Flacidez en las mejillas: Causas, tratamiento y resultados

Uno de los rasgos más característicos del envejecimiento es la flacidez en las mejillas produciéndose un descolgamiento de estas y una pérdida de volumen en los pómulos.

Hoy veremos las causas, así como el mejor tratamiento médico-estético sin cirugía y cuáles son los resultados que obtendremos.

Causas de la flacidez en las mejillas

Como hemos dicho anteriormente, el paso de los años hace que la piel comience a manifestar signos de flacidez y falta de tersura en la zona de las mejillas, debido tanto a la pérdida de fijación de la piel a los músculos subyacentes como a la perdida de soporte por pérdida de soporte graso facial y reabsorción ósea del pómulo produciendo el efecto de mejillas hundidas y ojeras marcadas.

La piel del rostro, con el envejecimiento, deja de producir elementos esenciales como colágeno, y elastina que forman un mallado que fija la piel al músculo subyacente, al producir menos colágeno y elastina el mallado se va perdiendo y la piel comienza a despegarse del músculo, eso junto con la pérdida de soportes grasos faciales produce, un descolgamiento de las mejillas y de forma secundaria unas ojeras más marcadas.

También existen otros factores que pueden acelerar este proceso como la pérdida rápida de peso que produce una pérdida de soportes grasos faciales, falta de aporte de proteínas en la dieta (precursores del colágeno y elastina de la piel), la exposición a los rayos solares sin la debida protección.

Tratamiento

En el caso de la flacidez de las mejillas, la mejor opción es aplicar ácido hialurónico en los pómulos, un implante de relleno para recuperar volumen perdido de esos soportes grasos faciales, siempre manteniendo la naturalidad.  El ácido hialurónico que se aplica para este fin es de alta reticulación para recuperar el volumen perdido pero siempre desde la naturalidad, es aplicada mediante inyecciones en la zona previamente marcada para lograr esa recuperación de volúmenes faciales y al ser una sustancia propia de la piel y reabsorbible, no cuenta con ningún efecto secundario.

Esta sustancia atrapa agua en su molécula y produce un efecto no sólo de recuperación del volumen perdido si no también un efecto de rehidratación en la piel de las mejillas que recubre los pómulos cuando estos han perdido volumen.

Debemos recordar que los pómulos son una parte fundamental para la zona periocular, puesto que se encargan de tensar la piel de los ojos y recuperar la tensión de las mejillas eliminando las sombras del rostro y contrarrestando la flacidez.

De esta forma, cuando se produce la flacidez en las mejillas hace que el rostro se vea más envejecido y de más sensación de cansancio por un aumento de la profundidad y longitud de la ojera.

La aplicación de ácido hialurónico en esta zona hará que recuperemos el volumen perdido y revitalicemos la zona no sólo de la mejilla si no de una forma indirecta también de la zona periocular. En ocasiones, para conseguir un resultado equilibrado y natural, recomendamos el Total Face que es un rejuvenecimiento facial integral y sin cirugía donde tratamos todos los signos del envejecimiento de forma armónica y equilibrada. Tratamos de forma conjunta la calidad de la piel, las arrugas, pérdida de volumen y flacidez.

Resultados 

Tras la aplicación de ácido hialurónico en los pómulos, las mejillas se verán con una piel más tersa y fina, así como con un aspecto mejorado de la dermis gracias a la rehidratación que aporta el ácido hialurónico.

A los pocos días de la aplicación podrás ya ver los resultados que pueden durar de 6 a 12 meses según cada paciente y de sus cuidados faciales.

Si quieres un tratamiento para eliminar la flacidez de las mejillas, no dudes en contactar con nuestra clínica de medicina estética en Madrid, donde tras un diagnóstico previo, te pautaremos el mejor tratamiento según tu caso. ¡Llámanos al 676 043 524!

03/03/2022
POR RUSINOL
ETIQUETAS ácido hialurónico belleza cuidados de la piel
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Llámanos al 676 043 524 ó déjanos tu teléfono y te llamamos