Cómo reducir cintura

Hay zonas del cuerpo donde es más difícil eliminar la grasa, este es el caso de la cintura donde en ocasiones prima la genética. Hoy veremos cómo reducir cintura paso a paso.

Alimentos

Para reducir cintura la alimentación es un factor muy importante. Existen alimentos que colaborarán en tu propósito, y otros que es mejor evitar puesto que favorecerán el acúmulo de grasa. A continuación, veremos los alimentos a incluir en tu dieta, y aquellos que debes evitar para reducir cintura.

Alimentos a incluir en tu dieta

Entre los alimentos beneficiosos podemos nombrar todo lo natural como vegetales, legumbres, frutas, carne, pollo, pescado y pan, este último sólo en el desayuno. Es importante mencionar que todos los alimentos deben ser consumidos en cantidades determinadas, evitando los excesos en cualquiera de ellos.

De la misma manera es muy recomendado el consumo de yogures, y los llamados smoothies depurativos elaborados con pepino, jengibre, jugo de limón, espinaca y kiwi, sobretodo durante la mañana. Asimismo, es importante ingerir grasas saludables como el aceite de oliva, o el aguacate.

Alimentos a evitar

Es importante comprender que, así como existe la comida saludable para el organismo, también hay alimentos que entorpecerán cualquier intento de disminución de peso.

Entre los alimentos que son nocivos podemos nombrar las frituras, embutidos, y los azúcares. También, en cantidades desproporcionadas pueden ir en contra de tu objetivo de reducir cintura, el pan, la pasta y el arroz. Además, aquella comida que genere gases, ya que creará hinchazón.

Ejercicios

Cuando de reducir cintura se trata, la fuerza de voluntad, el ánimo y la constancia son los pilares fundamentales que deben ir complementados con ejercicios que eviten por completo el sedentarismo.

Es aconsejable llevar a cabo una serie de actividades como abdominales hipopresivos, abdominales oblicuos, acompañados de ejercicios aeróbicos como nadar, trotar, o andar en bicicleta, por ejemplo.

Tratamiento para reducir cintura

Es fundamental que antes de aplicar cualquier tratamiento, terapia o dieta, consultes con un especialista quién determinará a través de un diagnóstico previo la opción más conveniente que se pueda adaptar a tus necesidades. De esta manera estos son los tratamientos ideales para reducir cintura:

Liposucción sin cirugía o hidrolipoclasia

La liposucción sin cirugía es un tratamiento no invasivo que logra destruir (desde dentro) las células grasas, para que éstas puedan ser metabolizadas por el hígado, y lograr su eliminación. Con varias sesiones puedes lograr moldear su figura, y reducir cintura.

Hifu 4 D Lipotensado

El hifu o lipotensado consiste en liquar la grasa localizada por la acción de los ultrasonidos focalizados a una determinada profundidad y  que el organismo la pueda eliminar de manera natural.

Lipoláser

Con la técnica de lipoláser o láser de diodo, se ejerce una longitud de onda desde 635nm hasta los 650nm. Con la generación de luz fría, aumenta la producción de la enzima lisozima que, a través de su metabolización, logra convertirla en ácidos grasos vitales para el cuerpo que luego serán desechadas por el organismo.

Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal es un tratamiento basado en la medicina homeopática, que mediante microinyecciones directamente en la zona, puede lograr remover la grasa acumulada tras mejorar la circulación sanguínea y ayudar a eliminar toxinas, y líquidos retenidos.

Como hemos dicho anteriormente, cualquiera de los tratamientos por los que se desee optar para reducir cintura, deben estar recomendados por un médico especialista que determinará cuál será el protocolo que se adaptará a las necesidades de cada paciente.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *