Botox, ¿Como obtener un resultado natural?

Botox

 

Las arrugas, enemigas constantes del paso del tiempo para muchos, se presentan sin avisar en la cara, cuello, frente y entrecejo causando una apariencia poco atractiva y acentuándose cada día más. 

El Botox, toxina botulínica, ha sido desde hace varios años la solución que muchas personas han tomado para erradicar esas anti estéticas arrugas originadas por la progresiva contracción de la musculatura facial que va ocasionando la edad, esto hace que además de ser poco estéticas, disminuye la confianza y autoestima de quién las posee al dar una aspecto de “enfado” o “preocupación constante”. 

Pero si queremos que el resultado sea adecuado a las expectativas que tenemos del tratamiento, lo primero que debemos hacer es comunicar que deseamos como resultado final de la aplicación de la toxina botulínica (Botox). 

Dado que el efecto de la toxina botulínica (Botox) se puede modular en función de la cantidad que se aplique y la pericia del especialista que realiza el tratamiento, podremos conseguir: 

  •  Una relajación del músculo y por tanto, las arrugas, de la zona tratada, con el rostro en reposo desaparecerán pero se mantendrá cierta gesticulación, lo cual hace el efecto más natural. Hay que tener en cuenta que la duración del tratamiento es menor y habrá que repetirlo a los 4 meses.
  • Una paralización del músculo, por lo que las arrugas, de la zona tratada, desaparecerán en reposo y con gesto pero no permite movimiento de la zona y la gesticulación. La duración de este procedimiento es mayor, habrá que repetir el tratamiento a los 6 meses aproximadamente.

 

Su aplicación debe de ser realizada por un profesional que evalúe la  profundidad,  ángulo y cantidad precisos para cada punto seleccionado estratégicamente para conseguir que cada  inyección de Toxina botulínica (Botox) nos brinde los resultados esperados. 

Los puntos en los que la toxina botulínica tiene un efecto de eliminación de arrugas, son en las zonas donde el origen de las arrugas es debido a la contracción del músculo que hay debajo de la piel como las  arrugas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo. 

Las arrugas de estas zonas no son tratable con rellenos como Ácido Hialurónico y Radiesse ya que no hay una pérdida de volumen en la zona si no una contracción del músculo que hay debajo.  

Por ello seleccionando los puntos faciales donde hay una mayor contracción muscular, para aplicar la toxina botulínica, se consigue un resultado mucho más natural y homogéneo. 

Lifting Facial sin Cirugía CMR

En general el uso de esta toxina botulínica aplicada siempre, como es aconsejado por especialistas y con una buena comunicación con el médico que la va a aplicar consigue la relajación del rostro, borrar la arrugas de gesticulación- contracción y darnos ese aspecto más “despreocupado/relajado”, mejorando la autoestima y la seguridad de la persona. 

El botox se puede asociar a otras técnicas de rejuvenecimiento facial, en otras zonas del rostro como:

.-El Ácido Hialurónico para recuperar volúmenes.

.- Radiesse Para mejorar la firmeza de la piel

.- Plasma y vitaminas para mejorar la calidad de la piel, cerrar el poro y dar más “luminosidad”

Con ello conseguiremos un efecto global de reducción de arrugas y mejora de la calidad de la piel que contribuirá a un resultado final mucho más natural

Como conclusión podemos asegurar que el botox es una alternativa interesante para lograr la relajación del rostro y el rejuvenecimiento tan deseado por tantos hombres y mujeres.

Consúltanos tu caso, primera visita gratuita.

26/09/2013
POR RUSINOL
ETIQUETAS botox
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.