Botox en la frente

La toxina botulínica, también conocida popularmente como botox, es una sustancia muy empleada en la estética. En la zona facial, el botox es capaz de actuar ante los problemas relacionados con los signos de envejecimiento en la frente y otras partes del rostro. Hoy en Centro Médico Rusiñol, queremos repasar algunos detalles sobre la aplicación del botox en la frente, sus resultados y su duración.

¿En qué consiste la inyección de botox en la frente?

Generalmente, las arrugas en la frente se forman puesto que es una zona con mucho movimiento de expresión tanto voluntaria como involuntaria. Cuando gesticulamos al hablar, los músculos se tensionan ocasionando la formación de pliegues en la piel (arrugas de expresión). En pieles jóvenes, los músculos son capaces de relajarse y hacer que la piel se vuelva lisa de nuevo. Sin embargo, en personas de edad avanzada, los músculos se contracturan y son incapaces de volver a relajarse, provocando que los pliegues se vuelvan permanentes, apareciendo las arrugas de expresión (entrecejo, patas de gallo)

Como solución, la toxina botulínica se recomienda para las áreas en las que el músculo se encuentra contraído y es necesario relajarlo para acabar con esas arrugas de expresión. Las inyecciones de botox, se encargan de bloquear o disminuir los impulsos dirigidos al músculo. Como resultado, el músculo consigue relajarse y  la piel vuelve a su estado natural.

Resultados

En muchas ocasiones, se cree que el tratamiento del botox es dañino para la piel y garantiza resultados poco favorables y no naturales, por lo que os dejamos 10 preguntas clave para perder el miedo al botox.

Cuando es un médico especialista el que lleva a cabo el tratamiento, los resultados son muy naturales y además, al ser un tratamiento con fines relajantes en los músculos, especialmente en la frente, garantiza que la piel luzca mucho más relajada, joven y completamente natural al gesticular.

Duración

Sin duda, el botox aporta enormes beneficios a las pieles maduras. Como tratamiento de las líneas de expresión, sobre todo, en la frente obtiene excelentes resultados. Los efectos de la aplicación de la toxina botulínica, suelen ser perceptibles durante 4 a 6 meses. Si queremos un efecto más acentuado lo repetiremos a los 4 meses.

Así que, si tienes en mente mejorar tu apariencia, dándole un aspecto más joven y fresco a tu rostro no dudes en contactarnos. En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con el mejor equipo de profesionales capacitados para todo tipo de tratamientos médico-estéticos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *