Lavarse el pelo es una acción cotidiana, algo que todos hacemos con regularidad. Sin embargo, mucha gente lo hace mal.

Aunque parezca algo sencillo, es realmente importante saber cómo realizar de manera adecuada la limpieza para evitar daños y la caída del pelo. ¡Sigue leyendo!

Peina y desenreda

Dos acciones simples que debes recordar realizar antes de cada lavado. Esta es la mejor forma de desprender los cabellos sueltos, y al mismo tiempo, eliminar aquellos restos de productos que permanecen en el pelo.

Escoge los productos adecuados

El pelo puede dañarse al utilizar productos inadecuados, incluidos los de higiene. En el caso del champú, se recomienda utilizar aquellos libres de químicos agresivos para el cuero cabelludo, como el sulfato o la sal. Dichos químicos son altamente dañinos, sobre todo aplicados en cabellos finos, teñidos o sensibles.

En tu próxima compra, escoge un producto enriquecido con propiedades hidratantes e ingredientes de origen natural.

Mide la cantidad de champú

Utilizar una cantidad exagerada de productos de aseo personal puede ser contraproducente. Los químicos que contienen podrían dañar tu pelo y cuero cabelludo, ocasionando sequedad y picor.

Coge la cantidad justa de champú y aplícalo mediante un masaje con movimientos circulares con la yema de los dedos durante unos cinco minutos.

Aclara cuidadosamente

El cabello más cercano al cuero cabelludo es el más joven, y al mismo tiempo, el más graso. Lo que contrasta con las puntas, las cuales suelen ser mucho más secas y frágiles.

Por lo tanto, procura enjuagar cuidadosamente las puntas para que no sufran daños.

No olvides el acondicionador

Una vez aclarado el champú, a por el siguiente paso: el acondicionador. Aplícalo de forma uniforme desde la zona de detrás las orejas en dirección a las puntas y déjalo actuar unos dos minutos, para luego enjuagarlo.

Recuerda no aplicar acondicionador en el cuero cabelludo, pues podría afectar a la grasa natural del mismo.

Enjuaga con agua fría

Termina el proceso de forma óptima con la ayuda del agua fría. Esto activará de manera significativa la circulación y cerrará las cutículas, en conjunto con la capa exterior. Así, el cabello lucirá con un brillo espectacular.

Lavar el cabello es algo tan cotidiano que hemos perdido de vista la importancia de hacerlo bien. Sigue estas recomendaciones del Centro Médico Rusiñol para conseguir un pelo sano y bonito.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − dos =