Patas de gallo: causas y tratamientos A medida que avanza el tiempo, los signos de envejecimiento en nuestra piel comienzan a hacerse cada vez más evidentes. Uno de estos son las patas de gallo, líneas de expresión en la zona periocular que hacen que la mirada parezca cansada y triste.

Para conseguir eliminar estas arrugas y abrir la mirada, existen una serie de tratamientos idóneos según cada paciente. Hoy hablamos sobre las causas principales de las patas de gallo y cómo eliminarlas.

Causas de las patas de gallo

Las patas de gallo son conocidas como las primeras arrugas en el rostro.  Aparecen al lado de los ojos y a pesar de ser muy finas, pueden provocar una sensación de fatiga y cansancio en nuestro aspecto.

Su aparición se atribuye a diversos factores como la falta de hidratación, sensibilidad, las gesticulaciones, o simplemente, algunos agentes externos, como por ejemplo los rayos solares. No obstante, lo cierto es que, aunque algunos factores puedan favorecer su aparición más que otros, es inevitable que con el paso de los años estas se formen.

Tratamientos

Sin lugar a dudas, las patas de gallo son rasgos de envejecimiento y cansancio  en la piel que pueden afectar nuestro aspecto y autoestima. Sin embargo, hay diferentes tratamientos que pueden contribuir a disimularlas y eliminarlas. Veamos algunos de ellos:

Bótox

Se trata de la aplicación de la toxina botulínica, un tratamiento ideal para combatir las patas de gallo. Gracias a las inyecciones de este compuesto de forma directa sobre el músculo, es posible favorecer su desaparición.

Tras 5 días desde su la aplicación podrás empezar a ver los resultados.

Lifting facial sin cirugía

Uno de los tratamientos más efectivos, así como de los más completos a nivel facial. Contribuye de forma increíble a la eliminación de arrugas, además de devolver la elasticidad que se va perdiendo con el paso de los años.

Puede aplicarse tanto en las patas de gallo, como en las arrugas más marcadas para corregirlas. Es un procedimiento no quirúrgico que combina distintas técnicas en medicina estética, ácido hialurónico para recuperar volúmenes y toxina botulínica para reducir la fuerza de contracción muscular  y se recomienda su uso especialmente en pacientes con piel madura.

Ácido hialurónico

Consiste en la aplicación de un compuesto reabsorbible de larga duración (6 meses a un año). Es totalmente compatible con el organismo, además también llevamos a cabo este tratamiento para otras patologías  como las ojeras profundas y oscuras.

Skinbooster

Otra de las técnicas ideales para la eliminación de las patas de gallo. Se trata de una serie de micro-inyecciones de un complejo bioactivo integrado por vitaminas, minerales y aminoácidos en conjunto con ácido hialurónico de baja reticulación.

Se aplica en la zona necesitada para reequilibrar la piel y eliminar las arrugas pequeñas de gesticulación. Consigue grandes resultados, en especial, en el área de los ojos que necesita un aumento de densidad de la piel.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un equipo profesional y las herramientas necesarias para realizar cada uno de estos tratamientos para eliminar las patas de gallo. Reserva tu cita sin compromiso en el 676 043 524

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *