A diario, nuestra piel está sometida a continuas agresiones que debilitan y deterioran su aspecto. No obstante, para todo existe una solución y por supuesto también en este caso. Hablamos del peeling facial, un tratamiento estético que mejora el aspecto de tu rostro.

¿QUÉ ES UN PEELING FACIAL?

El peeling facial es un tratamiento ideado para combatir las manchas de la piel, poro abierto, exceso de grasa, acné activo o residual y eliminar las marcas residuales de acné.

 

Pero, ¿en qué consiste realmente un peeling? La palabra “peeling” significa exfoliación, es decir, renovación de la piel.

Este tratamiento trabaja nuestra epidermis mediante el uso de sustancias químicas o físicas que eliminan capas de piel de forma controlada. Como resultado, deja una piel renovada y mucho más limpia, uniforme y luminosa. 

¿PARA QUÉ SIRVE ESTE TRATAMIENTO?

En general, esta técnica es empleada para combatir las consecuencias del sol, el viento y otros factores externos, así como el envejecimiento, poro abierto, acné y las secuelas que afectan a la piel.

Así, es ideal para eliminar manchas, poro abierto, tratar erupciones de acné y  sus secuelas en la piel. Además, es recomendado por dermatólogos para el tratamiento de las primeras arrugas, mejorando considerablemente el tono y la textura del rostro. De la misma forma, el peeling facial estimula la creación de colágeno, reduce los poros y activa la circulación.

TIPOS DE PEELING FACIAL

Todos los tipos de peeling se realizan con el propósito de renovar la piel. No obstante, no todos actúan con la misma intensidad, por lo que son clasificados según la forma en que se realizan y dependiendo de su nivel de acción en la piel. Te contamos más detalles sobre dos tipos de peeling muy populares y con excelentes resultados:

  • Peeling mecánico. Se realiza mediante un masaje empleando una crema o gel exfoliante, de forma que puede reducir problemas muy superficiales en el rostro. Es un proceso indoloro que logra resultados en poco tiempo y que puedes aplicar en casa.
  • Peeling químico. Este es un tratamiento profesional disponible en Centro Médico Rusiñol, que consiste en la aplicación de productos químicos, en su mayoría ácidos -fenol, salicílico, tricloroacético- en la superficie a tratar. La intensidad de este tratamiento dependerá de la sustancia y cantidad de veces que se aplique.

Se elegirá el producto a aplicar en función de la patología a tratar y siempre compatible con la actividad diaria, tanto social como profesional.

No dudes en contactar con nuestra clínica de medicina estética en Madrid. Te recomendaremos encantados el tratamiento más adecuado para lucir un rostro más joven y fresco sin manchas ni acné.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 14 =