Aplicar bótox en la cara

En la actualidad, la aplicación de bótox en la cara se ha convertido en uno de los tratamientos más solicitados. Sin embargo, a pesar de su creciente demanda, también es un tratamiento lleno de controversias en cuanto a su aplicación de lo que ya hablamos en 10 preguntas sobre el bótox.

Pero, a diferencia de lo que muchos creen, el bótox en la cara puede conseguir efectos estéticos realmente positivos. Si no nos crees, descúbrelo a continuación donde hablamos sobre los resultados de aplicar bótox en la cara.

Cuándo, dónde y por qué aplicar bótox en la cara

Como bien hemos mencionado, la aplicación de bótox en el rostro está rodeada de cierta controversia. Por tanto, es común que en el momento de querer realizarte este tratamiento pueden surgir ciertas incógnitas.

Es por eso que para ayudar a responder unas cuantas preguntas, a continuación te contamos cuándo, dónde y por qué aplicar botox en la cara.

¿Cuándo aplicar el bótox en la cara?

Al contrario de lo que muchos piensan, el bótox es recomendable para tratar la aparición de las primeras arrugas de expresión ocasionadas por la contracción repetitiva de los músculos frontales y/o perioculares, y no una vez que ya estén avanzadas. Generalmente, los pacientes jóvenes se someten a este tratamiento para retrasar la aparición de nuevas arrugas y líneas de expresión. A partir de los 35 años de edad, si ya tiene algunos de estas arrugas de expresión es el momento ideal para aplicar el bótox.

¿Dónde aplicarlo?

El bótox consigue grandes resultados en las arrugas y líneas de expresión presentes en el entrecejo, en la frente y por supuesto, las tan detestables patas de gallo. Eso sí, es necesario la aplicación por médico  formados en la aplicación de toxina botulínica en cualquier área de aplicación para analizar las necesidades de rostro y evaluar las dosis necesarias de toxina botulínica para conseguir un resultado natural y armónico.

¿Por qué aplicar bótox en la cara?

El bótox cuenta con muchas ventajas en cuanto a la corrección de las arrugas de expresión faciales. No requiere de una intervención quirúrgica, es prácticamente indolora, sus efectos son progresivos desde el inicio a los 3 días hasta su efecto máximo a los 15 por lo que esa eliminación progresiva de las arrugas de expresión permite que el tratamiento pase desapercibido en el entorno familiar, laboral o social consiguiendo el objetivo de rostro relajado, rejuvenecido y natural, eso sí, siempre aplicado por personal médico capacitado.en la aplicación de toxina botulínica

Resultados

Una vez realizado el proceso de aplicación del bótox en la cara, sus efectos pueden comenzar a aparecer entre las primeras 48 a 72 horas tras el tratamiento. El paciente, empezará a notar una relajación progresiva de los músculos tratados con toxina botulínica y responsables de las arrugas de expresión, hasta conseguir los resultados definitivos a los 15 días, a partir de ahí se mantendrán los efectos hasta los 4 o 5 meses, momento en el que el efecto de la toxina botulínica se irá perdiendo hasta desaparecer a los 6 meses dependiendo de los cuidados que se lleven en casa.

El bótox es capaz de desvanecer la apariencia de las arrugas de expresión, haciéndolas cada vez menos perceptibles hasta disimularlas por completo.

Reserva tu cita sin compromiso en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, llamando al 676 043 524

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *