retencion_liquidosEl cuerpo humano está conformado por un 70% de agua, la cual se encuentra almacenada en el organismo de dos maneras, intracelular y extracelular. Este nivel de agua se mantiene equilibrado y regulado por sistemas que posee el cuerpo, pero en ocasiones este equilibrio se quebranta y se produce lo que llamamos retención de líquidos.

La retención de líquidos, conocida como hidropesía o edema, es un problema causado por la acumulación de líquido en los tejidos del cuerpo, afectando más a las mujeres que a los hombres.

Se produce por diferentes razones: embarazo, el uso de ciertos medicamentos (corticosteroides, estrógenos, antinflamatorios no esteroides, entre otros), la mala alimentación, la vida sedentaria y las enfermedades patológicas (cardiacas, renales, hepáticas), son las causas más frecuentes.

 

Síntomas de retención de líquidos

Las partes del cuerpo que se ven afectadas por este problema son zona periocular, pies, piernas, tobillos, manos, brazos y abdomen.

Entre los síntomas que se presentan con mayor frecuencia se encuentran la inflamación o hinchazón, piel abrillantada y tensa, bolsas de agua bajo los ojos, la ropa o calzado que quedan muy ajustados y la flexibilidad de las articulaciones disminuye.

Un indicativo de que se está presentando retención de líquidos, es al apretar con el dedo la piel, se formará un hoyuelo que irá desapareciendo poco a poco y la micción (orina) disminuirá. El problema se puede agravar si se presentan síntomas como la falta de aire, dolor en el pecho y problemas de circulación, en estos casos se debe acudir al médico lo antes posible.

Para combatir y reducir la retención de líquidos, se debe cumplir con rutinas de ejercicios y alimentición que permitan mejorar los hábitos de la persona, con la finalidad de controlar este problema.

Rutina de ejercicios para la retención de líquidos

Llevar una vida sedentaria no es bueno para la salud, porque trae consecuencias a futuro, entre ellas, la retención de líquidos. Algunas rutinas de ejercicios que puedes realizar en el gimnasio o en casa al menos 3 veces por semana, son las siguientes:

  • Al comenzar cualquier ejercicio, es importante el estiramiento antes y después, para evitar los calambres o lesiones.
  • Hacer ejercicios cardiovasculares como caminar, trotar, y montar en bicicleta.
  • Practicar disciplinas como yoga, Pilates, step, aerobic…
  • Realizar abdominales transversales ayudará a tratar la retención de líquidos, que se ubica en el abdomen.
  • Las sentadillas son recomendadas para reducir la retención de líquidos en las piernas.
  • El baile es otra actividad que puede ser un gran aliado, debido a que mantiene en constante movimiento las piernas.

Rutina alimentaria para la retención de líquidos

La alimentación es muy importante en el momento de tratar de combatir este problema. Es importante evitar algunos alimentos como las harinas, los embutidos, el azúcar, las bebidas alcohólicas, los snacks, y los alimentos procesados como las salchichas.

Pero así como hay alimentos que debemos evitar, hay otros que al contrario debemos intentar consumir en mayor cantidad si queremos eliminar la retención de líquidos. Algunos de estos son:

  • El consumo de verduras y frutas ricas en potasio favorece la diuresis: Kiwi, fresas, melón, alcachofa, acelgas, espárragos, entre otros.
  • Los alimentos con mucha fibra (verdura de hoja verde como espárragos, espinacas, etc) deben ser incluidos en nuestra dieta diaria.
  • Reducir la cantidad de sodio (sal) en las comidas.
  • Es recomendable tomar 2 litros de agua diariamente, mientras más cantidad de agua se tome más rápido se desinflamarán las zonas del cuerpo que presentan retención de liquidos.
  • Tomar infusiones digestivas o depurativas tales como, manzanilla, hinojo, té verde y cola de caballo, ayudarán también a cumplir tus objetivos.

Sin embargo, existen casos en los que estas recomendaciones no son suficientes y necesitamos la ayuda de algún tratamiento estético, no invasivo. En Centro Médico Rusiñol contamos con la Presoterapia a través del cual los líquidos y las toxinas retenidas son eliminadas por vía linfática al sistema urinario.

¡Reserva tu primera consulta sin compromiso en el 91 571 81 13 – 676 043 524!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *