Drenaje linfático en piernas: antes y después

La retención de líquidos puede producirse por una dieta poco saludable, hábitos sedentarios o como consecuencia de una intervención quirúrgica: en todos estos casos, el drenaje linfático en piernas antes y después puede ser una excelente alternativa para combatir los efectos perjudiciales de la retención de líquidos sobre la apariencia de la piel.

En esta ocasión, desde Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, te informamos sobre las características del drenaje linfático y sus resultados.

¿Qué es un drenaje linfático?

El drenaje linfático es una variedad de masaje pausado y sutil, que se aplica específicamente sobre el sistema circulatorio, concretamente siguiendo la dirección de los vasos linfáticos. Su principal propósito es poner en movimiento ciertos líquidos que promueven la eliminación de toxinas y otros desechos, que se acumulan entre las células.

¿Cómo funciona?

Además de combatir la retención de líquidos, el drenaje linfático se usa también para tratar la celulitis, el acné o la mala circulación de la sangre. En el mismo sentido, el drenaje linfático cuando se realiza a nivel facial puede reducir la aparición de arrugas y bolsas, demostrando que puede ser muy efectivo para tratamientos enfocados en la piel.

¿Cómo hacer un drenaje linfático en las piernas?

El drenaje linfático puede aplicarse a nivel facial o corporal. En este último caso, el drenaje linfático en piernas antes y después se orienta específicamente en la retención de líquidos que puede apreciarse en las piernas.

En la mayoría de los casos, se realiza una intervención manual sobre la zona afectada de las piernas, aunque en la actualidad también existe tecnología que imita los resultados que se pueden obtener mediante el drenaje linfático manual.

Su principal ventaja es que aceleran el proceso y los resultados se aprecian más rápidamente. Una de esas alternativas es la presoterapia, un tratamiento que hace uso de la presión del aire para dinamizar el sistema linfático.

¿Qué hacer después de un drenaje linfático?

Como se trata de un masaje suave, que se lleva a cabo en sesiones de hasta una hora de duración, no hay mayores problemas o cuidados a tener en cuenta después. Sin embargo, quienes hayan sufrido trombos, insuficiencia cardíaca o cáncer deben tener cuidado por posibles consecuencias negativas, siendo imprescindible que consulten previamente a un profesional.

¿Cuántas sesiones de drenaje linfático son necesarias?

Dependerá del problema inicial del paciente y si se lleva a cabo sólo o combinado con otros tratamientos. En aquellos casos donde se busca eliminar la retención de líquidos o pérdida de volumen, veremos los resultados desde la primera sesión. Lo habitual es llevar a cabo entre 4 y 8 sesiones, separadas entre ellas por lo menos 72h.

Resultados: antes y después

Algunos de los principales beneficios y resultados del drenaje linfático son:

  • Reabsorción de líquidos
  • Reduce inflamación
  • Elimina toxinas
  • Posee una acción sedante sobre el dolor.
  • Mejora las defensas del organismo.
  • La relajación que produce es ideal en casos de estrés.

Si quieres un diagnóstico previo para pautarte el mejor tratamiento para ti, no dudes en contactar con nosotros en el 676 043 524.

09/06/2022
POR LUCIA
ETIQUETAS belleza cuidados de la piel eliminar grasa
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.