Ya sea para eliminar un tatuaje, o una mancha, el láser Nd-Yag Q-Switched es ideal para deshacerse de tatuajes, machas o pecas, sin dejar rastro alguno. Este láser es capaz de alcanzar los pigmentos en capas más profundas de la piel.

Si quieres eliminar algún tatuaje o mancha de tu piel y no sabes cómo, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, te lo contamos todo sobre el láser Nd-Yag Q-Switched y sus ventajas.

¿Qué es el Láser Nd-Yag Q-Switched?

Para acabar con las lesiones pigmentadas, manchas, pecas, tatuajes e incluso, algunos lunares, se creó el láser Nd-Yag Q- Switched. Se trata de un dispositivo moderno y tecnológico capaz de emitir energía en picosegundos para fragmentar el pigmento y favorecer la eliminación del acumulo de melanina (mancha-peca) o el acúmulo de pigmento (tatuaje).

¿Cómo funciona el láser Nd-Yag Q-Switched?

Cuando se realiza un tatuaje se depositan partículas de pigmento bajo la piel. Su gran tamaño hace imposible que las células limpiadoras de la piel las puedan eliminar. Al mismo tiempo, las manchas en la piel se atribuyen a la producción anormal de la melanina que se acumulan de forma irregular en la superficie de la piel.

Es ahí cuando aparece el láser Nd-Yag Q-Switched, un láser que actúa específicamente sobre las partículas de pigmentos o los acúmulos de melanina, rompiéndolas en otras de tamaño más pequeño. Para esto, genera unos pulsos de energía con una longitud de onda específica, según el tipo de pigmento a tratar (cada pigmento requiere una longitud de onda distina) o si lo que queremos es actuar sobre la melanina (requiere una longitud con sistema KTP), en cualquiera de los casos se elimina la mancha o el pigmento, dejando la piel integra y sin marcas.

Además, incorpora una tecnología de tren de ondas en picosegundos que permite alcanzar y romper partículas de pigmento o melanina localizadas en las capas más profundas de la piel. Su sistema es el único capaz de eliminar pigmentos residuales restantes tras otros intentos de eliminación por láser o tatuajes muy profundos.

Resultados 

Durante los 2 meses posteriores al tratamiento con láser, las células limpiadoras de la piel irán eliminando poco a poco las microparticulas de pigmento originada por la acción láser sobre las partículas más grandes.

Cuando se realiza la eliminación de una mancha o peca usamos una variante del láser de Nd-Yag Q-Switched con una longitud de onda de 532nm, el KTP, que actúa sobre la peca, lunar o mancha, rompiendo el acúmulo de melanina y produciendo una desecación en la piel que se desprenderá en 1 semana dejando una piel sonrosada y sin mancha. Normalmente se elimina la mancha en 1 o 2 sesiones.

Dependiendo de la cantidad de tinta que tenga el tatuaje se requerirán más o menos sesiones de láser para su eliminación completa.

Tras el tratamiento. Hay un enrojecimiento o irritación de la piel que variará en función de lo reactiva que sea la piel. Para controlarlo se aplica una crema antinflamatoria al terminar el tratamiento  que el paciente se lleva a casa para aplicarlo 2 o 3 días para hacer desaparecer estos efectos en un plazo de 24-48h.  Muy importante evitar la exposición solar en 10-12 días tras la realización del láser, para evitar la hiperpigmentación de la zona tratada.

En nuestra clínica de medicina estética utilizamos el láser más avanzado de Nd-Yag Q-Switched, el láser QXMAX de Fotona con tecnología OPTOflex, para la eliminación de tatuajes y en el caso de manchas o lunares utilizamos láser KTP de QXMAX con tecnología OPTOflex, más efectivo para marcas de mayor profundidad.

Si tienes un lunar, mancha o tatuaje del que quieras deshacerte no dudes en contactar con nosotros en Centro Médico Rusiñol en el 676 043 524, tras un diagnóstico previo te pautaremos el mejor tratamiento para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *