El vientre hinchado en la menopausia es uno de los síntomas más comunes. Si es tu caso, en Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética situada en Madrid, te contamos cuÁles son sus causas y cómo puedes evitarlo.

La menopausia es la etapa donde la mujer experimenta cambios hormonales relacionados con el fin de su etapa fértil. Generalmente, a partir de los 45 años, el descenso de hormonas en combinación con el envejecimiento desencadena una gran cantidad de síntomas en el cuerpo femenino.

Causas del vientre hinchado en la menopausia

El climaterio comienza a afectar a las mujeres a partir de los 45 años, y puede llegar a durar entre 3 y 15 años. Durante esta etapa, el cuerpo y organismo femenino sufren una serie de cambios tanto fisiológicos como hormonales causados por el envejecimiento y la disminución de hormonas. En consecuencia, se producen una serie de dolencias y síntomas como sofocos, sudores nocturnos, irritabilidad, incontinencia urinaria, etc.

La hinchazón de vientre también es otro de los síntomas más comunes de este periodo. Suele estar provocado por el aumento de la grasa abdominal y la retención de líquidos, lo que en muchos casos termina causando estreñimiento y aumento de gases. La zona abdominal se hincha por completo ocasionando molestias, en especial, tras las comidas.

¿Cómo evitar la hinchazón abdominal durante la menopausia?

Si bien es cierto que la menopausia acarrea efectos en el cuerpo de las mujeres que simplemente no podemos evitar, también hay otros efectos que podemos calmar con la ayuda de ciertos consejos:

Cuida tu alimentación

Si eres una persona que cuida muy bien su alimentación, es poco probable que la hinchazón de vientre te afecte durante la menopausia. Pero, si por el contrario, tu alimentación no es demasiado equilibrada y sana, pide ayuda a un profesional que te paute la mejor dieta para evitar el vientre hinchado.

En Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética, te ofrecemos un estudio integral analítico para conocer tus hábitos alimenticios. Así, con un control adecuado de la alimentación, podrás eliminar ese vientre hinchado.

Lleva un ritmo de vida activo

Un cambio que te beneficiará en todos los aspectos, tanto físico, como emocional y mental. Un ritmo de vida en constante movimiento te mantendrá alejada del sedentarismo, y en consecuencia del vientre inflamado.

Elimina el tabaco y el alcohol

Los hábitos tóxicos o nocivos como el consumo de alcohol o el tabaquismo son perjudiciales para tu salud en todos los sentidos. Por tanto, lo recomendable es elegir alternativas saludables a estos hábitos como el consumo de frutas y verduras de hoja verde.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *