Hay extraordinarios alimentos que, por su gran aporte nutricional, se recomienda incluir en nuestra dieta. No dudes en consultar con un experto nutricionista para complementar tu búsqueda de superalimentos.

El bimi (también conocido como broccolini) es uno de ellos, un nuevo superalimento que está dando mucho de qué hablar. Se trata de una hortaliza híbrida, producto de la unión entre el brócoli y la col china. Su aspecto es muy similar al brócoli, con tallos muy semejantes a los espárragos; sin embargo, para nuestro paladar tiene un sabor más dulce y suave que el brócoli, por lo que resulta más apetitoso.

Cómo consumirlo

Este superalimento es de fácil digestión, se puede consumir en el desayuno o en la merienda y de forma natural -la más recomendable-. En una rica ensalada o sándwich, también salteado acompañado con vegetales, carnes o pescados; al vapor o la plancha, simplemente échale imaginación.

Cualquier alternativa es válida, ya que de este superalimento no se desperdicia nada, pues es comestible desde el tallo hasta la hoja. Puedes refrigerarlo para su conservación, que es más duradera que la del brócoli; pero evita congelarlo, ya que pierde cualidades alimenticias.

Aportes y beneficios

El bimi es rico en minerales como el hierro, calcio, zinc, fósforo, níquel y magnesio, y tiene un alto contenido de vitamina C, así como compuestos bioactivos entre los que se encuentran los carotenoides, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Es un gran aliado en la prevención del cáncer, enfermedades cardiovasculares y la formación de cataratas. También presenta una excelente proporción de proteína vegetal.

Dónde encontrarlo

Su origen se remonta a los años 90 en el continente asiático, pero ha sido recientemente cuando ha empezado a destacar debido a sus grandes aportes, convirtiéndose en un superalimento. Al principio era difícil encontrar, pero en la actualidad lo verás en los grandes supermercados y los menús de numerosos restaurantes.

Su cultivo se da en un clima cálido; su recolección y envasado es fundamental, ya que debe hacerse de forma delicada y profesional. Al adquirir este alimento debes observar que tenga un color verde intenso y sea firme, pues a medida que pierde frescura se torna amarillo, frágil y quebradizo.

 

En unos momentos en los que la comida poco saludable sigue teniendo un gran auge, se hace necesario el consumo de este tipo de alimentos, que no son simples modas; por el contario, son muy beneficiosos enmarcados en una dieta equillibrada.

El bimi pasará a formar parte de nuestros ingredientes favoritos por su cantidad de nutrientes y beneficios para el organismo, además de su agradable sabor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *