para bajar el ácido úricoEl exceso de ácido úrico en la sangre -o hiperuricemia- es una enfermedad relacionada con la alimentación. Esta se produce cuando el ácido úrico no se elimina correctamente por las vías urinarias, quedándose en el torrente sanguíneo y formando cristales en las articulaciones que causan inflamación y dolor.

Ya que se trata de una afección relacionada con la alimentación, es importante conocer cómo evitarla.

Alimentos a evitar

El ácido úrico se forma principalmente gracias a las purinas de los alimentos. Estas son necesarias para la regeneración de las células del organismo y su exceso se elimina a través de la orina.

Al no eliminarse de forma correcta, se puede provocar un atascamiento en el torrente sanguíneo que puede producir graves consecuencias para el organismo. En estos casos, hay alimentos que debes evitar para reducir el ácido úrico:

  • Vísceras como el corazón, hígado y riñones.
  • Pescados azules, como atún, salmón o sardinas.
  • Quesos grasos y muy curados.
  • Legumbres, tanto secas como frescas.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Carnes rojas como el cordero, el buey, la ternera y el cerdo.

Dieta para el exceso de ácido úrico

Ahora bien, teniendo en cuenta los alimentos a evitar, es el momento de establecer qué productos se pueden consumir y cómo hacerlo. Para este tipo de dietas es necesario mantener un régimen estricto, con el propósito de solucionar el problema de raíz.

  • Para empezar, es de vital importancia la ingesta de al menos 2,5 litros de agua al día. Se recomienda beber un vaso de agua con unas gotas de limón en el desayuno, puesto que esto neutraliza la hiperacidez del medio interno, la cual acelera la formación de cálculos.
  • En este sentido, también es ideal que establezcas un horario fijo de 5 comidas diarias. Debes consumir al menos 3 comidas principales y otras 2 de complemento. Procura incluir proteínas, grasas saludables e hidratos de carbono.
  • Recuerda no dejar pasar más de 4 o 5 horas entre cada comida y no dejar transcurrir más de una hora desde el momento en que te levantas hasta el desayuno.
  • Evita el consumo de grasas y bebidas alcohólicas, así como el resto de alimentos con altas cantidades de purinas.

Aunque lo más importante es ponerse en manos de un nutricionista, estas son unas pautas básicas de una dieta para bajar el ácido úrico.

tratamientos de belleza para noviasEl día de su boda, es uno de los días más especiales de la vida de muchas mujeres. Todo tiene que salir perfecto: la ceremonia, el banquete, la disposición de los invitados, y sobre todo… el look de la novia.

Para todas es esencial lucir bellas y radiantes en ese día tan especial. La novia debe ser siempre el centro de atención de todas las miradas.

Por eso, además del vestido y el peinado, son importantes los cuidados y tratamientos de belleza previos a la boda.

Dieta saludable

Llevar una alimentación saludable es importante todo el año, pero aún más en los meses previos a una boda. Calificada por los expertos en nutrición como el mejor tratamiento de belleza.

Dependiendo del objetivo a alcanzar el día de la boda, hay que incorporar ciertos alimentos u otros a tu dieta. Por ejemplo, para liberar toxinas es aconsejable seguir una dieta détox.

En ocasiones, los expertos recomiendan la ingesta de suplementos vitamínicos, que tendrán efectos realmente positivos para lucir una piel bonita.

Te recomendamos ponerte en manos de un nutricionista.

Equilibrar tu piel

Algo que nunca debe faltar en la rutina de belleza de las futuras novias son las cremas hidratantes, nutritivas, serum. Existen diferentes clases adaptadas a los diferentes tipos de piel y sus necesidades.  Por lo que lo idóneo es un estudio de la piel con Skin Analyser y regular tu tratamiento diario

Aplícala a diario para lucir una piel hidratada, radiante y saludable.

Peeling Fenol/TCA

Uno de los tratamientos de belleza para novias más populares.  Es una técnica innovadora y efectiva.

Se trata de un tratamiento de biorevitalización especialmente recomendado para reducir la flacidez facial, cerra el poro y tensar la piel. Sus resultados son una piel más tersa y la eliminación de las marcas provocadas por el acné.

Lifting facial sin cirugía

Poco invasiva, natural y eficaz son las tres características que definen el lifiting sin cirugía.

Con esta técnica es posible recuperar volúmenes perdidos, eliminar arrugas de expresión alrededor de los ojos y frente, revitalizar la piel

Es el tratamiento favorito de famosas para rejuvenecer el cutis y se recomienda llevarlo a cabo al menos un mes antes de la boda.

Cada mujer es un mundo, por lo que está en tus manos y en las de los expertos escoger los tratamientos de belleza para novias idóneos en tu caso.

alimentos para bajar el colesterolEl organismo necesita colesterol para funcionar correctamente, pero un exceso del mismo en la sangre podría adherirse en las paredes de las arterias, estrechándolas o haciendo que se bloqueen. Lo que podría derivar en afecciones y enfermedades del corazón.

Para proteger tu corazón, y en general, todo tu organismo, se recomienda seguir una dieta equilibrada que no aumente el colesterol, siempre bajo la supervisión de un experto en nutrición.

Apuesta por las grasas saludables

El colesterol de baja densidad (LDL), también conocido como colesterol “malo”, suele acumular placa en las arterias. Mientras que el de alta densidad (HDL) o “bueno”, transporta el colesterol adyacente en otras partes del cuerpo hacia el hígado, donde se elimina.

Limita las grasas saturadas. Es significativamente dañina, al subir el nivel de colesterol LDL, y se encuentra en productos lácteos, chocolates, carnes, productos horneados, así como alimentos fritos y procesados.

Por su parte, la grasa trans es otra grasa totalmente dañina. Eleva el colesterol malo y disminuye los niveles del HDL. Se encuentra en alimentos hechos con aceites y grasas hidrogenadas, como la margarina, las patatas fritas y las galletas saladas.

Apuesta por grasas más saludables. Consume carnes magras, nueces y aceite de oliva virgen extra, cuyas propiedades son beneficiosas para el organismo.

Si tus niveles de LDL ya están altos de por sí, es más importante que nunca que sigas una dieta para bajar el colesterol.

Ingiere fibra soluble

Los alimentos con fibras solubles contribuyen en el proceso de absorción del colesterol por parte del tracto digestivo. Destacan los cereales de grano entero como la avena, y las frutas como manzanas, naranjas, peras o ciruelas, además de legumbres como los garbanzos y las lentejas.

Las frutas y verduras aumentan las sustancias que producen la reducción del colesterol en la dieta. Dichas sustancias, conocidas como estanoles, funcionan como fibra soluble.

Consume pescado rico en ácidos grasos omega 3

Estos ácidos grasos no disminuirán tu nivel de colesterol malo, por el contrario, aumentarán tu nivel de colesterol bueno. Ayudan a proteger tu corazón de coágulos de sangre e inflamación, reduciendo así el riesgo de ataque cardíaco.

Se recomienda comer dos veces a la semana alimentos que sean fuentes de ácidos grasos omega3, como atún y caballa.

Limitaciones

Si sigues una dieta para bajar el colesterol, debes tener en cuenta las siguientes limitaciones en tu alimentación:

  • No ingerir alimentos con colesterol. Debes consumir menos de 200mg diarios.
  • Cuidado con el consumo de sal. Procura limitar la ingesta de sodio diaria a no más de 2,300 miligramos (una cucharadita de sal).
  • Evita el alcohol. El consumo de alcohol está desaconsejado, que además puede contribuir a un aumento de peso.

Verifica los valores nutricionales en las etiquetas de los alimentos procesados que consumas y mantén controlados tus niveles de colesterol. Ponte en manos de un nutricionista que te ayuda a planificar la dieta más adecuada.