Cada estación cuenta con sus propios alimentos de temporada, muchos de ellos útiles y saludables, no solo por el aporte nutritivo de los mismos, sino también porque en esa época determinada son frescos.

Hoy te presentamos los alimentos de temporada que no pueden faltar en tu despensa, tanto de invierno, que aún no ha acabado, como de primavera, que llegará el próximo 21 de marzo.

Alimentos de temporada: primavera

Para empezar, hay que resaltar que la primavera es la época propicia para iniciar un proceso de desintoxicación y limpieza de nuestro organismo, para contrarrestar los excesos del invierno.

Hay una serie de alimentos que no pueden faltar en nuestra despensa durante la nueva estación que se avecina. Además de encontrarlos frescos en primavera, una dieta compuesta por los elementos adecuados, te ayudará en la “operación bikini” de cara al buen tiempo.

  1. Algunas frutas de temporada en primavera son: kiwi, fresas y nísperos, perfectos para llevar como merienda, combinar con yogurt o simplemente para compartir.
  2. También las uvas son una fruta deliciosa de temporada y un excelente antioxidante natural, aunque hay que consumirlas con moderación por el alto índice de azúcar.
  3. Los espárragos verdes son excelentes para comer a la plancha, con salsa o salteados.
  4. No pueden faltar en tu dieta las judías verdes, por su gran contenido proteico.
  5. El pescado, también propio de la primavera, es muy nutritivo y rico en omega 3. En esta época el más consumido es el atún, pero no podemos olvidar la sardina, la caballa y las anchoas.
  6. Las carnes rojas quedan desplazadas en la estación primaveral, para dejar paso a la carne de pollo, cordero y pavo. ¡Tu figura lo notará! 

El invierno y sus alimentos  

El invierno aún no ha acabado. Una época en la que es común cometer algunos excesos, y a su vez, adoptar hábitos que nos hacen aumentar una talla.

Es importante consumir alimentos saludables y frescos pero, sobre todo, nutritivos; para que nos aporten las calorías necesarias sin causar estragos en nuestro cuerpo. Se recomiendan:

  1. Cereales de avena y maíz, con moderación y nunca en la noche.
  2. Incorporar el aceite de oliva a nuestra dieta.
  3. Las bajas temperaturas de invierno incentivan el consumo de sopa y caldos Opta por los elaborados con verduras y legumbres sin aditivos, evitando los procesados.
  4. Las infusiones como el té verde y de frutas son excelentes, así como el delicioso chocolate caliente. Este es insuperable por sus múltiples beneficios; eso sí, con un contenido mínimo de cacao del 70%.
  5. Las frutas de temporada en invierno son las cítricas, como la naranja y las mandarinas. Todas ellas ricas en vitamina C y antioxidantes.
  6. Aunque se pueden consumir carnes rojas con moderación, se recomiendan carnes con bajo contenido en grasa, como el pollo.

Para finalizar, es importante tener en nuestra despensa todos estos alimentos de temporada, sobre todo las frutas, verduras y legumbres. No solo por su frescura, sino también por la calidad, el sabor y el coste.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *