celulitis edematosa

Ya hemos hablado anteriormente sobre qué es la celulitis y hoy nos centramos en la celulitis edematosa, un tipo de esta afección que aqueja más en la zona de las piernas.

La celulitis no es un problema único ya que existen diferentes tipos, aunque todos afectan a las mujeres con más frecuencia que a los hombres. Suelen evolucionar lentamente y aquejar diferentes partes del cuerpo, y es perfectamente posible que una persona sufra más de un tipo. El diagnóstico previo es muy importante para identificar el tipo de celulitis ya que el tratamiento adecuado depende del tipo de celulitis y de su etapa de desarrollo.

¿Qué es la celulitis edematosa?

La celulitis es una hidrolipodistrofia que afecta en un 99,9% a mujeres y está asociado a una mala circulación sanguínea que, en el caso de la celulitis edematosa se ve agravada por una importante retención de líquidos.

Este tipo de celulitis dificulta el retorno venoso y el drenaje de la grasa que se va convirtiendo en grasa dura en forma de bolitas y que empeora cuando tenemos varices. Por ello, el ejercicio es beneficioso ya que ayuda al aumento de este retorno venoso.

Síntomas

La piel se siente esponjosa y puede doler cuando se toca o cuando se está sentada durante mucho tiempo ya que los nódulos de grasa han crecido tanto que presionan terminaciones nerviosas y aparecen signos de insuficiencia venosa y linfática en las piernas (retención de agua, hinchazón, varices, calambres, etc.).

A continuación, os dejamos algunos consejos muy importantes que pueden mejorar la celulitis edematosa:

  • Actividad física constante: preferiblemente actividades como bicicleta, caminar y nadar
  • Hidratación: bebe mucha agua
  • Evita los alimentos que causan retención de agua y los alimentos y bebidas gaseosas.
  • Come frutas y verduras y alimentos bajos en sodio y grasas
  • No uses ropa excesivamente ajustada o zapatos con tacones muy altos
  • Evita el alcohol y tabaco
  • No permanezcas sentada o de pie durante demasiadas horas
  • Mantén controlado el peso

 Tratamiento

Como tratamiento para la celilitis edematosa recomendamos el Hifu-lipotensado puesto que rompe la grasa, esos tractos fibrosos que encapsulan esa grasa que con el tiempo se han anclado a la piel y de ahí, la aparición de los famosos “hoyitos”. De esta forma, a través del hifu se rompen esos tractos fibrosos, se licua la grasa y se le da firmeza a la piel antes de que esa celulitis edematosa se transforme en una celulitis dolorosa que sea a veces incluso invalidante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *