Hilos espiculados antes y después: Tratamiento y resultados

Si buscas deshacerte de la flacidez en tu piel, los hilos espiculados pueden ayudarte a frenar este efecto no deseado en tu rostro, puesto que a parte de prevenir y disminuir la flacidez, estimulan la formación de colágeno consiguiento mejorar la calidad de la piel. Sigue leyendo para conocer más sobre los hilos espiculados, tratamiento y resultados.

¿Para qué sirven los hilos espiculados?

Hoy en día, los hilos tensores se conocen como un tratamiento ideal para combatir la flacidez tanto corporal como facial y que aportan muchos beneficios para la piel. Pero existen diferentes tipos de hilos según su objetivo:

  • Monofilamento: Perfectos para reafirmar la piel, estimular la producción de colágeno y atenuar las arrugas finas.
  • Multifilamento: Más gruesos que consiguen mayor volumen y un efecto de relleno muy natural.
  • De ácido poliláctico para redefinir el rostro y recuperar el volumen perdido de forma inmediata.
  • Espiculados: Cuentan con espículas bidireccionales (a diferencia de los anteriores) para incrementar la tracción en la piel. Además, estos generan más colágeno y consiguen una mayor tensión en la piel consiguiendo como resultado un aspecto más rejuvenecido y firme.

En el caso de los hilos espiculados son ideales en caso de flacidez media, cuando se requiere recuperar la tensión facial como consecuencia de la piel caída. Con ellos, se logra conseguir un efecto tensor a través de su inserción siguiendo las líneas de descolgamiento en la piel para evitar su progresión. Eso sí, siempre teniendo en cuenta los vectores del movimiento para lograr un resultado no solo efectivo, sino natural y duradero.

Tratamiento de los hilos espiculados

Para este tratamiento se emplea anestesia local para evitar cualquier tipo de molestia. Durante el tratamiento, es posible experimentar algo de presión y tracción, no dolor.

Dentro de los tratamientos faciales,  en caso de querer tratar de forma global todo el rostro, también contamos con un rejuvenecimiento integral con hilos donde tratamos todos los signos del envejecimiento de forma integral y equilibrada consiguiendo un resultado muy natural.

Los hilos espiculados ofrecen muchas opciones para combinar con otros tratamientos según el objetivo que busquemos:

  • Mejorar el contorno de la mejilla: Utilizamos los hilos espiculados para dar mayor para tensar combinándolo con ácido hialurónico para recuperar volúmenes perdidos.
  • Mejorar las líneas de marioneta: A través de los hilos tensores las mejoramos y combinada con ácido hialurónico en los puntos soporte, además, tratamos la línea mandibular.
  • Definición línea mandibular: Mediante los hilos tensores y la mentoplastia (relleno de mentón con ácido hialurónico), conseguimos reposicionar el mentón y darle el punto soporte perdido a la línea mandibular que terminaremos tensando mediante hilos espiculados que situaremos siguiendo esa línea mandibular para mejorar el mallado de colágeno y elastina que da soporte y tensión a la zona.

Beneficios del tratamiento de hilos tensores espiculados

La principal ventaja de este tratamiento es el incremento de la producción de colágeno tipo I y III con lo que el efecto tensor es mayor. También se cuenta con la disposición de que las espículas pueden ser multidireccionales, bidireccionales o unidireccionales. Cada uno de estos tiene una indicación concreta en función del área y el problema que se quiera tratar.

¿Aún tienes dudas sobre el tratamiento de los hilos tensores espiculados? Llama a nuestro Centro Médico Rusiñol, clínica de medicina estética en Madrid, para consultar tu caso y mejorar el tono y flacidez de tu piel sin problema.

31/03/2022
POR RUSINOL
ETIQUETAS antienvejecimiento arrugas de expresión belleza
Quizás te interese
0
Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.