Existen numerosos bulos en lo que a nutrición y alimentación saludable se refiere, como que para adelgazar hay que dejar de comer o hacerlo en porciones muy pequeñas.

Sin embargo, no se trata tanto de la cantidad, sino de la calidad de nuestra dieta. Es importante saber que cuando nos saltamos comidas o evitamos los carbohidratos, conseguimos justo lo contrario a lo deseado.

Si el organismo no encuentra los alimentos que debe consumir y usar como “combustible”, comenzará a crear reservas de grasa como medida preventiva. Te contamos cómo evitar el exceso de grasa en el cuerpo, siempre de forma saludable. ¡Sigue leyendo!

Multiplica tus comidas

Saltarse comidas solo causará efectos adversos y para nada te ayudará a adelgazar de forma saludable. No obstante, comer grandes cantidades de alimentos tampoco es lo indicado.

Cuanto más abundante sea el plato, más tardarás en procesarlo, causando pesadez en la digestión y deshidratación en tu organismo.

Procura ingerir unas cinco comidas diarias compuestas por porciones moderadas, dentro del marco de una dieta equilibrada.

Cuidado con los ingredientes y la preparación

Consume alimentos de origen vegetal como frutas, vegetales y cereales integrales, acompañados de productos lácteos con bajo contenido en grasa.

Evita las grasas saturadas presente en carnes y modera el consumo de queso y mantequilla. Apuesta, en cambio, por grasas saludables como las del pescado, los frutos secos y las de algunos aceites vegetales.

En cuanto a la preparación, evita las frituras. Cocina en el horno, a la plancha o alimentos hervidos o crudos.

No olvides la hidratación

Para evitar el exceso de grasa en el cuerpo, también son importantes los líquidos. Reemplaza las bebidas azucaradas por agua. Recuerda que esta es más saludable que cualquier otra bebida y tómala abundantemente en cada comida y entre las mismas.

Se pueden hacer excepciones, pero procura no abusar del consumo de bebidas azucaradas-

Actividad física para complementar la dieta

Además de seguir una dieta equilibrada, es necesario realizar un poco de ejercicio físico para evitar el almacenamiento de grasa en el cuerpo.

Empieza caminando* unos 30 minutos a diario y ve aumentando el nivel de dificultad poco a poco. Añade un par de ejercicios de fortalecimiento muscular al menos dos veces a la semana para lograr mejores resultados en menos tiempo.

Un cuerpo saludable y sin exceso de grasa requiere de esfuerzo y un estilo de vida saludable. Es posible mantenerse en buena forma sin dietas mágicas ni pasarse el día en el gimnasio, solo debes seguir las recomendaciones del Centro Médico Rusiñol.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *