Abdomen flácido tras el parto: Motivos y soluciones

Abdomen flácido tras el partoExiste una realidad a la cual toda mujer deberá enfrentarse tras un embarazo y es el abdomen flácido tras el parto. Sea de forma natural o a través de una cesárea, es algo inevitable. A la mayoría de las mamás les cuesta recuperar el abdomen que tenían antes del embarazo. Algunas mujeres emplean diversas técnicas y mitos para darle una solución rápida pero debemos de tener cuidado porque estas soluciones no son saludables y pueden acarrearnos más problemas.

Es importante entender que el abdomen tarda entre 36 y 40 semanas en hacer que vuelva todo a su estado normal pero es difícil que vuelva al estado inicial de antes del embarazo. Durante estos 9 meses, la zona abdominal va haciendo espacio para albergar al bebé y tras el nacimiento el útero tarda algunas semanas en volver a su estado natural y del mismo modo, los órganos de esa zona que se han movido durante el periodo de gestación tienen que volver a su lugar poco a poco.

Existen diversas soluciones para recuperar el abdomen pero, todo dependerá de la genética, alimentación y ejercicios que se empleen para este fin.

¿Por qué se produce el abdomen flácido tras el parto?

Durante el embarazo el cuerpo se somete a una serie de cambios para el desarrollo del bebé y el abdomen es lo que más sufre con esta transformación. Se trata del cambio más notable puesto que va estirándose progresivamente hasta el nacimiento, luego inicia el proceso de recuperación que, puede tardar un par de meses o hasta un año hasta recuperar su forma natural antes del embarazo. Sin embargo, dependiendo de la genética de cada mujer, puede costar más o menos recuperar la figura.

El aumento de peso es un factor clave durante el embarazo que no se puede evitar, pero sí debemos de tener cuidado de no coger más peso de lo recomendado (1 kg/mes) ya que, cuanto más peso se gane, más difícil será el proceso de recuperación de la figura. La retención de líquidos también es otra pieza importante que influye en la flacidez del abdomen y este va desapareciendo tras el parto a través de la orina, secreciones vaginales y sudor.

Existe también un factor que afecta a casi dos tercios de las mujeres embarazadas y es la diástasis abdominal, una condición donde la mujer sufre una separación en el área abdominal y que puede traer como  consecuencia la flacidez. En algunos casos se puede corregir con ejercicios controlados por profesionales y otras de manera quirúrgica.

¿Cómo recuperar el abdomen flácido tras el parto?: Soluciones

Es importante que tengas en cuenta que estos cuidados o soluciones deben ser por fuera pero también por dentro:

  1. Mantener una dieta equilibrada: Es importante que durante el periodo posparto mantengas una dieta equilibrada y sana que incluya verduras de hoja verde, pescado, carne, hortalizas y legumbres.
  2. Hidratar la piel de la zona abdominal: Para poder recuperar la tonificación del abdomen, es importante que hidrates en profundidad esta zona y que vuelva a ser una zona fuerte y elástica. A través de un masaje circular, activarás la dermis tras el parto y lograrás que se reduzca la flacidez.
  3. Hidratarte también por dentro: Contra la retención de líquidos, nada como beber mucha agua que hará que el hinchazón abdominal disminuya.
  4. Abdominales hipopresivos: Tan importantes son los puntos anteriores como el ejercicio. Los abdominales hipopresivos son muy recomendados para tonificar tanto el suelo pélvico como el abdomen (siempre a partir de tres meses tras el parto, cuando el útero ha vuelto a su lugar).
  5. Caminar: ¿Cuántas veces hemos hablado de los beneficios de andar? Pues como no, en el postparto también es un ejercicio muy recomendable no solo ante la flacidez abdominal si no también para endurecer esta zona.

¿Y sí aún así no recuperamos la figura?

Como hemos dicho anteriormente, todo dependerá de la genética de cada mujer y en ocasiones por mucha dieta equilibrada, hidratación y ejercicio que hagamos, hay zonas que difícilmente volverán a su estado anterior. Por ello, podemos acudir a la liposucción sin cirugía o hidrolipoclasia que es un tratamiento estético que busca la ruptura de las células grasas en la zona a tratar. De esta forma, se libera la grasa reduciendo los volúmenes y remodelando la figura.

El protocolo que seguimos en Centro Médico Rusiñol, situado en Madrid, es el siguiente:

1º Valoración médica de la zona a tratar

2º Drenaje linfático con infrarrojos estimulando el metabolismo celular de la piel liberando las vías de eliminación de la grasa

3º Inyectamos suero fisiológico de baja osmolaridad en la zona a tratar de forma que entra agua en la célula grasa distendiéndola

4º A través de la ultracavitación vibran las moléculas de agua que hemos inyectado dentro de las células grasas

Uso de faja de compresión: Tras el tratamiento, la paciente deberá llevar una faja de compresión media durante el mayor tiempo posible para potenciar la adhesión de la piel a la zona abdominal de forma que se modela la figura

De cualquier forma, si acabas de ser mamá y no sabes cómo recuperar tu figura, puedes contactar con nosotros para asesorarte según tus necesidades en el 91 571 81 13 o 676043524

 

01/01/1970
POR RUSINOL
ETIQUETAS adelgazar liposuccion sin cirugia
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llámanos al 676 043 524 ó déjanos tu teléfono y te llamamos

    Acepto los términos y condiciones