Piernas hinchadas Las piernas hinchadas se producen como una consecuencia de la acumulación anormal de líquidos, a esto se le conoce con el nombre de edema. Las causas de su origen se deben a múltiples factores tanto físicos como químicos, y por supuesto, pueden surgir como consecuencia de un desequilibrio entre el sistema linfático y el circulatorio.

Se trata de una afección muy frecuente y que puede llevar a otras molestias como dolor en las articulaciones, flacidez, calor en la zona afectada y sensación de pesadez.

Factores por los que se hinchan las piernas

La acumulación de líquido no solo ocurre en las piernas, también en otras partes del cuerpo. Sin embargo, por el efecto de la gravedad hace que sea más acelerada en las piernas, tobillos y pies.

Son múltiples los factores que provocan las piernas hinchadas, veamos algunos de ellos:

  • Desequilibrio hormonal.
  • Un estilo de vida sedentaria.
  • Mala alimentación o una dieta alta en sodio y/o azúcares.
  • Insuficiencia renal.
  • Problema de origen cardíaco.
  • Consumo de algunos medicamentos como antidepresivos, anticonceptivos, esteroides, entre otros.

5 consejos para antes y después

Es evidente que las piernas hinchadas son síntomas a los cuales debes prestar mucha atención, ya que, puede derivar de algún problema en tu organismo y, además, si es causada por el consumo de ciertos medicamentos o una alimentación inadecuada, es posible que pueda revertirse aunque su origen también puede estar asociado con alguna patología renal o cardíaca, en tal caso es importante acudir a tu médico.

Algunos consejos que pueden contribuir para reducir la hinchazón de las piernas y aliviar sus síntomas son:

1.    Hidratación constante

Una hidratación constante ayuda a eliminar los líquidos a través de la orina. Ya se sabe que beber dos litros de agua diaria ofrece múltiples beneficios al cuerpo, independientemente que tengas o no las piernas hinchadas. Así mismo, si ingieres algún tipo de bebidas diuréticas con piña, limón, tomate, entre otras, también contribuirá a la eliminación de toxinas de tu organismo.

2.    Realiza ejercicios

Si realizas alguna actividad física potencias el drenaje linfático a la vez que aceleras el movimiento de fluidos de tu cuerpo y además te permite mantenerte en forma.

3.    Tratamiento de estética corporal

Existen tratamientos de estética corporal como la presoterapia, muy sencilla de llevar a cabo con el propósito de mejorar el drenaje de los linfáticos y contribuir a la reabsorción de líquidos retenidos en el cuerpo.

Se trata de una técnica no invasiva ni dolorosa, la cual consiste en aplicar una presión de aire controlada de forma ascendente mediante un sistema de neumático, obteniendo una sensación similar a un masaje de relajación.

4. Reduce el consumo de sal y azúcares refinados

El consumo excesivo de sal y azucares refinados captan agua para su transporte en el torrente sanguíneo, evitando su eliminación y favoreciendo la acumulación de líquidos. Por ello, tanto si ya tienes las piernas hinchadas como para prevenirlo, es importante evitar al máximo su consumo.

5.    Coloca los pies en alto

Una forma sencilla de bajar la hinchazón de las piernas es levantando los pies por encima del corazón cuando te encuentres acostado, unos 20 minutos diarios son suficientes para favorecer la circulación sanguínea.

Si bien es cierto que estos consejos tienen como propósito aliviar y controlar las piernas hinchadas, te recomendamos acudir a un especialista, ya que, tener las piernas hinchadas podría ser consecuencia, como hemos mencionado anteriormente, de un problema mayor de índole renal o cardíaco.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *