propiedades del ajoDesde la Antigüedad, el ajo ha sido utilizado con fines medicinales debido a sus potentes propiedades. Sobre todo, en su estado natural, es decir, crudo.

Es uno de los alimentos con más beneficios para el organismo, por lo que es recomendable incluirlo en la dieta diaria. Sus propiedades abarcan desde la prevención de enfermedades hasta las antibióticas, aunque para una correcta ingesta de ajo es aconsejable consultar con un experto en nutrición. ¡Sigue leyendo para saber más!

El ajo, un alimento muy beneficioso para la salud

El ajo es rico en vitaminas y minerales. Contiene vitamina C, manganeso, potasio, zinc  y selenio, entre otros.

Del mismo modo, contiene sulfuro de alilo, que se obtiene cuando se muelen o trituran los ajos y que beneficia notablemente el proceso digestivo.

Un antioxidante natural

El ajo tiene propiedades antioxidantes debidas, en gran parte, a un compuesto llamado alicina, el cual es el principal responsable de sus beneficios, así como de su aroma.

Estas propiedades protegen al organismo de radicales libres responsables de muchas enfermedades, como artritis, diabetes, afecciones cardiovasculares, así como algunos tipos de cáncer y Alzhéimer.

Antibiótico natural

Estudios científicos han demostrado que el ajo funciona como un antibiótico natural, ya que ataca a los microbios, lo que permite abordar y controlar infecciones bacterianas.

Asimismo, sus propiedades antisépticas pueden prevenir el crecimiento de bacterias, por lo que se emplea para eliminar parásitos intestinales.

Propiedades hipotensoras

El consumo de ajo contribuye a controlar la tensión arterial, pues posee propiedades hipotensoras, es decir, reduce la presión arterial. El ajo es un vasodilatador, en la medida que las personas envejecen, las arterias pierden la capacidad de flexionarse y estirase; por su parte, el ajo disminuye esta secuela, mejorando su elasticidad y ayudando así a que la sangre circule de forma fluida.

Del mismo modo, sus efectos depurativos ayudan a mantener las arterias libres de grasa, por lo que es un excepcional alimento para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

El ajo se utiliza mucho en nuestra cocina. Además de dar ese sabor especial y característico a nuestras comidas, evita el uso excesivo de sal en las recetas, que es una de las principales causas de enfermedades de la tensión y el corazón.

Sin duda, las propiedades de este alimento para el organismo son muy numerosas, y seguro que todavía quedan bondades por descubrir, no en vano muchos lo consideran un superalimento.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *