Si quieres eliminar las acumulaciones de grasa que se producen generalmente en los muslos, abdomen, caderas, brazos, rodillas y otras partes de tu cuerpo, la intralipoterapia es una gran opción para remodelar tu figura sin pasar por quirófano.

Te invitamos a que conozcas un poco sobre este tratamiento médico estético, que combina distintos tratamientos para tratar tanto la grasa profunda como la grasa superficial.

¿Qué es la intralipoterapia?

La intralipoterapia es un tratamiento que tiene por objetivo eliminar la grasa superficial (el clásico michelín) y profunda (intraabdominal), localizada en diferentes partes del cuerpo.

Esta técnica combina dos tratamientos efectivos, el láser lipolítico que “disuelve” la grasa, la cual posteriormente será quemada de forma natural a través de las contracciones musculares y, la Hidrolipoclasia que se encarga de “romper” las células grasas (adipocito).

Tratamientos utilizados: láser lipolítico e hidrolipoclasia

Para la aplicación de láser lipolítico se utiliza un láser de diodo con una longitud de onda de 635-650nm y de luz fría, de forma no invasiva y sin pasar por el quirófano. Este transmite energía que actúa de forma específica sobre el tejido adiposo, estimulando la producción de lisozima, una enzima que metaboliza la grasa para transformarla en ácidos grasos esenciales (omega 3,6 y 9) que irán directamente a la sangre.

Por otro lado, la hidrolipoclasia es una liposucción sin cirugía, que combina inyecciones de suero hiposmolar con ultrasonidos de baja frecuencia. Juntos logran romper las células grasas, reduciendo los volúmenes y moldeando la figura.

Un aspecto importante para considerar es que, al romperse los adipocitos la grasa de depósito no se volverá a acumular, siempre y cuando el paciente mantenga un peso alrededor de 4 kilos arriba o abajo.

¿Para qué sirve la intralipoterapia?

La intralipoterapia es un tratamiento médico estético sin cirugía utilizado para reducir de forma definitiva la grasa localizada, esa que no se puede eliminar utilizando dietas o ejercicios ya que en muchas ocasiones estos tejidos adiposos tienen su origen en factores genéticos.

Los beneficios de la intralipoterapia son muchos tanto para hombres como para mujeres:

  • Moldea la figura ya que actúa directamente sobre la grasa localizada.
  • Reduce el volumen en general.
  • Reduce la celulitis.
  • Disminuye la sensación de fatiga y cansancio.
  • Mejora la elasticidad y tono de la piel.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio, gracias a la metabolización de los ácidos grasos.
  • Mejora el tono muscular.
  • Disminuye la flacidez.

Durante el tratamiento es importante que el paciente siga una dieta alimentaria baja en grasas y alcohol para favorecer la eliminación de la grasa a través de los procesos metabólicos naturales. Asimismo deberá utilizar una faja de comprensión media en la zona tratada para que esta remodele la figura y evite la flacidez.

La intralipoterapia es un tratamiento ambulatorio que necesita de varias sesiones dependiendo de las características y zona a tratar del paciente. Los resultados son visibles tras su aplicación, aunque para apreciar sus beneficios al máximo se debe esperar algunas  semanas.

En Centro médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, contamos con los mejores profesionales para este tratamiento, consulta tu caso y comienza a presumir tu figura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *