¿Por qué salen los lunares?Ya hablamos anteriormente de cómo eliminar las verrugas y hoy vamos a hablar sobre por qué salen los lunares, cuándo debes preocuparte y cómo eliminarlos.

Los lunares son crecimientos cutáneos sobre la piel, aparecen cuando los melanocitos (células que producen el pigmento de la piel) crecen en grupos. Los lunares son muy comunes y pueden visualizarse en cualquier parte del cuerpo con diferentes formas y texturas, pueden ser marrones, rosados, rojos, azules o negros, en su mayoría de forma redonda u ovalada.

En general los lunares son inocuos, una persona tiene de promedio entre 10 y 40 lunares, no obstante, hay que vigilarlos, ya que, si sangran, cambia de color, producen picazón…será necesario su análisis.

Tipos de lunares

Es normal que te preguntes por qué salen los lunares y una respuesta acertada es que tienen una influencia genética, y desde el nacimiento, todas las personas presentan ciertos lunares producidos por una distribución anómala de la melanina, del mismo modo pueden surgir más durante la infancia y adolescencia, incluso en la edad adulta pueden continuar apareciendo.

1.    Lunares comunes

Su presencia se debe a la acumulación de melanocitos, por lo general su tamaño no supera los 5 milímetros de ancho. Pueden ser redondos u ovalados con una superficie lisa. Cómo hemos dicho antes, una persona puede tener entre 10 y 40 lunares comunes.

2.    Nevos congénitos

Son lunares de nacimiento o aparecen en el primer año de vida, suele ser oscuro y a menudo velludo. Pueden ser de gran tamaño (5 cm) y van creciendo conforme el niño crece, pero rara vez se vuelve un melanoma.

3.    Nevos displásicos

También conocidos como lunares atípicos. Suelen ser planos con una superficie lisa, diferente de los lunares comunes, tienen bordes desiguales y pueden ser de varios colores, azules, marrones, entre otros. Cuanto mayor sea el número de lunares de este tipo en una persona, mayor es el riesgo de melanoma.

¿Cuándo debemos preocuparnos?

Existe una forma de revisar los lunares para diferenciar ciertas características que puedan requerir atención, mediante el test del ABCDE.

  • Asimetría: ¿el lunar tiene una apariencia asimétrica?
  • Bordes: no son redondos ni ovalados, al contrario, son irregulares.
  • Color: variación de color del propio lunar de forma inusual.
  • Diámetro: por lo general, los melanomas tienen un diámetro mayor a (6 mm) que los lunares comunes.
  • Evolución: cambio de apariencia y tamaño o un lunar nuevo en personas de más de 30 años.

Es importante que observes y conozcas por qué salen los lunares, ya que, si notas algunos síntomas extraños debes acudir de inmediato al médico. Controlar los lunares es fundamental para detectar un posible melanoma. Es por ello que, tienes que estar prevenido si el lunar te produce dolor, hormigueo o irritación, si sangra o cambia de color o tamaño y si esto te ocurre, es necesario un análisis para evitar cualquier complicación frente a un posible cáncer de piel.

De igual forma, las personas de piel clara que están expuestas constantemente a los rayos solares tienden aumentar el número de lunares, si este es tu caso te recomendamos visitar al médico con frecuencia.

¿Cómo eliminarlos?

Los lunares en su mayoría no necesitan tratamiento, pero si es preciso un seguimiento cuando notas algún cambio. No obstante, en algunos casos puede suponer un problema estético, por lo que en función del tipo de lunar se puede realizar su extirpación, empleando algunos procedimientos estéticos ambulatorios. Por ejemplo:

Láser de Nd: Yag de pulso largo

La eliminación de lunares mediante esta técnica requiere de un estudio médico previo. Este láser puede eliminar lunares en una sola sesión sin lesionar la piel.

El láser de Nd: Yag de pulso largo se realiza a través de un dispositivo de emisión láser que produce un calentamiento sobre el pigmento de la piel. El resultado sobre la melanina permite la eliminación tanto de verrugas como lunares.

Los resultados son visibles de forma inmediata, solo se produce una costra que al caerse deja la piel lisa.

Fototerapia

La fototerapia es una técnica donde se aplican distintos fotones de luz de distintas longitudes de onda para estimular las diferentes capas de la piel. Es un tratamiento eficaz para pieles sensibles, que ayuda a reducir pigmentaciones y blanqueamiento. Es un tratamiento que se puede combinar con otros procedimientos estéticos para lograr mejores resultados.

La aparición de los lunares está regulada esencialmente por el componente genético de la persona, no obstante, la exposición al sol puede influir en que aparezcan una mayor cantidad. Siempre es vital que conozcas por qué salen los lunares y que consultes al médico cualquier duda, ya que, este valorará si el lunar presenta síntomas malignos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + diecinueve =