Ácido hialurónico inyectable

Hoy en día, el ácido hialurónico es  uno de los componentes más populares y más conocidos para realizar tratamientos estéticos. Sin embargo, pocos saben para qué sirve realmente su aplicación. Por eso, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, vamos a ver todos los usos del ácido hialurónico inyectable.

¿Qué es el ácido hialurónico inyectable?  

Con el paso de los años, las arrugas se hacen presentes en la piel como consecuencia de la pérdida de hidratación y volumen, causada por la reducción de ácido hialurónico en el organismo ya que el ácido hialurónico es una sustancia natural del cuerpo que se encuentra en los tejidos y órganos. Es un  glucosaminoglicano (azúcar polisacárido) encargado de hidratar la piel y capaz de retener hasta 300 veces su propio peso en agua.

Como hemos mencionado, el paso del tiempo puede causar la disminución de esta sustancia, así como nuestra capacidad para poder reponerla. Como consecuencia, la pérdida de ácido hialuronico favorece la aparición de arrugas, pérdida de volumen y por tanto, flacidez y pérdida de firmeza en la piel. Para dar respuesta a este problema, en los años 90 se popularizó el tratamiento del ácido hialurónico inyectable. Una técnica que emplea esta sustancia reabsorbible en la piel para ayudar a recuperar su volumen e hidratación perdida.

¿Para qué sirve el ácido hialuronico?

Generalmente, el ácido hialurónico inyectable es de uso común en el área de la medicina estética. Y según la reticulación empleada en el ácido hialurónico inyectado podemos hidratar la piel (ácido hialurónico de baja reticulación) o recuperar volúmenes perdidos (ácido hialurónico de alta retiulación).

Por ello el Ácido hialurónico es empleado para mejorar el aspecto de determinadas zonas, siendo perfecto para contribuir a combatir la pérdida de volumen y las arrugas supeficiales.

Normalmente, el ácido hialuronico se aplica en el tercio medio inferior del rostro, gracias a que las arrugas de esta zona no se originan por la contracción de músculos faciales. Aquí, se incluye el surco nasogeniano y las líneas de marioneta. Del mismo modo, para el relleno o aumento de pomulos sin cirugía y el aumento de labios el ácido hialuronico inyectable es la mejor opción. También se utilizar para disimular cicatrices, y mejorar el aspecto de las manos, cuello y escote.

En Centro Médico Rusiñol, realizamos diferentes tratamientos teniendo el ácido hialuronico como principal componente. Si quieres realizarte alguno de estos, te invitamos acudir a nuestra clínica médico estética situada en Madrid, donde te realizaremos una diagnóstico personalizado para conocer cuáles son tus necesidades y qué tratamiento es el más conveniente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *