Ácido hialurónico en pómulos antes y después

Ya hemos hablado con anterioridad en qué consiste el ácido hialurónico en pómulos, pero hoy queremos centrarnos en el ácido hialurónico en pómulos antes y después y cuáles son los resultados.

Con el paso de los años, la piel del rostro va perdiendo la capacidad de producir algunos elementos esenciales como el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico. Como consecuencia de ello se va perdiendo soporte lo que lleva a un descolgamiento de las mejillas y por tanto, reduciendo el volumen de los pómulos dando un aspecto más envejecido. Sin embargo, gracias al ácido hialurónico se puede volver a conseguir el aspecto natural que tenía tu rostro.

El ácido hialurónico es un material biocompatible que brinda muchos beneficios, su aplicación en los pómulos mostrará un antes y un después con un resultado natural y rejuvenecido.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Seguro que has escuchado alguna vez las ventajas del ácido hialurónico, ya que se trata de una sustancia biocompatible que el organismo reconoce como propia, por lo que no hay riesgo de alergias y rechazo, mostrándose como una de las mejores alternativas para darle volumen a los pómulos de forma natural.

El ácido hialurónico no solo hace la función de relleno, también estimula la producción de colágeno y elastina, jugando un papel importante en el proceso del envejecimiento.

Tratamiento con ácido hialurónico en pómulos

El tratamiento con ácido hialurónico en pómulos es una de las mejores y más seguras opciones para rellenar los pómulos, que ofrecerá un antes y un después también a la piel gracias al efecto hidratante que aporta.

Al ser un material reabsorbible tiene una duración de entre 6 y 12 meses, dependiendo de la reticulación del ácido hialurónico y el estilo de vida y cuidados del paciente.

Según las características del paciente, tipo de piel, o edad, se empleará un tipo de reticulación de ácido hialurónico u otro.

El tratamiento pueden ocasionar molestias momentáneas, pero este tratamiento es considerado una técnica sencilla e indolora donde solo se aplica una crema anestésica, permitiéndote retomar tu rutina justo después de realizarte el tratamiento.

Resultados: antes y después

Después del tratamiento de ácido hialurónico los pómulos se mostrarán más firmes y la piel más tersa. El ácido hialurónico da un efecto de rehidratación lo que mejorará también el aspecto de la piel.

Los resultados se muestran a los pocos días con una duración, como ya hemos mencionado antes, que oscila entre los 6 y 12 meses, por lo que es conveniente llevar a cabo un mantenimiento para mantener los resultados.

Si quieres más información sobre este tratamiento no dudes en ponerte en contacto con nuestro Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid.

28/10/2021
POR RUSINOL
ETIQUETAS ácido hialurónico
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llámanos al 676 043 524 ó déjanos tu teléfono y te llamamos

    Acepto los términos y condiciones