La llegada del verano implica descanso, actividades al aire libre, y sin duda, innumerables visitas a la playa y la piscina. Por otro lado, la época estival trae consigo las altas temperaturas y las molestas picaduras de insectos. Hoy te traemos 9 consejos para disfrutar de un verano saludable.

  1. Cuidar la piel

En primer lugar, el verano nos invita a permanecer más tiempo fuera de casa disfrutando del buen tiempo. Por lo tanto, hay que cuidar la piel, no solo si vamos a la playa o la piscina, sino en cualquier actividad al aire libre.

Antes de salir de casa, ponte protección solar con al menos 30 minutos de antelación. Es importante elegir un protector adecuado y evitar la exposición solar durante las horas centrales del día.

  1. Hidratación perfecta

La hidratación es de vital importancia en el verano, ya que tu cuerpo pierde más líquido de lo habitual, aunque no te des cuenta. Mantenerte hidratado con agua, zumos o refrescantes tés, no solo te mantendrá en forma, sino que se hará visible en la salud de tu piel.

Se recomienda consumir unos dos litros de líquidos diariamente, no abusar de bebidas con cafeína y evitar el alcohol. La hidratación contribuye también a evitar los golpes de calor, muy comunes en esta época.

  1. No descuides la alimentación

En verano es posible que la rutina, sobre todo la alimenticia, se deje de lado por el cambio de horario y la gran cantidad de actividades que realizamos en esta estación del año.

Sin embargo, no puedes descuidar tu alimentación. Ingiere frutas de la temporada como sandía y melón, y no olvides el pescado, las verduras, los huevos y las ensaladas en tu menú diario. Evita las carnes rojas y los alimentos procesados, y lo más importante, no te saltes comidas y fija un horario aproximado para las cinco comidas diarias.

  1. Realiza deporte

En verano da más pereza acudir al gimnasio o hacer ejercicio en un espacio cerrado, por lo que es una ocasión magnifica para sustituir estas prácticas deportivas de invierno por un deporte acuático: natación, surf, buceo, ski acuático, etc. Ideales para mantener tu cuerpo activo y al mismo tiempo disfrutar del buen tiempo.

  1. Descanso efectivo

Durante las vacaciones de verano procura descansar y dormir sin restricciones de horario ni alarmas, solo relájate.

Lo recomendable es dormir 8 horas diarias, pero, a veces los días de trabajo lo ponen difícil y no se logra un descanso placentero. Aprovecha tus días libres para dormir y descansar no solo el cuerpo, sino también la mente.

  1. No olvides las gafas de sol

Así como protegemos nuestra piel, también nuestros ojos necesitan protección durante los días de sol. Hazte con unas gafas de sol homologadas, que además de ser un accesorio perfecto para tu outfit veraniego, te protegen de los rayos del sol de forma efectiva.

  1. Estar alerta con las picaduras de insectos

Los mosquitos vuelven en verano y resulta difícil escapar de las picaduras. Por lo tanto, es imprescindible contar con algún producto repelente de insectos.

Si ya es tarde para ti, hazte con una crema que alivie el picor, ¡y no te rasques!

  1. Cuidados especiales para niños y ancianos

Los niños y ancianos requieren cuidados especiales durante el verano, ya que son más vulnerables a sufrir golpes de calor y deshidratación. Deben hidratarse con más frecuencia, cuidar su piel con protección solar alta, utilizar gafas de sol, así como sombreros que protejan la cabeza del calor.

  1. Para tener en cuenta si vas a viajar

Si vas a viajar durante el verano, ten en cuenta que la salud es lo más importante. Lleva contigo un botiquín con medicinas básicas, tiritas, y si vas al extranjero, no olvides realizar los papeleos necesarios –como la obtención de la tarjeta sanitaria europea-.

¡Y a disfrutar del verano!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *