Tratamientos para el acné

En el post de hoy vamos a hablar de tratamientos para el acné, una de las afecciones más comunes de la piel, que aparece principalmente en la etapa de la pubertad, pero que puede persistir hasta la edad adulta, haciéndose cada vez más notoria y perjudicial para la autoestima del paciente.

Diagnóstico previo para elegir el mejor tratamiento para el acné

Como ya hemos dicho al principio, existen tratamientos (en plural) cuyo propósito es tratar el acné y es que no existe una única solución para el acné. En ciertos pacientes, algunas de las cremas y antibióticos pueden causar efectos secundarios como alergias, erupciones y enrojecimientos. Por eso, es recomendable realizar un diagnóstico exhaustivo a cada paciente para examinar el estado de su piel, las causas del acné y grado y determinar el tratamiento indicado. En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, empleamos el diagnóstico previo para determinar el tipo de piel del paciente, el tipo de acné y el estado de la piel. Como resultado, logramos emplear la técnica más indicada para cada paciente.

Resultados

En Centro Médico Rusiñol llevamos a cabo los siguientes tratamientos según cada caso:

  • Limpiezas profundas de desincrustación
  • Peeling para eliminar la obstrucción de poros y además, regular la producción de sebo
  • Bioestimulación con factores de crecimiento estimulando la producción de colágeno y elastina de forma que ayuda a reparar y regenerar las heridas que se originan como consecuencia del proceso quístico de la formación del acné más severo.
  • Ingesta de oligoelementos para regular la producción de sebo y/o la infección
  • Tratamiento específico para hacer en casa para controlar el nivel de acné

Prevención para el acné

Y a la hora de prevenir el acné, hay diferentes cuidados que tenemos que tener presente, sobre todo si cuentas con piel acnéica:

  • Mantén tu rostro limpio, utilizando un jabón Sindet (sin sosa) para lavar el rostro al menos dos veces al día
  • Usa crema hidratante, sin grasa, para mantener el equilibrio de la barrera hidrolipídica de la piel, tras cada lavado de tu rostro
  • Evita el consumo de alimentos grasos o picantes, así como azúcares, fritos y lácteos.
  • Protege tu piel adecuadamente de la exposición solar.
  • Para mantener tu piel hidratada y equilibrada, bebe abundante agua a diario.

En ocasiones, estas recomendaciones no evitarán la aparición de acné, pero si la disminuirán en gran medida, aunque como hemos dicho anteriormente, lo ideal es acudir a un médico especialista donde valore tu piel y te dé las pautas que mejor te convengan para acabar con esta afección.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *