Todavía nos quedan días de primavera para disfrutar de las flores, el buen tiempo y este clima ideal. Pero, muchas personas experimentan la llamada astenia primaveral en esta época, lo que hace menos agradable esta estación del año.

Se trata de una afección que sufre gran parte de la población. Aunque las causas no están claras, los expertos coinciden en que los cambios de temperatura afectan directamente al organismo.

Hoy te explicamos cómo combatir la astenia primaveral para disfrutar al máximo de esta maravillosa época del año.

Principales síntomas

En primer lugar, es necesario identificar los principales síntomas de la astenia primaveral y aclarar que es una afección transitoria. Del mismo modo, no requiere la ingesta de medicamentos, salvo que los síntomas persistan en el tiempo, lo que podría indicar que se padeced una enfermedad más grave.

  • Fatiga y cansancio.
  • Dolor de cabeza intenso y frecuente.
  • Dificultad para conciliar el sueño y descansar.
  • Debilidad corporal y muscular.
  • Los cuadros de alergias se acentúan, provocando interrupciones en el sueño, y como resultado, agotamiento físico.

¿Cómo combatir la astenia primaveral?

Hay formas de reducir las molestias que ocasiona la astenia primaveral, lo más importante es entender que el cuerpo va a adaptarse s su ritmo a estos cambios en el ambiente.

El sistema inmune necesita ayuda extra durante estos cambios, por lo que la alimentación es clave. Se recomienda ingerir verduras de hojas verdes, frutas de temporada, cereales integrales y legumbres; sin olvidar los frutos secos, que aportarán a tu organismo vitaminas, minerales y antioxidantes para mantener a raya la fatiga.

Evita los dulces y la bollería, que te aportan energía inmediata, pero que a largo plazo no son efectivos. Del mismo modo, evita comer en grandes cantidades, lo que genera desniveles de glucosa y agotamiento. Realiza cinco comidas diarias en cantidades moderadas.

La hidratación es otro aspecto muy importante. Ingiere agua, infusiones y caldos, y modera el consumo de café; aunque es un estimulante muy utilizado para mantener el cuerpo activo, en exceso podría provocar que no duermas bien.

Tener contacto con el ambiente, es decir, tomar el sol de forma moderada y practicar alguna actividad física como caminar por el parque, hará que tu cuerpo se familiarice con el clima, la temperatura y se adapte con más rapidez a la primavera.

Al alargarse las horas de sol, las rutinas cambian y el descanso se ve afectado. Trata de irte a dormir a la misma hora todas las noches y adecua la temperatura de tu habitación para lograr un sueño placentero.

Te animamos a seguir estos consejos para combatir la astenia primaveral y disfrutar al máximo de esta estupenda época del año.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *