Información, tratamientos de medicina estética y dietas para adelgazar o bajar de peso.

Entradas

Existen numerosos bulos en lo que a nutrición y alimentación saludable se refiere, como que para adelgazar hay que dejar de comer o hacerlo en porciones muy pequeñas.

Sin embargo, no se trata tanto de la cantidad, sino de la calidad de nuestra dieta. Es importante saber que cuando nos saltamos comidas o evitamos los carbohidratos, conseguimos justo lo contrario a lo deseado.

Si el organismo no encuentra los alimentos que debe consumir y usar como “combustible”, comenzará a crear reservas de grasa como medida preventiva. Te contamos cómo evitar el exceso de grasa en el cuerpo, siempre de forma saludable. ¡Sigue leyendo!

Multiplica tus comidas

Saltarse comidas solo causará efectos adversos y para nada te ayudará a adelgazar de forma saludable. No obstante, comer grandes cantidades de alimentos tampoco es lo indicado.

Cuanto más abundante sea el plato, más tardarás en procesarlo, causando pesadez en la digestión y deshidratación en tu organismo.

Procura ingerir unas cinco comidas diarias compuestas por porciones moderadas, dentro del marco de una dieta equilibrada.

Cuidado con los ingredientes y la preparación

Consume alimentos de origen vegetal como frutas, vegetales y cereales integrales, acompañados de productos lácteos con bajo contenido en grasa.

Evita las grasas saturadas presente en carnes y modera el consumo de queso y mantequilla. Apuesta, en cambio, por grasas saludables como las del pescado, los frutos secos y las de algunos aceites vegetales.

En cuanto a la preparación, evita las frituras. Cocina en el horno, a la plancha o alimentos hervidos o crudos.

No olvides la hidratación

Para evitar el exceso de grasa en el cuerpo, también son importantes los líquidos. Reemplaza las bebidas azucaradas por agua. Recuerda que esta es más saludable que cualquier otra bebida y tómala abundantemente en cada comida y entre las mismas.

Se pueden hacer excepciones, pero procura no abusar del consumo de bebidas azucaradas-

Actividad física para complementar la dieta

Además de seguir una dieta equilibrada, es necesario realizar un poco de ejercicio físico para evitar el almacenamiento de grasa en el cuerpo.

Empieza caminando* unos 30 minutos a diario y ve aumentando el nivel de dificultad poco a poco. Añade un par de ejercicios de fortalecimiento muscular al menos dos veces a la semana para lograr mejores resultados en menos tiempo.

Un cuerpo saludable y sin exceso de grasa requiere de esfuerzo y un estilo de vida saludable. Es posible mantenerse en buena forma sin dietas mágicas ni pasarse el día en el gimnasio, solo debes seguir las recomendaciones del Centro Médico Rusiñol.

Es bien sabido que andar es bueno para la salud. No obstante, no llegamos a ser totalmente conscientes de la importancia que tiene para nuestro organismo. Te hablamos sobre los beneficios de caminar a diario.

Mejora la circulación

Caminando a paso ligero 30 minutos al día es posible reducir la presión arterial. Esto mejora consecuentemente la circulación, a la vez que se previenen enfermedades del corazón.

Normalmente, se recomienda a pacientes con hipertensión arterial andar a diario. Esto contribuye a reducir el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y enfermedades cardíacas hasta en un 27%.

Controla el peso

Andar a un ritmo intenso cada día tiene prácticamente los mismos beneficios que asistir a clases de aerobic. Se consumen calorías y se cambia significativamente el metabolismo.

Las calorías eliminadas ayudan a perder peso, al mismo tiempo que construyen músculos que aumentan el metabolismo.

Es bueno para los huesos y articulaciones

Se estimulan y fortalecen los huesos, aumentando así la densidad ósea. Diferentes estudios científicos han demostrado que caminar diariamente puede frenar la pérdida de masa ósea en pacientes con osteoporosis. Además, previene hasta en un 40% el riesgo de fracturas de cadera en mujeres posmenopáusicas.

De igual forma, las articulaciones se ven beneficiadas con cada paso realizado. El impacto proveniente del movimiento actúa sobre el cartílago, llevando nutrientes y oxígeno a la zona. Por lo contrario, al no andar, los huesos y articulaciones se ven privadas de los minerales y fluidos vitales, lo cual acelera su deterioro.

Ayuda al cerebro

El hipocampo es la zona del cerebro relacionada con el aprendizaje y la memoria. Una caminata diaria previene la degeneración del mismo, mejorando además su función cognitiva.

En personas de la tercera edad, se reduce el riesgo de demencia senil, al prevenir complicaciones en los vasos cerebrales.

Tonifica y fortalece los músculos

Es posible tonificar piernas, glúteos, abdominales y hasta brazos, todo durante un paseo. Los glúteos se levantan y se definen las pantorrillas, dando una excelente forma a las piernas. Además, si mueves moderadamente los brazos al caminar, también se estimularán sus músculos.

En el caso de los abdominales, la postura lo es todo, préstale atención mientras caminas. ¡Notarás los resultados!

Reduce el estrés y mejora tu humor

Al salir del trabajo, es normal que tengamos tensión acumulada, por lo que puede ser el momento ideal para andar, ¿y si vuelves a casa a pie?

Caminar libera endorfinas, alivia el dolor, disminuye el estrés y hasta mejora el descanso. Una caminata a solas o en compañía contribuirá a despejar la mente, ¿te animas?

Deja atrás la vida sedentaria y anímate a dar un vuelco total a tu salud caminando media hora diaria.

Existen diferentes métodos estéticos para acabar con el exceso de grasa y remodelar la figura. Una de las intervenciones quirúrgicas más famosos y utilizadas para lograr estos resultados es la liposucción. Sin embargo, hay opciones dentro del campo de la medicina estética que no requieren de cirugía.

¿Conoces la liposucción sin cirugía? Una técnica disponible en el Centro Médico Rusiñol de Madrid. ¡Te contamos en qué consiste!

¿Qué es la liposucción sin cirugía?

La liposucción sin cirugía o hidrolipoclasia es un procedimiento realmente sencillo, mediante el cual, se consigue romper la célula grasa o adipocito. Al acabar con dicha célula es posible liberar la grasa contenida y reducir el volumen localizado.

La grasa que es liberada viaja por la vía linfática y venosa hasta el hígado, lugar donde se metaboliza y se elimina por completo.

Se recomienda realizar una dieta baja en grasa y evitando el alcohol antes y después del tratamiento, para favorecer la eliminación de los adipocitos.

Además, la acumulación de grasa no vuelve, siempre y cuando se mantenga un peso más o menos estable (no superar los 4 kg. de aumento).

Realización del tratamiento

Para obtener los resultados deseados, es necesario ponerse en manos de expertos con trayectoria en la medicina estética. En el Centro Médico Rusiñol utilizamos un protocolo para la realización adecuada de la hidrolipoclasia o liposucción sin cirugía.

  • Examen médico. Valoración por parte del profesional de la zona donde se va a proceder a eliminar la grasa acumulada.
  • Drenaje linfático con infrarrojos. Para liberar las vías de eliminación fisiológica y estimular el metabolismo de la piel con infrarrojos.
  • Marcado de la zona a tratar.
  • Suero fisiológico de baja osmolaridad. Aplicado en la zona previamente marcada para producir la entrada de agua dentro de la célula grasa.
  • Ultracavitación. Los ultrasonidos producen la vibración de las moléculas de agua dentro de la célula grasa provocando su rotura y la liberación de la grasa.
  • Faja de compresión media. La comprensión en la zona potencia la adhesión de la piel a la zona muscular, moldeando la figura y potenciando los efectos.

Ventajas de la liposucción sin cirugía

Este procedimiento, además de mucho más económico y menos complejo que la liposucción tradicional, ofrece numerosas ventajas:

  • Elimina las células grasas sin la necesidad de pasar por el quirófano.
  • Remodela la figura.
  • Reduce de 1 a 2 cm de grasa por cada sesión.
  • Siempre que no se aumente más de 4 kg. de peso, los resultados se mantienen intactos.

No lo pienses más y acaba con esa grasa localizada que tanto se te resiste. ¡Te ayudamos a conseguirlo!

Con la llegada del tan esperado verano también aparecen esas inmensas ganas de estrenar ropa acorde a este tiempo. Sin embargo, muchas mujeres evitan el bikini o las faldas cortas debido a la piel de naranja.

La celulitis es un problema que afecta a la mayoría de mujeres –e incluso a algunos hombres-. Por suerte, hay diversos tratamientos anticelulíticos muy efectivos que ayudan a reducir o eliminar este problema estético.

Carboxiterapia

Empezamos nuestra lista de tratamientos anticelulíticos con la carboxiterapia. Se trata de la aplicación de CO2 por vía subcutánea, lo que provoca el denominado “efecto Borh” o la también conocida lipólisis oxidativa fisiológica. Este efecto tiene como resultado la activación de las células, potenciando así la eliminación de la celulitis.

Mesoterapia

A través de microinyecciones de soluciones homeopáticas, es posible movilizar la grasa acumulada, activar la circulación sanguínea, reafirmar la piel, y por supuesto, acabar con la celulitis. La mesoterapia es un tratamiento muy utilizado actualmente, efectivo si se hace por parte de profesionales de la medicina estética.

Intralipoterapia avanzada

Consiste en la combinación de los tratamientos estéticos del láser lipolítico y la hidrolipoclasia, los cuales disuelven y eliminan tanto la grasa superficial como la más profunda. El Láser lipolítico actúa a través de un láser de diodo que disuelve la grasa acumulada; mientras que la hidrolipoclasia rompe el adipocito o célula grasa a través de la inyección de un suero hiposmolar, en conjunto con ultrasonidos de baja frecuencia.

Esta combinación permite mejorar la flacidez y el tono muscular, reducir el volumen, bajar de peso y eliminar significativamente la presencia de celulitis.

Hifu para lipotensado

Se basa en la aplicación de ultrasonidos en las zonas a tratar, los cuales se transforman en calor que estimula la producción de colágeno. Así, actúa directamente en la elasticidad de la piel provocando un efecto lifting, reafirmando la dermis y acabando con la celulitis.

Todos estos tratamientos no invasivos de medicina estética están disponibles en Centro Médico Rusiñol, en Madrid. Pide tu primera cita y tras un diagnóstico personalizado, te recomendaremos la técnica más adecuada para ti.

Con las altas temperaturas propias del verano, nos apetece quedarnos en casa junto al aire acondicionado. Sin embargo, hay quienes aprovechan esta época vacacional para practicar algún deporte, para sacar el máximo partido al buen clima.

Para los deportistas amantes del verano, traemos una serie de recomendaciones para practicar deporte en la temporada más calurosa del año.

Evita las horas centrales del día

Entrenar al aire libre puede ayudar a aumentar la concentración y relajación del cuerpo, lo que, en consecuencia, brindaría más efectividad a la práctica deportiva. No obstante, con las altas temperaturas que el verano trae consigo, es recomendable no exponerse al sol de forma prolongada.

Para lograrlo sin necesidad de evitar las maravillas del aire libre cuando entrenas, procura evitar las horas centrales del día. Por la mañana temprano y las últimas horas de la tarde son los momentos más indicados para evitar el calor y sus consecuencias al practicar deporte.

Recuerda la hidratación

Sin importar la época del año, es importante mantenerse hidratado; especialmente, con las temperaturas propias del verano. Es esencial que lleves siempre contigo una botella de agua al practicar deporte, para evitar sentir sed y cansancio por deshidratación.

No comas justo antes de entrenar

No se recomienda entrenar tras haber comido recientemente, sobre todo en los días calurosos. Este hecho podría producir una desagradable hinchazón o pesadez.

Lo ideal es empezar con tu rutina de entrenamiento pasadas al menos 1 o 2 horas después de la última comida.

Utiliza un equipamiento ligero y ropa transpirable

Procura lleva ropa cómoda que permita la transpiración, te hará sentir mucho más libre al practicar deporte. Evita a toda costa el uso de capas innecesarias, que te harán sudar más y posiblemente deshidratarte.

En cuanto al equipamiento, recuerda llevar contigo un protector solar, además de una gorra en caso de una prolongada exposición al sol, así como una toalla para secar el sudor.

No realices un calentamiento muy intenso

En verano, la temperatura corporal de nuestro cuerpo aumenta significativamente, más de lo habitual. Por lo tanto, aunque sea necesario el calentamiento antes de cualquier entrenamiento, se recomienda que tenga una duración de unos cinco minutos.

Evita las excesivas repeticiones

Normalmente, las rutinas que incluyen muchas repeticiones o peso consiguen que te agotes más rápido. El agotamiento, en combinación con el calor veraniego, puede hacer de la práctica deportiva todo un tormento. Por eso, evita trabajar con grandes cantidades de peso o hacer demasiadas repeticiones en los meses de más calor del año.

No sigas posponiendo el ejercicio y aprovecha el tiempo libre para ponerte en forma. Sigue estos consejos para practicar deporte en verano y disfruta al máximo de esta estación.

Es la tercera bebida más consumida en todo el mundo, un regalo de la naturaleza, y además, con beneficios para la salud. Se trata del té verde, una deliciosa bebida, que además de poseer propiedades beneficiosas, tiene ciertas contraindicaciones.

En este post dedicado al té verde, te damos la información necesaria para que conozcas todo al respecto.

Propiedades

Japón es uno de los países que más consumen esta bebida, cuya población es de las más longevas y saludables. Esto se debe en gran parte a las costumbres y hábitos alimenticios, como el consumo de té verde, cuyas propiedades querrás incluir en tu rutina diaria.

  • Adelgazantes. Gracias a sus propiedades adelgazantes, supone una ayuda en las dietas de adelgazamiento; siempre y cuando se consuma de una manera regulada y sin abusar de este efecto.
  • Anti-envejecimiento. Posee un alto contenido en Vitamina E y flavonoides, lo cual, en conjunto, puede favorecer a retrasar el envejecimiento; destruyendo los radicales libres que el mismo organismo produce.
  • Antioxidantes. Contiene inmensas propiedades antioxidantes, que resultan muy eficaces en la prevención de diversas enfermedades.

Contraindicaciones

Como casi cualquier alimento o bebida, el consumo de té verde en exceso puede llegar a ser malo para la salud. Además, su ingesta en individuos con ciertas afecciones puede resultar perjudicial para la salud.

  • Teína. Se trata de un estimulante al igual que la cafeína, por lo que un excesivo consumo puede tener como consecuencia efectos adversos como migrañas, aceleración del sistema nervioso y el ritmo cardíaco, entre otros.
  • Embarazadas o mujeres en período de lactancia. En relación al punto anterior, las mujeres embarazadas, en período de lactancia e incluso personas en tratamientos médicos, deben consultar a un médico antes de consumir esta bebida.
  • Personas con anemia, ansiedad, insomnio, problemas cardíacos o trastornos nerviosos. Debido a la presencia de taninos absorbentes del hierro en el organismo, no se aconseja su consumo en personas con este tipo de trastornos, que deben regular o evitar totalmente el consumo de té verde.
  • Temperatura. De la misma forma que cualquier otro líquido, el té verde debe ser consumido a una temperatura media, sin exagerar al calentar el agua, pues esto podría perjudicar gravemente el esófago.

No hay nada mejor que disfrutar de una bebida fría o caliente, que además de deliciosa, tenga enormes beneficios para el organismo. El té verde, tomado con conocimiento de sus propiedades y contraindicaciones, puede ser muy beneficioso si lo incluyes en una dieta equilibrada.

Actualmente, existen numerosas dietas que tienen como base uno o varios elementos, los cuales consumimos en nuestra rutina diaria sin darnos cuenta de sus beneficios en la pérdida de peso. Hay quienes hablan del café como uno de estos elementos, ¿qué hay de cierto en que el café adelgaza?

Lo cierto es que sí, el café contribuye positivamente en el proceso de adelgazamiento; no obstante, eso no es todo lo que necesitas saber sobre esta bebida, así que te invitamos a seguir leyendo para conocer mucho más al respecto.

La cafeína como acelerador del metabolismo

El componente principal del café, la cafeína, posee propiedades que aceleran el metabolismo, y a su vez, actúan en contra del sobrepeso. Este proceso ocurre cuando consumimos un determinado alimento, para luego ser transformado en energía a través de un proceso físico y químico del organismo.

Al poner en marcha nuestro metabolismo, es posible aumentar la rapidez de las grasas y calorías. Gracias esto, es posible perder peso a mayor velocidad, siendo el café además, un estimulante del sistema nervioso y de la digestión de los alimentos.

Las dietas milagrosas no existen

Cuando deseamos hacer un cambio en nuestro cuerpo y queremos perder peso rápidamente, ponemos toda nuestra atención en la información que nos llega sobre las llamadas dietas milagrosas.

Desgraciadamente, este tipo de dietas no existen. En el caso del café, un plan alimenticio con este elemento como protagonista, no obrará milagros en tu cuerpo.

La ingesta de café debe formar parte de una dieta equilibrada junto a un plan de ejercicios, con el propósito de alcanzar los resultados deseados. Además, es importante destacar que no se deben añadir al café otros ingredientes como leche o azúcares; en todo caso, un edulcorante sin calorías.

Cuidado con el consumo excesivo

Dejando de lado las dietas milagrosas, lo mejor es consultar con los expertos. Desde Centro Médico Rusiñol te recomendamos no consumir más de tres tazas de café diarias, puesto que la activación metabólica que el café produce ayuda en el proceso de adelgazamiento, pero consumir una cantidad excesiva puede llegar a resultar nocivo para tu salud.

¿Te apetece una taza de café? Ahora que conoces los beneficios que puede tener esta bebida en tu pérdida de peso, combínalo con una dieta equilibrada y la realización regular de deporte para lograr los resultados deseados.

Con la llegada del verano también llegan los viajes a la playa y las inmensas ganas de lucir nuestro nuevo bañador. Pero, llegado este punto cada año, nos miramos al espejo para comprobar si sobresale algún kilo de más que nos impida sentirnos cómodos con nuestro cuerpo.

Es el momento de lograr esa figura moldeada, esbelta y definida que deseas, en el menor tiempo posible. Pero, ¿cómo reducir barriga de cara al verano? Es una tarea que requiere de perseverancia y mucha disciplina.

No solo es cuestión de belleza

Esa grasa que se acumula en la zona de la barriga, además de ser bastante molesta a la hora de lucir un bikini o una prenda de ropa ceñida, representa un problema para la salud. Puede ocasionar graves problemas, ya que segrega hormonas que pueden desencadenar una diabetes tipo 2, tensión arterial elevada o colesterol alto.

Por lo que reducir la grasa de cara al verano no solo es una cuestión de belleza, también afecta a la salud.

Paso 1: Ejercicios de intensidad

El primer paso a seguir para reducir barriga es realizar ejercicios de intensidad, no solo con abdominales vas a lograr un vientre plano. La buena noticia es que esa grasa que se acumula en el abdomen puede desaparecer con deportes como la natación, montar en bicicleta o correr, pero realizados con intensidad.

Cuando hay un aumento del ritmo cardíaco, se produce una reducción de la grasa corporal. Del mismo modo, la grasa de la barriga también disminuye, a la vez que el sistema digestivo y el tránsito intestinal funcionan mejor.

Paso 2: Hábitos alimenticios

La alimentación equilibrada es un factor que juega un papel fundamental en la reducción de grasa. Se recomienda ingerir alimentos con fibra, muchas frutas, verduras, proteínas, moderar el consumo de carbohidratos y eliminar algunos alimentos como las frituras, pizzas, embutidos y grasas; así como evitar los refrescos y las bebidas alcohólicas.

No se trata de realizar una dieta estricta, sino de mejorar los hábitos alimenticios incorporando alimentos como yogurt, alcachofas y zumos naturales, al mismo tiempo que se evitan los productos menos saludables. Te ayudará a mejorar la digestión y a reducir visiblemente la barriga.

Paso 3: Masticar muy bien la comida

Aunque parezca insignificante, masticar bien la comida influye en nuestro organismo. Tómate el tiempo necesario para comer y disfrutar de los alimentos, mastica muy bien cada bocado para facilitar el proceso de digestión e ingerir menos aire que pueda inflarte de gases. Además, la sensación de saciedad aparecerá antes.

Paso 4: Descansar

El cuerpo humano necesita descansar, no en vano se dice que son necesarias de 7 a 8 horas de sueño. Un descanso inadecuado genera estrés y ocasiona la producción de hormonas como el cortisol, que en exceso afecta a los niveles de azúcar, y se podrían producir alteraciones en tus medidas corporales. Por lo tanto, dormir es esencial para reducir la barriga.

Del mismo modo, es importante ingerir mucha agua e infusiones de menta -ideal para una buena digestión-. La hidratación permite que el cuerpo elimine toxinas y grasa que no requiere.

Reducir la barriga de cara al verano requiere atravesar todo este proceso con disciplina. Acabar con el sobrepeso no solo te hará lucir una figura más esbelta, sino que también tendrá un impacto positivo para tu salud.

Los kilos de más se pueden convertir en un problema cuando se quiere lucir una figura esbelta para los días de playa o en los eventos durante los meses de buen tiempo.

Cada vez queda menos para la llegada del verano, por lo que muchas personas buscan un método con el que lograr el cuerpo deseado en el menor tiempo posible. Con este fin se ponen en práctica las dietas de choque, pero, ¿en qué consisten exactamente? A continuación, te contamos todos los detalles.

¿Qué es una dieta de choque?

En primer lugar, es necesario explicar que las dietas de choque son un régimen alimenticio al que se somete el cuerpo por un tiempo determinado; en la mayoría de los casos, tan solo un breve período, por lo que tampoco se consigue adelgazar demasiado.

Consiste en no ingerir calorías ni carbohidratos para lograr resultados rápidos, y se suele llevar a cabo cuando nos hemos excedido comiendo recientemente o cuando se quiere obtener un abdomen plano para lucir un vestido o bañador.

Hay que señalar que toda dieta debe ser supervisada por un experto, pues de lo contrario podría ocasionar trastornos metabólicos y otras complicaciones.

Aplicación de la dieta de choque

Este tipo de dietas no sigue un patrón específico, ya que son aplicadas de acuerdo a la necesidad y al objetivo que desea alcanzarse.

En muchos casos, se aplica un día a la semana ingiriendo zumos, sopas y mucha agua para contrarrestar los excesos. El resto de días basta con seguir una dieta equilibrada.

En otras ocasiones, se sigue una dieta de choque de hasta tres días para desintoxicar el organismo. Sin embargo, no se recomienda un período de tiempo superior, pues como su propio nombre indica, se trata de un choque, algo momentáneo.

Beneficios de la dieta de choque

  • Con el asesoramiento de un experto en nutrición, se pueden bajar los niveles de colesterol y la presión arterial.
  • Los triglicéridos también disminuyen con esta dieta, ya que, al no consumir calorías, el cuerpo utiliza las reservas del hígado y de los músculos.
  • Es una manera sana de desintoxicar el organismo en poco tiempo.

Posibles desventajas y riesgos

  • Llevar a cabo una dieta de choque sin asesoramiento profesional puede representar un riesgo para la salud. Hay que entender que todos los cuerpos son diferentes y que hay dietas que funcionan para unas personas y no para otras.
  • No se debe hacer con frecuencia, pues podría cambiar el funcionamiento metabólico del organismo y ocasionar afecciones por la falta de vitaminas, minerales y nutrientes esenciales para el cuerpo.
  • Hay estudios que concluyen que seguir una dieta estricta sin supervisión médica puede tener un impacto psicológico. Ansiedad o efecto rebote podrían ser algunas de las consecuencias.

En definitiva, es esencial consultar con un especialista que te guíe en todo el proceso. Las redes sociales e Internet venden una falsa imagen de las dietas, asegurando resultados milagrosos de la noche a la mañana, y eso es imposible. No pongas en riesgo tu salud.

Internet y las redes sociales nos ponen mucho más fácil acceder a información interesante, como por ejemplo ejercicios para tonificar nuestra figura desde casa. Es el caso del desafío de la plancha en 30 días. ¿Aceptas el reto?

En primer lugar, la postura adecuada para realizar este ejercicio es colocando el cuerpo en posición de plancha o tabla, como su propio nombre indica. Se trata de un ejercicio isométrico, la musculatura se tensa y se mantiene en una posición fija por un lapso de tiempo determinado, sin necesidad de utilizar elementos externos como las pesas. El famoso challenge te ayudará a obtener resultados en tan solo un mes.

Las partes del cuerpo que se ejercitan con la plancha son el abdomen, que se define y se moldea; los brazos y antebrazos, que actúan como soporte; los glúteos, los hombros y las piernas.

Cómo hacer el desafío de la plancha en 30 días

La clave está en ir aumentando el tiempo de realización de este ejercicio progresivamente durante los 30 días que dura el reto, con algunas jornadas de descanso. La complejidad reside en mantener el cuerpo en esa posición durante el tiempo requerido.

Es muy importante adoptar la posición correcta y aunque existen variaciones, esta es la forma más popular:

  • Coloca los codos y antebrazos en el suelo, manteniendo las muñecas alineadas a los codos.
  • Eleva el cuerpo hasta lograr una posición en la que la espalda se encuentre totalmente recta.
  • Para mantener la posición es necesario apretar fuerte el abdomen, así como los glúteos y las piernas.
  • Mantén apoyada la punta de los pies.
  • No contengas la respiración, el ejercicio debe realizarse de manera fluida.

Hay que señalar que si sientes dolor en alguna zona, disminuyas la cantidad de tiempo o descanses hasta recuperarte.

Beneficios de realizar la plancha

  • Ayuda a tonificar el cuerpo, endurecer la musculatura y definir el abdomen.
  • Utilizando la posición correcta, se controlan los dolores de espalda y se corrige la postura.
  • Se incrementa la flexibilidad.
  • Mejora el equilibrio.

Ya no hay excusa, con tan solo unos minutos diarios, podrás finalizar el desafío de la plancha en 30 días y tonificar el abdomen de cara al buen tiempo.