Menú dieta proteicaLa dieta proteica o también conocida como dieta hiperproteica, se ha convertido en uno de los métodos más utilizados para disminuir el peso. Hoy os traemos un menú paso a paso para entender en qué consiste esta dieta.

A continuación, descubre las respuestas a estas y otras interrogantes acerca de la dieta proteica.

¿En qué consiste?

Esta dieta consiste básicamente en reducir la ingesta de grasas y azúcares y suplantarla por alimentos ricos en proteínas tanto de origen animal como vegetal.

Alimentos proteicos como la carne, el pescado y los huevos, así como los hidratos de carbono complejos como las verduras y algunas frutas, son opciones ideales para llevar a cabo esta dieta.

Del mismo modo, es importante evitar el consumo de carbohidratos refinados y elaborados, como arroz, pasta, pan o harina. Como resultado, la falta de carbohidratos refinados hará que nuestro organismo queme mucho más rápido la grasa.

Ya hablamos anteriormente de los alimentos permitidos en la dieta proteica por lo que sólo resaltaremos que esta dieta va acompañada de mucho líquido y platos llenos de fibra que ayudarán a los riñones, hígado y estomago a procesar mejor el exceso de proteínas.

 Ventajas de la dieta proteica para perder peso

La dieta proteica además de ser famosa por contribuir a la pérdida de peso, cuenta también con una serie de beneficios y peligros que debemos de tener en cuenta. Aquí sólo nombraremos algunas de las importantes ventajas de la dieta proteica para perder peso.

  • Aumento de músculo: el consumo de proteínas proporciona los aminoácidos que los músculos necesitan tras realizar ejercicios de fuerza. 
  • Pérdida de peso: las proteínas producen un efecto saciante de manera prolongada. De esta forma, llevando una dieta proteica es normal que te sientas saciado después de comer.
  • Disminuye la ansiedad o el estrés por comer.
  • No produce efecto rebote durante el proceso de adelgazamiento.

Menú paso a paso de la dieta proteica

Antes de realizar una dieta proteica, es necesario consultar con un profesional en nutrición sobre los menús semanales que podemos llevar a cabo. Es importante saber que cada caso es diferente, al igual que cada metabolismo.

Por lo tanto, es necesario acudir a un profesional que cree una dieta hecha a  medida de tus particularidades y supervise tu evolución. Aquí te dejamos un ejemplo de dieta proteica para que puedas hacerte una idea:

  • Desayuno: pan blanco o integral acompañado de mantequilla, jamón serrano, de pavo o cocido. Para beber un café, leche desnatada o cacao soluble.
  • Media mañana: frutos secos con yogur griego.
  • Almuerzo: carne con verduras (bajas en carbohidratos).
  • Merienda: pieza de fruta.
  • Cena: pescado y verduras.

Tal y como ves, no es necesario alimentarse exclusivamente de pollo y huevos para aumentar masa muscular y perder algo de peso. Solo basta con mantener una alimentación adecuada, pero rica en proteínas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 5 =