Hilos tensores antes y después

Un tratamiento innovador de la medicina estética que logra retrasar el envejecimiento, es sin duda, los hilos tensores y por ello, hoy hablaremos del antes y después de esta técnica.

Se trata de un procedimiento rápido, sencillo y prácticamente indoloro que no requiere cirugía, por lo que la reincorporación a la vida cotidiana es inmediata.

El antes y después de este tratamiento cuenta con grandes resultados ya que, además, carece de efectos secundarios, no produce alergia ni rechazos puesto que es un material reabsorbible aplicado habitualmente en cirugías cardíacas, con la gran diferencia que para su aplicación solo se necesita un poco de crema anestésica.

Tratamiento de hilos tensores ¿en qué consiste?

Los hilos tensores son un tratamiento para la flacidez y descolgamiento en rostro, cuello y papada como consecuencia del envejecimiento.

La implantación de los hilos tensores se realiza a nivel subcutáneo en la piel y están elaborados con polidioxanona (PDO) que es un material extremadamente seguro que potencia la cohesión de las células y los hilos son reabsorbidos en un período de 6 a 8 meses.

Durante el procedimiento, los hilos tensores se introducen por medio de agujas de calibre ultradelgado (certificadas por la Unión Europea) que facilitan una suave penetración. Estos hilos no son perceptibles al tacto ni a la vista y una vez implantados favorecen la producción natural de colágeno, mejorando los tejidos,.

Resultados: antes y después

Los resultados antes y después de la implantación de los hilos tensores son muy notable ya que lograrás visualizar sus efectos rejuvenecedores casi de forma inmediata, aunque es a los dos meses cuando más se aprecian sus efectos llegando a prolongar sus beneficios hasta dos años, dependiendo de las características del paciente y de los cuidados que lleve a cabo.

De igual forma, la activación del riego sanguíneo y los canales linfáticos contribuye cuando los hilos se aplican en zona grasa como la papada, bola de Bichat, va a romper célula grasa en su trayectoria consiguiendo hasta un 30% de reducción del tejido graso de la zona, por lo que toda la piel, de la zona tratada, tendrá una mejor tensión y firmeza.

En Centro Médico Rusiñol, Clínica de Medicina Estética situada en Madrid, consideramos el lifting facial integral con hilos el tratamiento más completo en medicina estética puesto que tratamos tanto la flacidez como la calidad de la piel y arrugas dando como resultado un cutis más terso e iluminado trabajando de forma global y por tanto, con un resultado más natural y armónico. Lo mismo ocurre en el rejuvenecimiento integral donde además, tratamos la pérdida de volumen muy característico por la pérdida de soporte como consecuencia del envejecimiento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *