qué son los hidratos de carbono El cuerpo humano requiere de ciertos alimentos para mantener su óptimo funcionamiento, por ejemplo: las proteínas, verduras, frutas, entre otros, que aportan vitaminas, minerales, y lo más importante, energía. Del mismo modo, la ingesta de hidratos de carbono genera una contribución importante al organismo, pero no se pueden consumir en exceso porque no todos son saludables. Si no sabes qué son los hidratos de carbono y qué alimentos lo contienen, a continuación hablaremos sobre qué son, los tipos de hidratos de carbono que existen y qué puedes consumir sin riesgos.

¿Qué son los hidratos de carbono?

Los hidratos de carbono también llamados carbohidratos, están compuestos de oxígeno, hidrogeno y carbono. Son una fuente de energía para los músculos y el cerebro, pero no todos son saludables y no todos hacen el mismo aporte alimenticio por lo que es mportante saber distinguirlos.

Forman parte del grupo de alimentos que deben ingerirse a diario para mantener una alimentación equilibrada de acuerdo a las calorías diarias que cada persona necesita. Los más conocidos son: la pasta, el arroz y el pan (que a su vez son los más dañinos para el organismo puesto que también son los más procesados), pero realmente los hidratos de carbono están presentes en muchos alimentos, y los de mejor calidad, son aquellos que no son procesados o tienen un mínimo nivel de procesamiento.

Tipos

Entre los hidratos de carbono existen varios tipos, por ejemplo:

1.    Monosacáridos

Son los hidratos de carbono que el cuerpo humano metaboliza con mayor facilidad y rapidez, están presentes en los alimentos ricos en fructosa, sacarosa y glucosa.

2.    Disacáridos

Estos hidratos están formados por dos monosacáridos, en este caso el cuerpo necesita descomponerlos para metabolizarlos. Los disacáridos están presentes en la lactosa y maltosa.

3.    Polisacáridos

Son los hidratos complejos que contienen azúcar y su metabolización es mucho más lenta, su composición está caracterizada por el almidón y el glucógeno.

Debes de tener en cuenta que los hidratos de carbono recomendados en la ingesta diaria son aquellos que contienen un mínimo (o nada) de sodio, grasas trans, colesterol, azúcares o granos refinados. Son ricos en fibra y nutrientes (poseen alto contenido), y, sobre todo, su aporte calórico es moderado.

Por su parte, los alimentos que contienen hidratos de carbono dañino para el cuerpo están compuestos por azúcares y granos procesados, alto contenido en sodio, grasas saturadas y colesterol.

Alimentos con hidratos de carbono

Los alimentos con hidratos de carbono que puedes consumir con frecuencia son los que vienen directamente de la tierra sin procesamiento, por ejemplo:

  • Brócoli, espinaca, calabacín, plátanos, aguacate, espárragos, coles, pepino, berenjena, tomate, cebolla y fruta.
  • Legumbres como las lentejas, garbanzos o cebada.
  • Cereales integrales para el desayuno, arroz, pan y pasta integral.
  • Tubérculos, semillas y frutos secos.

Disminuye o elimina de tu alimentación los siguientes:

  • Bollería y dulces.
  • Bebidas gaseosas, alcohol y refresco.
  • Azúcares y granos refinados.
  • Productos procesados con maíz o patata.
  • Arroz blanco, pasta y pan.

La ingesta de hidratos de carbono, aunque es necesaria para el organismo, hay que tenerla en cuenta y saber distinguir entre aquellos alimentos que contribuyen al organismo y evitar los alimentos procesados, ya que, contribuyen a la aparición de enfermedades y patologías que pueden desencadenar una hipertensión o una diabetes. Lo mejor es llevar una alimentación equilibrada combinada con alguna actividad física.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con un servicio de dietética y nutrición donde tras un protocolo de estudio nutricional previo, llevamos a cabo un coaching nutricional donde te ayudamos no sólo a perder kilos de más, si no a llevar a cabo una dieta saludable en tu día a día para estar mejor por dentro y por fuera. Pídenos cita sin compromiso en el 676 043 524.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *