queratosis seborreica qué es y tratamientoLa queratosis seborreica es una afección poco habitual que aparece en las capas superficiales de la piel. Su apariencia es similar a la de un lunar o verruga que se levanta ligeramente sobre la epidermis, su tamaño es variable y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, incluso en el rostro donde afloran con mayor frecuencia.

¿Qué es la queratosis seborreica?

La queratosis seborreica son tumores benignos e inofensivos que salen en la piel y tienen el aspecto ceroso y escamoso. Generalmente afectan a las personas de edad avanzada, sin embargo, a veces puede llegar a aparecer a partir de los 40 años. Todavía se desconocen sus causas, aunque es más común en personas con antecedentes familiares.

Del mismo modo, estas lesiones tienen un crecimiento lento y pueden surgir en el cuerpo de forma individual o en pequeños grupos con forma de racimos. No necesitan de un tratamiento al menos que estén irritadas, sin embargo, su presencia resulta estéticamente desagradable y puede afectar emocionalmente a quien lo padece.

Tratamiento para la queratosis seborreica

Las lesiones de la queratosis seborreica no son malignas, por lo que no requieren de un tratamiento, al menos que se irriten o sangren. Sin embargo existen varias opciones para eliminarlas debido a que su presencia supone un problema estético bastante desagradable.

Vaporizar la piel con láser de plasma

Este tratamiento no invasivo generalmente es utilizado para eliminar verrugas, pero funciona perfectamente en la queratosis seborreica.

Permite eliminar las lesiones o verrugas aplicando sobre ellas una onda de energía eléctrica (plasma) que vaporiza la piel. Con este proceso la lesión se torna blanca, debido a la muerte de las células, ocasionando su desprendimiento de la piel. Con el paso de los días se formarán nuevas células con una apariencia más natural.

Tratamiento con láser de ND: pulso largo

Este tratamiento permite obtener una piel lisa utilizando un láser que se encarga de calentar el pigmento de la piel, eliminando el crecimiento inusual que se había producido. Tras la aplicación del láser se produce una costra que al caerse deja la piel al natural. Una sola sesión puede ser suficiente para quitar las lesiones sin dejar cicatrices, pero dependerá de las características del paciente.

También existen otros tratamientos como el enfriamiento de la piel que consiste en congelar la parte afectada con nitrógeno o el llamado raspado de la piel, pero es mucho más invasivo que el tratamiento láser.

Aunque la queratosis seborreica no representa un riesgo para la salud y tampoco son afecciones dolorosas, igualmente, si deseas eliminarlas, puedes visitar nuestra clínica médico-estética, situada en Madrid, donde llevaremos a cabo un diagnóstico previo para evaluar tu afección y así ofrecerte la mejor solución.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =