¿Qué es el drenaje linfático y cuáles son sus beneficios?

¿Qué es el drenaje linfático y cuáles son sus beneficios? Una alimentación inadecuada, un proceso postoperatorio o simplemente, pasar largas horas en un mismo lugar pueden provocar que el organismo acumule toxinas. Como consecuencia, el cuerpo comienza un proceso de retención de líquidos evitando que el mismo se depure. Para ponerle fin a este problema, se creó el drenaje linfático, una técnica que a través de un masaje suave y ligero promete acabar con la retención de líquidos en nuestro organismo. Si quieres saber más, te invitamos a que sigas leyendo para enterarte de qué es el drenaje linfático y cuáles son sus beneficios.

Explicación del sistema linfático

Antes de conocer qué es el drenaje linfático, es importante saber el origen del problema. Al complejo conjunto de órganos, ganglios, conductos y vasos linfáticos que transcurre paralelo a los vasos sanguíneos, se le conoce como sistema linfático. Forma parte del sistema inmunitario del cuerpo, y transporta en su interior un líquido de color amarillento conocido como linfa. Este líquido se compone por agua y proteínas que proceden de la sangre, grasas, productos de desecho de las células y linfocitos.

La linfa se filtra en los ganglios (ingles, axilas, cuello, etc) y retorna hacia su circulación general. Desde los capilares sanguíneos, sale al tejido intersticial y en su mayoría, es reabsorbido por los mismos capilares. Mientras que, el resto de la linfa se elimina a través de los vasos linfáticos. Cuando el sistema esta congestionado, no permite que los ganglios depuren correctamente la linfa. Como resultado, se produce edema o hinchazón. Para mejorar el flujo y contribuir a la eliminación de toxinas, el drenaje linfático es la mejor solución.

Qué es un drenaje linfático

Como bien hemos mencionado, el drenaje linfático consiste ns un tipo de masaje lento y suave. Se aplica de forma concreta sobre el sistema circulatorio, siguiendo la dirección de los vasos linfáticos. Su principal propósito, es movilizar líquidos que favorezcan la eliminación de sustancias de desecho, acumuladas entre las células. Sin embargo, además de tratar la retención de líquidos, el drenaje linfático posee muchas más aplicaciones.

En medicina estética, este tratamiento también es utilizado para tratar la celulitis, piernas cansadas, procesos de cicatrización postoperatorios, mala circulación, acné, etc. Por si fuera poco, el drenaje linfático favorece la circulación de la sangre, evitando la formación de bolsas y arrugas. Por tanto, es además una buena opción para el tratamiento de la piel.

Beneficios del drenaje linfático

El drenaje linfático destaca por ser uno de los tratamientos más efectivo. Su popularidad y aclamación en el mundo de la medicina, se debe a los grandes beneficios que este tratamiento supone.

  • Contribuye a la reabsorción de los líquidos.
  • Reduce la inflamación.
  • Elimina las toxinas.
  • Aumenta las defensas del organismo.
  • Mejora la función renal y la circulación linfática.
  • Produce un efecto de relajación instantáneo.

Drenaje linfático facial

En la zona facial, así como en los ganglios del cuello y la parte torácica, se acumulan toxinas y desechos que son necesarios eliminar. Para eso, el drenaje facial es uno de los tratamientos más indicados. Se trata de movimientos lentos y suaves realizados de forma manual, con el fin de eliminar las toxinas por vía natural.

Realizando esta especie de bombeo, se produce una ola de circulación no invasiva sobre las partes del rostro y demás zonas (cuello y tórax). Después de la primera sesión, la piel se empieza a tornar mucho más fresca, renovada, joven y con un tono más uniforme.

Drenaje linfático corporal

En el resto del cuerpo, se realiza un tipo de tratamiento conocido como drenaje linfático corporal. Por lo general, este procedimiento se realiza de forma manual para tratar la zona del abdomen, brazos y piernas. Sin embargo, en la actualidad existen algunos aparatos que imitan los resultados del drenaje linfático manual y agilizan el proceso. Tal es el caso de la presoterapia, un tratamiento no invasivo que utiliza la presión del aire para activar el sistema linfático.

Contacta con Centro Médico Rusiñol, nuestros expertos te ayudarán. Pide tu primera cita y tras un diagnóstico personalizado, te recomendaremos la técnica más adecuada para ti.

03/02/2020
POR RUSINOL
ETIQUETAS
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.