en que consiste el lifting facial sin cirugía El lifting facial sin cirugía es un tratamiento de medicina estética que no requiere de intervención quirúrgica. Desde Centro Médico Rusiñol, consideramos que este procedimiento es el tratamiento más completo de la estética facial.

Por esta razón, hoy te invitamos a seguir leyendo este post para descubrir en qué consiste el lifting facial sin cirugía, así como a conocer otros detalles como su proceso y precio.

¿En qué consiste?

El lifting facial que requiere de cirugía es una de las intervenciones más conocidas en el mundo de la estética. Se trata de un tratamiento destinado, principalmente, a tratar el envejecimiento facial a consecuencia de la reabsorción de las grasas faciales, la estructura ósea de la cara y el fotoenvejecimiento.

En cuanto al lifting facial sin cirugía, como su propio nombre indica, tiene los mismos resultados que el tradicional, pero sin la necesidad de entrar a quirófano. Esta técnica de la medicina estética combina varios tratamientos –rejuvenecimiento facial integral y toxina botulínica– que tratan las arrugas y devuelven la tersura al rostro.

Tipos de lifting facial sin cirugía

En Centro Médico Rusiñol en Madrid, se realiza un estudio médico previo para determinar el tratamiento idóneo en cada caso.

  • Lifting facial sin cirugía. Como ya hemos mencionado, se trata de una combinación entre la técnica de rejuvenecimiento facial integral -recuperación de volúmenes perdidos con ácido hialurónico y Plasma enriquecido- y el uso de la toxina botulínica –botox-. Por lo general, suele indicarse para pieles maduras, con arrugas marcadas y flacidez. Según el estado de la piel, la primera vez se programan de 1 a 3 sesiones cada 20 días, obteniendo de esta forma un resultado progresivo que no afecte el entorno laboral y/o social del paciente.
  • Lifting facial con hilos PDO. Con este tipo de tratamiento no solo logramos eliminar las arrugas -por pérdida de volumen con ácido hialurónico y las de expresión con botox-, sino que, además, evitamos la flacidez y remodelamos la línea mandibular; mediante los hilos de PDO que producen colágeno del tipo I y II, que otorgan firmeza a la unión de la piel con la musculatura, corrigiendo de esta forma la flacidez y dándole definición al rostro.

“Cada arruga tiene un origen y por tanto un tratamiento distinto, si se tratan todas las arrugas obtendremos un resultado global, lógico y natural”, explica la Dra. López Marín.

Si tienes alguna duda, puedes visitarnos y consultar con nuestros especialistas en estética. Estaremos encantados de ayudarte a elegir el tratamiento no invasivo que mejor se adapte a tus necesidades.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *