Botox para corregir sonrisa gingival: ¿En qué consiste?

Sonreír es una de las mejores cosas que podemos hacer. Pero en algunas ocasiones existe alguna problemática que nos insta a ocultar la sonrisa como es la sonrisa gingival. Por ello, hoy vamos a ver qué es la sonrisa gingival así como la solución del botox para corregir la sonrisa gingival

¿Qué es una sonrisa gingival?

Una sonrisa gingival es cuando el labio superior se levanta demasiado por encima de los dientes, exponiendo las encías superiores y dando como resultado lo que puede percibirse como una sonrisa «gingival» poco atractiva.

Esto puede deberse a varios factores, pero la razón principal por la que esto sucede, y es tratable con toxina botulínica tipo A, es cuando el músculo que eleva el labio superior está hiperactivo. Además, una sonrisa gingival puede ser más severa si tienes un labio superior delgado, lo que contribuye al problema al exponer aún más la encía superior.

Algunas causas de una sonrisa gingival son:

  • Músculo elevador del labio superior hiperactivo
  • Labio superior más corto
  • Medicamentos que pueden causar el crecimiento excesivo de las encías
  • Condición dental llamada erupción pasiva retardada (crecimiento de encías sobre los dientes)

¿Puede el Botox corregir una sonrisa gingival?

Para corregir la sonrisa gingival con botox, llevamos a cabo microinyecciones con pequeñas dosis (normalmente de dos a cinco unidades) en el músculo elevador entre el labio superior y la nariz. A diferencia de la cirugía y los tratamientos de ortodoncia, es mínimamente invasivo y no necesita tiempo de recuperación. 

Beneficios del botox para corregir la sonrisa gingival

Gracias a la aplicación del botox conseguimos una armonización de la sonrisa sin necesidad de cirugía y con resultados inmediatos y una recuperación rápida. Así como disminuimos la hiperfunción del músculo elevador del labio superior y reducimos la cantidad de encía que se muestra al sonreír.

¿Cuánto dura el botox?

Los efectos del botox para una sonrisa gingival suelen durar de 3 a 6 meses, dependiendo del paciente. La pequeña cantidad de Botox requerida para el procedimiento reduce la longevidad de los resultados de Botox, al igual que el movimiento constante del músculo alrededor de la boca que se usa para hablar, comer y beber.

Para mantener los efectos deseados del procedimiento de botox para corregir la sonrisa gingival, es importante contar con dosis de refuerzo a los 3 meses.

Si la sonrisa gingival te impide mostrar tu sonrisa, no dudes en pedir cita a Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética en Madrid, donde tras una consulta previa analizaremos tu caso en particular y te pautaremos el mejor tratamiento. ¡Llámanos al 676 043 524!

19/04/2022
POR RUSINOL
ETIQUETAS arrugas de expresión belleza botox
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llámanos al 676 043 524 ó déjanos tu teléfono y te llamamos

    Acepto los términos y condiciones