Cuando una mujer está embarazada, requiere algunos cuidados indispensables, tanto para ella como para el bebé. Entre ellas se encuentra la ingesta de vitaminas como la B9, también conocida como ácido fólico.

El ácido fólico es una vitamina esencial; por lo tanto, los médicos la recomiendan a las mujeres que se encuentran en la primera etapa del embarazo, aunque es recomendable incluso antes de la concepción.

Pero, ¿cuáles son las propiedades del ácido fólico durante el embarazo? Aunque no son muy conocidas, esta vitamina resulta esencial antes, durante y después del embarazo.

Propiedades del ácido fólico durante el embarazo

En primer lugar, el ácido fólico favorece al desarrollo eficiente del bebé y repercute en el bienestar de la madre. Entre sus propiedades tenemos:

  • Correcto desarrollo del tubo neural, que evita malformaciones del cerebro y de la médula espinal.
  • Contribuye de manera eficiente al desarrollo de la placenta, el órgano vital para el crecimiento del bebé.
  • Ayuda a la producción de glóbulos rojos.
  • Es indispensable para producir el ADN, del mismo modo que para la producción de células nuevas.
  • Según los expertos, previene el parto prematuro si se ingiere con anticipación a la concepción.
  • Interviene en la regeneración de los tejidos.
  • Contribuye al sano desarrollo óseo.
  • Sin duda, una de sus propiedades más significativas es la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Beneficios en el postparto

El ácido fólico es una vitamina debe ingerirse durante todo el embarazo, pues son muchos los beneficios que aporta, no solo a la madre, sino también al bebé que viene en camino.

Tras el nacimiento, los expertos recomiendan seguir con la ingesta diaria de ácido fólico, sobre todo en la lactancia. Recordar que el desarrollo del cerebro del bebé aún está en proceso y esta vitamina es vital para él.

En la etapa postparto, la madre se encuentra en un estado de alerta constante, debido al nacimiento de la criatura y a los cambios hormonales que se producen, lo que puede desencadenar la llamada depresión postparto. La ingesta de ácido fólico ayuda a proteger el sistema nervioso materno, lo que hace que se sobrelleven mejor los inevitables cambios que se dan tras el parto.

Alimentos que contienen ácido fólico

Se dice que la cantidad diaria de ácido fólico recomendada para una mujer embarazada es de 400 mg. Esto se logra con una alimentación equilibrada, en combinación con los suplementos vitamínicos recetados por un especialista.

Hay muchos alimentos que contienen ácido fólico, entre ellos:

  1. Espinacas. Son una fuente rica en ácido fólico, en la misma medida que la lechuga, la acelga y la col de Bruselas.
  2. Frutas. Como la naranja o el melón.
  3. Habas y judías.
  4. Carnes rojas. Y en especial, las vísceras como hígado y riñones.
  5. Cereales integrales, pan, arroz y pasta.

Es importante señalar que algunos alimentos pierden nutrientes cuando se someten al proceso de cocción. Por lo tanto, es necesario complementar la alimentación con algún suplemento vitamínico.

En definitiva, es importante que las embarazadas ingieran la cantidad recomendada, pero sin obsesionarse, ya que es una vitamina hidrosoluble que se elimina fácilmente a través de la orina.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *