La dieta cetogénica es un tipo de dieta para adelgazar caracterizada por un bajo consumo en carbohidratos y azúcares, pero rico en proteínas y grasas saludables.

Esta es una dieta que se ha popularizado en los últimos años y en este post te explicaremos en qué consiste, así como conocerás un poco más sobre los beneficios o no que puede aportar a tu organismo la dieta cetogénica.

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica o también conocida como dieta keto en su forma abreviada, tuvo sus orígenes para tratar enfermedades neurológicas como la epilepsia y, posteriormente, como un método eficaz para perder peso rápidamente.

Consiste en seguir un plan alimenticio bajo en hidratos de carbono, es decir, en harinas, almidones y carbohidratos vegetales, pero rico en proteínas y grasas provenientes de alimentos como carne, huevos, mantequilla, frutos secos, aguacate, entre otros.

¿Cómo es su funcionamiento?

Para conocer su funcionamiento, primero hay que entender que el cuerpo humano utiliza la glucosa para producir energía, cuando los niveles de azúcar disminuyen, el organismo alterna las fuentes de energía, es decir, la toma de la grasa.

En este sentido, el término cetosis hace alusión a un proceso químico que realiza el organismo para consumir energía a partir de la grasa corporal, y de ahí el nombre de la dieta. Para que te hagas una mejor idea, ten en cuenta que cuando una persona pasa hambre por un período largo de tiempo, el cuerpo entra en un estado llamado “estado de cetosis”, una situación metabólica ocasionada principalmente por la ausencia de azúcares.

Por ello, cuando se limita la ingesta de azúcar presente en los carbohidratos como pan, pasta, arroz, patata, entre otros, se obliga al organismo a que la tome de la grasa depositada en diferentes partes del cuerpo, dando origen a un proceso de “quema de grasa”.

Planes alimenticios de la dieta cetógenica

Del mismo modo, existen diferentes versiones de la dieta cetogénica, adaptadas según las características de cada persona, por ejemplo:

  • Plan alimenticio con un 75% de grasa, 20% de proteína y un 5% de carbohidratos.
  • Algunas más extremas plantean un 2% de carbohidratos, 8% de proteínas y 90% de grasa.

Por lo general, un adulto consume entre un 45 y 60% de carbohidratos, equivalente a 225 y 323 gramos diarios, de ahí la diferencia de esta dieta.

¿Es beneficiosa la dieta cetogénica?

Más allá de su eficiencia para perder peso de una forma rápida, la dieta cetogénica disminuye la presión arterial y los triglicéridos en la sangre. También existen otros beneficios asociados a su puesta en práctica, entre ellos:

  • Estabiliza los niveles de glucosa en la sangre.
  • Reduce los niveles de grasa.
  • Modifica favorablemente la flora intestinal.
  • Refuerza las defensas del organismo.
  • Eleva el colesterol HDL.
  • Disminuye los síntomas de demencia.
  • Genera una pérdida del apetito.
  • Contribuye a mejorar situaciones de acné.

 

Aunque la dieta cetogénica es considerada una dieta segura y saludable, puede producir efectos secundarios como dolor de cabeza, estreñimiento, entre otros, mientras el organismo se adapta. Por ello, es vital escuchar la opinión de un experto y realizar un estudio nutricional que determine el consumo de alimentos adecuados, con el fin de descartar posibles patologías que pudiesen alterar su eficiencia.

En conclusión, tras diversos estudios, se ha demostrado que la dieta cetogénica puede ser una dieta beneficiosa para adelgazar pero que la podemos llevar a cabo de una forma saludable y sin necesidad de buscar niveles tan bajos de consumo de hidratos de carbono.

En este tipo de dietas, la presencia de frutas y verduras es prácticamente inexistente y por tanto, nos podemos enfrentar a un déficit de diversas vitaminas y minerales, de forma que debemos complementarla con suplementos vitamínicos.

Además, no está recomendada para personas que sufren insuficiencia renal, mujeres embarazadas o pacientes con problemas hepáticos y cardiacos.

Lo más recomendable antes de comenzar cualquier dieta, es acudir a un especialista que nos haga un estudio previo y un seguimiento exhaustivo.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid,  llevamos a cabo un estudio nutricional previo y adaptamos la dieta a cada paciente de manera que no solo se pierda peso, sino que el mismo se mantenga de forma saludable. Resultados que en ocasiones también se pueden mejorar cuando se combina con tratamientos médico estéticos que moldean la figura.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *